Mostrando entradas con la etiqueta Maffo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Maffo. Mostrar todas las entradas

martes, 18 de abril de 2017

Los 90 del Cachao de Maffo



El sonero más grande de Maffo en todos los tiempos cumplió 90 años este 14 de abril.
Por Arnoldo Fernández Verdecia. caracoldeaguaoriente@gmail.com  

Suena un tres en la tarde y rompe el Son a Maffo. Parece un juglar escapado del San José, con su sombrero calado, la guayabera y esa voz inconfundible que produce una calidez contagiosa. Enseguida uno está repitiendo el estribillo de la canción y adorando a Oscar Mora Fornaris, uno de los soneros más importantes del oriente cubano y el más grande de Contramaestre.  

Por sus palabras conversadas con el realizador de radio, Paco Miranda, este domingo en la casa de cultura Chile Morín de Maffo,  supe de los 40 centavos que nunca reunió para comprar aquel tres añorado, junto a sus amigos del cuarteto Mije. La mayoría consiguió la cantidad acordada, pero Mora Fornaris no pudo y sus camaradas empezaron a llamarlo a partir de ahí, “Cachao”. En lo adelante, ese  fue su nombre artístico, así todos lo conocemos hoy; con el mismo ganó el “Premio Memoria Viva 2014”.

Cachao confiesa a Paco, que desde los nueve años ya tocaba el tres. A los quince crea el primer conjunto del barrio de Maffo, llamado casualmente Mije; después convertido en cuarteto y muy famoso en las fiestas del San José. Años después crea el apreciado trío Alba, del que forma parte durante décadas, hasta que finalmente decide hacer su vida musical en solitario.

Al cumplir los 90 años este 14 de abril, muchas acciones culturales se hicieron en Maffo para celebrarlo, entre ellas, la realización en vivo del programa de radio “Ecos de un laúd”, dedicado completamente a su obra creativa. Importantes valores  del patio como Ubenilde Bello, el cuarteto Guaicán y Derlis Rosales, entre otros; dedicaron sus creaciones a  la emblemática  figura de la música local.

En sus palabras de agradecimiento  “Cachao” dijo: “Felicidades a mi pueblo de Maffo aquí y fuera de fronteras. Dios los acompañe donde quiere que estén. Los amo a todos por igual. Pido salud a Dios para seguir haciendo lo que me gusta”. 

Galería con momentos especiales dedicados a Cachao en su 90 cumpleaños

 

miércoles, 5 de abril de 2017

Don Pepe vomitó fuego sobre Maffo*



No pude evitar  que me hicieran una foto junto a este legendario cañón.
Este 3 de abril la Casa Memorial Orlando Pantoja Tamayo en Contramaestre, unida a la Sociedad Cultural José Martí, desarrolló la segunda edición de la ya popular peña “El Cañón Don Pepe”, dedicada en esta ocasión a niños  y jóvenes del barrio de Maffo.

Unas 50 personas acudieron a la cita con la cultura, la historia y la identidad del lugar. Esta vez se habló sobre la historia de la Unión de Pioneros de Cuba, devenida Organización de Pioneros José Martí. También se conversó largo e interesante sobre los creadores de la escuela Mariana Grajales.

El animador principal de la peña “El Cañón Don Pepe”, el conocido artista plástico René Emonides Quintana, tuvo a su cargo las palabras de bienvenida a los participantes y contó con el talento artístico de importantes figuras de la cultura local como Cachao, el Polo de Maffo y el decimista popular Virgilio Estrada.

Fue impresionante apreciar la voz de Cachao cantando el Son a Maffo, ovacionado largamente por jóvenes y niños,  impresionados ante este juglar, todo un símbolo de la cultura local, quizás no valorado como realmente merece por su obra creativa.

La peña tuvo un visitante de la Junta Provincial de la Sociedad Cultural José Martí en Santiago de Cuba, el profesor Antonio Isaac Hechavarría. Sus palabras sobre este acontecimiento lo dicen todo: “Fuera de Santiago de Cuba, no existe ninguna peña con estas características. Honor a quien honor merece. Ustedes han logrado hacer lo que otros ni siquiera  consiguen. Felicidades. Maffo merece acciones culturales como estas”. 

*Ver galería de fotos sobre la peña en el blog Contramaestre crecido

domingo, 19 de marzo de 2017

El primer disparo del cañón Don Pepe en el San José de Maffo



Cartel oficial promoviendo el San José del Maffo insular.

Por Arnoldo Fernández Verdecia. caracoldeaguaonline@gmail.com 

En el pueblo de Maffo se desarrolló este jueves 2 de marzo, la peña El cañón Don Pepe, en el horario de 3 a cuatro de la tarde, bajo la conducción del poeta y pintor René Emonides Quintana. La sede de la cita se produjo en la casa memorial Orlando Pantoja Tamayo, institución encargada de organizar el evento junto a la Sociedad Cultural José Martí en Contramaestre.

Durante la velada vespertina se presentaron talentos artísticos del pueblo, entre los que sobresalió Cachao, Premio Memoria Viva, encargado de, a toque de guitarra y con el Son a Maffo, darles la bienvenida a los participantes que pasaban las veinte personas. Juan Antonio, el Polo de Maffo, deleitó a todos con versiones de la obra de Polo Montañés, muy apreciadas por el público.
 
Cachao alegró a todos con el Son a Maffo. 

Hubo momentos de reflexión sobre lugares emblemáticos de Maffo, como Los Tinajones; Las Lajitas, también se conversó con mucha inteligencia sobre el valor de la obra martiana como fuente liberadora del pensamiento y hubo una exposición de una de las mujeres creadoras más destacadas del municipio, Josefa Tamayo.

René Emonides Quintana condujo el espacio con desenfado y según el miembro de la Junta Provincial de la Sociedad Cultural José Martí, que  participó en la misma, hubo  calidad en todas las entregas ofrecidas por El Cañón Don Pepe, especialmente la destreza con que lo hizo su animador Emonides Quintana.

La primera edición de la peña se dedicó al 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer y a las fiestas por el San José de Maffo a celebrarse este 18 y 19 de marzo.

A las ofertas artísticas se unió un momento de reflexión para compartir buen café cubano  y  té  de anís, acompañado de una sabrosa panetela cocida en los hornos hogareños de una de las casas de Maffo.

La peña El cañón de Pepe se realizará todos los día 2 de cada mes y colaboran en los aseguramientos de la misma, el Presidente del Consejo de Poblado, Benedicto Enamorado, así como la escuela Mariana Grajales y la casa de cultura Gerardo Morín Frías.

viernes, 6 de enero de 2017

El héroe troyano de mi pueblo no se llamaba Héctor



El héroe de mi Troya cercana. Fot. archivo familiar.

Por Arnoldo Fernández Verdecia. caracoldeaguaoriente@gmail.com 

Amado Rosales Rosabal (Amadito), es considerado un héroe de la Patria por sus hazañas guerrilleras en Contramaestre; casi todos aquí las conocen,  pero muy pocos saben que antes de ser un gran guerrero, tuvo una vida sencilla y murió como el Héctor de la Ilíada de Homero.

Ya el diminutivo decía hasta donde había calado en la sociabilidad popular: Amadito. En ello tuvo que ver el hecho de ser chófer de alquiler en el tramo Contramaestre-Venta de Casanovas y el trato ligero usado allí por todos sus colegas de labor. Era primo segundo de mi abuelo por parte de madre; incluso trabajaron juntos.

Amadito era un hombre de palabra fácil, trato afectuoso. Así que el achicamiento del nombre lo describía muy bien.
Esta imagen habla de sus días como chófer de alquiler. Fot. archivo familiar.
Nació en el seno de una numerosa familia el 19 de marzo de 1931. Tenía 13 hermanos. Sus padres eran Amado Rosales y Argelia Rosabal. Por los documentos de la época, a los hijos siempre se inscribían en la cabecera municipal, por ese entonces Jiguaní. Allí aparece registrado su lugar de nacimiento ante la historia, cuando en realidad hizo su vida en Maffo y sobre todo en Pueblo Nuevo.

Como cada cubano reyoyo, era aficionado a la pelota y al dominó,   así que se le veía jugar béisbol en Maibío, La Graciana, Baire, América. Al segundo de los pasatiempos, también le dedicaba momentos de ocio; dicen que era bueno, no de los que solo sabía poner fichas.

De Reina Bárzaga, su esposa, con la que estuvo legalmente casado, casi no se habla.  Fue su amor ideal, hasta que se involucró en la lucha contra Batista, primero en la clandestinidad,  quemando cañaverales, repartiendo propaganda subversiva, incluso fue de los que se atrevió a prenderle fuego  con dinamita al tramo de ferrocarril que unía a Contramaestre y Baire.

Cuando ya estaba tostado, como se dice en el argot popular, porque se sabía de su obra clandestina; tuvo que irse a la Sierra Maestra, donde peleó a las órdenes del comandante Juan Almeida Bosque. Almeida le ordenó operar en Matías, como parte del Tercer Frente Oriental. Por su bravura e inteligencia, fue ascendido al grado de teniente.

El 17 de noviembre de 1958, durante una acción militar, es mortalmente herido. ¿Cómo ocurrió el hecho? Junto a sus hombres colocó una mina en un tramo de la Carretera Central a dos minutos aproximadamente del Cruce de la Anacahuita. Se retiraron a un lugar seguro. El objetivo era un medio blindado del ejército de Fulgencio Batista (una tanqueta).  Al producirse la detonación, Amadito regresó al lugar a recoger armas de los supuestos caídos, pero la tanqueta no sufrió daño y venía escoltada por el sargento Beto Venero, uno de los matones más temidos de todo Jiguaní. Lo acribillaron a tiros. Su cuerpo fue colocado sobre el capó de un jeep como trofeo de guerra y lo exhibieron por toda la Carretera Central desde Contramaestre, Cruce de Anacahuita, La Ratonera, Pueblo Nuevo, Baire, Jiguaní y  Santa Rita. Finalmente lo enterraron en el cementerio de Bayamo.

Actualmente sus restos están en el campo santo de Baire, al que fueron trasladados, gracias a la gestión de familiares y amigos. Puede verse su nombre en el Panteón de los Mártires de allí. 
Obelisco que fija ante la historia el lugar donde fue abatido por las balas del matón Beto Venero. Fot. tomada por A. Fdez.
En lo personal, estudié en la escuelita rural Domingo Portela, a unos trescientos metros del lugar donde fue asesinado en combate. Crecí escuchando sus hazañas;  los pormenores de su muerte. En mi casa de Anacahuita se hablaba con respeto de Amadito. Dice abuelo que tomaba café fuerte casi todos los días, sentado cómodamente en un taburete, mientras una avioneta del ejército sobrevolaba la zona.

Para mí siempre será Amadito, el héroe de mi Troya cercana, el que a muchos niños como yo les hubiera gustado ser. Inexplicablemente la escuela donde hice mis estudios primarios no tiene su nombre. ¡Cuántos Amaditos hubieran salido de sus aulas! Pero detrás de un buró alguien decidió de un plumazo y la historia se fue muy lejos.

viernes, 28 de octubre de 2016

El angelito del cementerio viejo de Maffo




Por Arnoldo Fernández Verdecia. caracoldeaguaoriente@gmail.com   

A Pily, por esta historia.

En la parte vieja del cementerio de Maffo puede verse, sobre una de las tumbas, un angelito en una pose ingenua que llama la atención de los que llegan hasta allí. Ha sido restaurado varias veces por sus propietarios: ¿Por qué lo han hecho?  ¿Qué historia invisible tiene el mismo?

Pues en la tumba está enterrado el matrimonio de José Pantoja Garcés y Leonor del Toro Pérez.  En vida tuvieron siete hijos: Pepe, Zoila, Leonarda, Armandito, Romarico, Noris y José Luis.

Lo más importante para José y Leonor era la familia, a ella consagraron la vida entera y por eso ganaron el amor y la veneración de hijos, familiares y amigos.

Según Milagro Vega Pantoja, por iniciativa de los hijos se encargó el angelito a un artesano y se colocó sobre la tumba de los amados padres.  Fue la forma más hermosa que encontraron de venerarlos.

Algo muy interesante que quizás muchos no sepan, es que a José Pantoja Garcés lo mató un rayo cuando arreglaba la chimenea de una panadería en Contramaestre. La muerte se llevó a Pepe cuando estaba en pleno goce de la vida y en perfectas condiciones de salud.

Lo curioso es que el angelito ha tenido que ser restaurado en varias ocasiones porque ha sido impactado por dos rayos, al igual que la primera persona en ser enterrada en el lugar. Es como si la naturaleza quisiera recordarnos una y otra vez la historia de la muerte de José Pantoja.

La familia Pantoja del Toro se empeña en cuidar el angelito; lo hace con recursos propios, para seguir honrando la memoria de sus padres, en especial la de José. Con sus alas desplegadas sigue ahí, a la vista de todos, como celoso guardián que protege la memoria de  un matrimonio  que puso por encima de todo el amor a los hijos, al trabajo, a Maffo y a Contramaestre.

viernes, 14 de octubre de 2016

Contramaestre fue tomado hoy por las palabras



Se reconoció en Mailín Castro Suárez a la escritora que mejores textos presentó.
Por Arnoldo Fernández Verdecia. caracoldeaguaoriente@gmail.com 

Contramaestre, en el oriente de Cuba, amaneció hoy tomado por los escritores. Se les podía ver en la Librería, el Café, camino a la Biblioteca, o paladeando un té de anís. Vinieron desde Baire,  Maffo, hasta del mismísimo pueblo con nombre marinero. Muchas ilusiones en sus palabras impresas para el Taller debate municipal 2016.
Jurado integrado por los escritores Arnoldo Fernández, Delis Gamboa y Reinaldo García Blanco.
La confluencia de los concursantes se produjo a las 10 de la mañana, cuando llegaron hasta la Luz Berta Sánchez  y ante un jurado integrado por Reinaldo García, Delis Gamboa y Arnoldo Fernández, concursaron en los géneros literarios convocados.

En honor a la verdad, reconocer la calidad de las obras en concurso, proceso que hizo muy difícil su evaluación.
Décima  reconoció la obra “El solitario” de Roberto Carlos Aguilar.
Por unanimidad se reconoció en Mailín Castro Suárez a la escritora que mejores textos presentó en poesía para adultos (Arte de los días. Arte de las noches), poesía para niños (On line), cuento para adultos (Blanco y negro) y cuento para niños (Retrato de tres). Décima  reconoció la obra “El solitario” de Roberto Carlos Aguilar. Hubo varias menciones en los géneros convocados.

El  Taller debate literario municipal fue posible realizarlo aquí en Contramaestre gracias a la gestión de los instructores de literatura que costearon los gastos del evento, aseguraron la merienda de los concursantes y hasta el almuerzo del jurado.  Ellos, en especial Eduard Encina, merecen un especial reconocimiento, junto a los ganadores que nos representarán a nivel provincial en Santiago de Cuba.

martes, 16 de agosto de 2016

FIDEL CASTRO EN CONTRAMAESTRE

 
 -----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Fidel Castro visitó la casa de Aquilino Fernández por primera vez el 10 de octubre de 1939. Estuvo tres días, en los que se dedicó a jugar con René en el patio y realizar visitas al río Contramaestre, del que le impresionaron varios lugares a los que volvió una y otra vez: la poza del Diablo, el Chorrerón, el Encanto y la de Pitillán. Leer más 



 -----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
De aquel cuarto ya envejecido por el paso del tiempo, tía Ana me condujo hasta el muro del amplio corredor, al que Fidel Castro subió para hablarles a las personas que acudieron a visitarlo la penúltima noche: “Recuerdo que eran como las siete de la noche y pasó un avión del Ejército, Fidel mandó a apagar las luces, horas después como a las once, once y pico, arrancó de nuevo a conversar, luego partió hacia Baire”. Leer más
 -----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
En un momento de la conversación, luego de tomar café, le dije que tenía un hermano de dos años que le pusimos Fidel, por si acaso a él le pasaba algo, quedara el otro y pudiera hacer la Revolución. Fidel se puso muy serio y me dio la mano, luego me dijo que le gustaría conocer al otro Fidel, entonces mamá le dijo que tenía Tosferina, no lo habían traído porque el  sereno le hacía daño. Fidel  me abrazó y dijo que cuidara de mi hermano, porque quizás hiciera falta algún día. Leer más
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Allí se erguían imponentes naves de café. En aquel escenario Fidel Castro comandó una de las grandes batallas contra la tiranía de Fulgencio Batista. Mis ojos se detuvieron ante la huella de los disparos en las paredes, la tarja que recuerda el nombre de los caídos. Leer más
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Muy pocas personas saben que la ropa usada por Fidel Castro en la Sierra Maestra y con la que entró vestido a La Habana, como parte de la Caravana de la Victoria, fue cosida por Osmán Pantoja Jiménez, un hombre de Maffo,  principal impulsor de “Creaciones Pantoja” en Contramaestre, una sastrería de fama nacional. Leer más 


 ------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------ 
El primer desayuno de Fidel Castro en Baire libre
En conversaciones con este reportero, Teo narró entusiasmado el gusto de Castro por la comida criolla: “A Fidel le gustaban mucho los tostones con huevo frito y el café con leche. Celia Sánchez  probaba antes cada alimento que ingería el Comandante”. Leer más



 

 -------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Los fidelistas apasionados de toda la vida
Creo que todo cubano viva donde viva alguna vez tuvo la pasión por Fidel Castro; la mía comenzó en la niñez  pues en mi casa se hablaba de su presencia en Cruce de Anacahuita durante cinco noches durante la toma de Maffo; desde esa etapa soñé con la posibilidad de abrazarlo o tenerlo cerca. Leer más





 ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
 El Mate y Carlos Manuel de Céspedes 
“Céspedes vivió días duros y azarosos en estas montañas de la Sierra Maestra.  Céspedes cruzó muchas veces este río Contramaestre; y, por último, Céspedes murió en San Lorenzo, donde precisamente se encuentran las fuentes de este río.  Y como justo homenaje a aquel patriota que inició las luchas por nuestra independencia y a los que con él lucharon y lo secundaron en aquella tarea, nada más justo que ponerle ese nombre a esta obra. Leer más

 ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
 El río de Céspedes, Martí y Fidel Castro, está muriendo
Al mediodía del 10, el almuerzo se sirvió con un menú a gusto de la dueña de la casa, Enma Bárzaga, esposa de Aquilino. Ese día Fidel tomó agua del Contramaestre y muy pronto  se compenetró con Aida, la cuarta en orden cronológico  de los cinco hijos de Aquilino y Enma. Conversaron mucho en el patio de la casa, luego se fueron al “Contramaestre”, donde bañaron sus cuerpos toda la tarde.  Leer más
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Aviso a los lectores de Caracol de agua

Este blog admite juicios diferentes, discrepancias, pero no insultos y ofensas personales. Revise su comentario antes de ponerlo y debatiremos eternamente sobre lo que usted desee. Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.