Mostrando entradas con la etiqueta Maffo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Maffo. Mostrar todas las entradas

jueves, 15 de junio de 2017

¿Por qué Contramaestre ostenta la categoría de ciudad de Cuba?



Contramaestre adquiere categoría de ciudad en 1988, así que solo tiene 29 años.

Por Arnoldo Fernández Verdecia. caracoldeaguaoriente@gmail.com  

Un asentamiento urbano adquiere la categoría de ciudad  cuando reúne en sí un grupo de indicadores  demográficos, ambientales, económicos, culturales y sociales. Muy pocas personas saben si Contramaestre es una ciudad o sencillamente un poblado;  hoy aclararemos definitivamente esa duda.

El término ciudad suele utilizarse para designar una determinada entidad político-administrativa urbanizada. Las ciudades son las áreas más densamente pobladas del mundo. La Conferencia Europea de Estadística de Praga, celebrada en 1966, propuso considerar como ciudades las aglomeraciones de más de 10 000 habitantes y las de entre 2000 y 10 000 habitantes siempre que la población dedicada a la agricultura no excediera del 25 % sobre el total.

La definición de lo que se entiende bajo el concepto de «ciudad» no sólo varía según las específicas leyes o reglamentos de cada país, sino también conforme a las distintas apreciaciones de los especialistas.  Para el caso cubano las "pequeñas ciudades" son las agrupaciones densas de viviendas en el interior de las cuales todos los desplazamientos funcionales se realizarían a pie; esto lleva a individualizar núcleos cuya población oscila entre menos de 10 000 y más de 50 000 habitantes, según las regiones.

Contramaestre como asentamiento urbano tiene su nacimiento en 1912, a partir del momento en que se proyectó el Plano Urbanizacional por la Cuba Railroad. Decir que las calles se concibieron anchas porque se veía llegar el automóvil y otros adelantos de la modernidad. Los proyectistas pensaron un tipo de desarrollo que pudo visualizarse, fundamentalmente, a partir del paso de la Carretera  Central entre 1928-1931, con ella surgieron  entidades económicas, culturales y políticas, que condicionaron una manera de hacer gestión a favor del territorio; ya en 1952 Contramaestre tenía cerca de ocho mil habitantes.

Sin embargo, fue un poblado de Maffo hasta 1976, cuando se decide por la primera división política administrativa convertirlo en municipio. A partir de esa fecha y con la bonanza de los años 80 del siglo XX, la población creció intensamente sobre la base de la migración excesiva de personas del campo, al extremo de pasar las 10 mil en 1988, por esa razón demográfica y dada las ventajas económicas que tenía: tierras fértiles, buena agua, alto productor de granos, cultivos varios, cítricos, una cultura propia, es decir una infraestructura concreta, es declarado Ciudad en 1988. A partir de ahí el crecimiento demográfico se ha mantenido en ascenso y hoy se estima que existe en la Ciudad una población de aproximadamente 60 mil personas.

miércoles, 7 de junio de 2017

Llegan tiempos nuevos a Maffo donde se puede hablar libremente



Pueblo de Maffo reunido en la Peña "El cañón Don Pepe".

Por Arnoldo Fernández Verdecia. caracoldeaguaoriente@gmail.com   

La Sociedad Cultural José Martí  en Maffo, de conjunto con la Casa Memorial Orlando Pantoja, tiene una peña identificada con el nombre “El cañón Don Pepe”, que va ya por su cuarta edición. La misma se desarrolla todos los día 2 de cada mes y su conductor es el poeta y pintor René Emonides Quintana. En la cita de este 2 de junio no había espacio en la sala para tantos participantes, pasaban las 70 personas.

Creyentes  y no creyentes se unieron en una obra de infinito amor. La Iglesia Bautista celebra 110 años de creada. Por eso una comitiva encabezada por su Pastor, habló de los momentos fundacionales ocurridos aquel 20 de mayo de 1907;  de los antecedentes que llevaron al surgimiento;  en fin, un momento para aprender a amar  a aquellos doce feligreses, que en fecha tan memorable para la historia de Cuba, entonaron el primer himno. Se habló de Manuel Portuondo,  el predicador de la palabra de Dios en Maffo.

La respeta maestra, ya retirada, Idelisa Rivero Montero, habló del Parque Saturnino Lora (de Maffo);  de aquellos memorables años en que fue educadora en la Mariana Grajales;  habló largo y lúcido del farmacéutico Bolívar Pantoja Jiménez, de la Clínica de Modesto  Berlanga;  del reverendo Joaquín Antúnez que tuvo que dormir en la casa de los del Toro, porque la crecida del río Contramaestre no daba cruce; allí habló Antúnez de las bases precursoras del templo Bautista que se fundaría el 20 de mayo de 1907.

Otro momento de recuerdo  estuvo vinculado a la historia de los pañuelos con las iniciales de José Martí que traía el Apóstol al caer en combate el 19 de mayo de 1895 en Dos Ríos.  Una versión dice que era blanco  con las iniciales grabadas en tinta china;  Xímenez de Sandoval, el oficial español que comandaba la tropa, diría años después, que las iniciales estaban bordadas en verde sobre un pañuelo blanco; sin embargo, en Remanganaguas, en la Cantina de Bartolo Cabote, aquel 20 de mayo de 1895, se dice que los españoles intercambiaron pertenencias ocupadas a Martí y entre ellas estaba un pañuelo rojo con las iniciales J M grabadas. El pañuelo era mostrado por la maestra de la Escuela No. 39, Emilia García, todos los 28 de enero y los 19 de mayo en las paradas martianas que se hacían en el  Cementerio. La prenda había llegado a sus manos a través de Lorenzo Sánchez, uno de los hijos de Bartolo.

No faltó en “El cañón Don Pepe”, el momento para disfrutar de canciones salidas de los  maestros Cachao, Bulo y el Polo de Maffo, que condimentaron de cubanía profunda la  tarde.

A la cita acudieron como invitados, autoridades del gobierno municipal y de  la Junta Provincial de la Sociedad Cultural José Martí en Santiago de Cuba, que informaron sobre la entrega del Premio Honorífico Corazón de Cuba a la Casa Memorial Orlando Pantoja y al intelectual René Emonides Quintana, por su destacado trabajo en defensa de los valores identitarios del pueblo de Maffo.  

El Pastor de la Iglesia Bautista dijo palabras memorables que hablan del espíritu de José Martí que anima cada cita de Don Pepe con el pueblo de Maffo: “Orábamos por un tiempo donde se pudiera hablar libremente así y ha llegado con la Sociedad Cultural José Martí y su peña el Cañón Don Pepe…”
 
Maestra jubilada Idelisa Montero Rivero, una gloria de la educación en Maffo.
René Emonides Quintana, poeta y pintor, conductor de la peña "El cañón Don Pepe".
El Pastor de la Iglesia Bautista de  Maffo habla de los 110 años del templo.
Yaumara Salcedo, dirigente gubernamental en el municipio Contramaestre.
La principal figura de la peña "El cañón Don Pepe", el sonero Cachao.
El maestro Bulo (gorra azul) y su piquete ocasional.

martes, 18 de abril de 2017

Los 90 del Cachao de Maffo



El sonero más grande de Maffo en todos los tiempos cumplió 90 años este 14 de abril.
Por Arnoldo Fernández Verdecia. caracoldeaguaoriente@gmail.com  

Suena un tres en la tarde y rompe el Son a Maffo. Parece un juglar escapado del San José, con su sombrero calado, la guayabera y esa voz inconfundible que produce una calidez contagiosa. Enseguida uno está repitiendo el estribillo de la canción y adorando a Oscar Mora Fornaris, uno de los soneros más importantes del oriente cubano y el más grande de Contramaestre.  

Por sus palabras conversadas con el realizador de radio, Paco Miranda, este domingo en la casa de cultura Chile Morín de Maffo,  supe de los 40 centavos que nunca reunió para comprar aquel tres añorado, junto a sus amigos del cuarteto Mije. La mayoría consiguió la cantidad acordada, pero Mora Fornaris no pudo y sus camaradas empezaron a llamarlo a partir de ahí, “Cachao”. En lo adelante, ese  fue su nombre artístico, así todos lo conocemos hoy; con el mismo ganó el “Premio Memoria Viva 2014”.

Cachao confiesa a Paco, que desde los nueve años ya tocaba el tres. A los quince crea el primer conjunto del barrio de Maffo, llamado casualmente Mije; después convertido en cuarteto y muy famoso en las fiestas del San José. Años después crea el apreciado trío Alba, del que forma parte durante décadas, hasta que finalmente decide hacer su vida musical en solitario.

Al cumplir los 90 años este 14 de abril, muchas acciones culturales se hicieron en Maffo para celebrarlo, entre ellas, la realización en vivo del programa de radio “Ecos de un laúd”, dedicado completamente a su obra creativa. Importantes valores  del patio como Ubenilde Bello, el cuarteto Guaicán y Derlis Rosales, entre otros; dedicaron sus creaciones a  la emblemática  figura de la música local.

En sus palabras de agradecimiento  “Cachao” dijo: “Felicidades a mi pueblo de Maffo aquí y fuera de fronteras. Dios los acompañe donde quiere que estén. Los amo a todos por igual. Pido salud a Dios para seguir haciendo lo que me gusta”. 

Galería con momentos especiales dedicados a Cachao en su 90 cumpleaños

 

miércoles, 5 de abril de 2017

Don Pepe vomitó fuego sobre Maffo*



No pude evitar  que me hicieran una foto junto a este legendario cañón.
Este 3 de abril la Casa Memorial Orlando Pantoja Tamayo en Contramaestre, unida a la Sociedad Cultural José Martí, desarrolló la segunda edición de la ya popular peña “El Cañón Don Pepe”, dedicada en esta ocasión a niños  y jóvenes del barrio de Maffo.

Unas 50 personas acudieron a la cita con la cultura, la historia y la identidad del lugar. Esta vez se habló sobre la historia de la Unión de Pioneros de Cuba, devenida Organización de Pioneros José Martí. También se conversó largo e interesante sobre los creadores de la escuela Mariana Grajales.

El animador principal de la peña “El Cañón Don Pepe”, el conocido artista plástico René Emonides Quintana, tuvo a su cargo las palabras de bienvenida a los participantes y contó con el talento artístico de importantes figuras de la cultura local como Cachao, el Polo de Maffo y el decimista popular Virgilio Estrada.

Fue impresionante apreciar la voz de Cachao cantando el Son a Maffo, ovacionado largamente por jóvenes y niños,  impresionados ante este juglar, todo un símbolo de la cultura local, quizás no valorado como realmente merece por su obra creativa.

La peña tuvo un visitante de la Junta Provincial de la Sociedad Cultural José Martí en Santiago de Cuba, el profesor Antonio Isaac Hechavarría. Sus palabras sobre este acontecimiento lo dicen todo: “Fuera de Santiago de Cuba, no existe ninguna peña con estas características. Honor a quien honor merece. Ustedes han logrado hacer lo que otros ni siquiera  consiguen. Felicidades. Maffo merece acciones culturales como estas”. 

*Ver galería de fotos sobre la peña en el blog Contramaestre crecido

domingo, 19 de marzo de 2017

El primer disparo del cañón Don Pepe en el San José de Maffo



Cartel oficial promoviendo el San José del Maffo insular.

Por Arnoldo Fernández Verdecia. caracoldeaguaonline@gmail.com 

En el pueblo de Maffo se desarrolló este jueves 2 de marzo, la peña El cañón Don Pepe, en el horario de 3 a cuatro de la tarde, bajo la conducción del poeta y pintor René Emonides Quintana. La sede de la cita se produjo en la casa memorial Orlando Pantoja Tamayo, institución encargada de organizar el evento junto a la Sociedad Cultural José Martí en Contramaestre.

Durante la velada vespertina se presentaron talentos artísticos del pueblo, entre los que sobresalió Cachao, Premio Memoria Viva, encargado de, a toque de guitarra y con el Son a Maffo, darles la bienvenida a los participantes que pasaban las veinte personas. Juan Antonio, el Polo de Maffo, deleitó a todos con versiones de la obra de Polo Montañés, muy apreciadas por el público.
 
Cachao alegró a todos con el Son a Maffo. 

Hubo momentos de reflexión sobre lugares emblemáticos de Maffo, como Los Tinajones; Las Lajitas, también se conversó con mucha inteligencia sobre el valor de la obra martiana como fuente liberadora del pensamiento y hubo una exposición de una de las mujeres creadoras más destacadas del municipio, Josefa Tamayo.

René Emonides Quintana condujo el espacio con desenfado y según el miembro de la Junta Provincial de la Sociedad Cultural José Martí, que  participó en la misma, hubo  calidad en todas las entregas ofrecidas por El Cañón Don Pepe, especialmente la destreza con que lo hizo su animador Emonides Quintana.

La primera edición de la peña se dedicó al 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer y a las fiestas por el San José de Maffo a celebrarse este 18 y 19 de marzo.

A las ofertas artísticas se unió un momento de reflexión para compartir buen café cubano  y  té  de anís, acompañado de una sabrosa panetela cocida en los hornos hogareños de una de las casas de Maffo.

La peña El cañón de Pepe se realizará todos los día 2 de cada mes y colaboran en los aseguramientos de la misma, el Presidente del Consejo de Poblado, Benedicto Enamorado, así como la escuela Mariana Grajales y la casa de cultura Gerardo Morín Frías.

viernes, 6 de enero de 2017

El héroe troyano de mi pueblo no se llamaba Héctor



El héroe de mi Troya cercana. Fot. archivo familiar.

Por Arnoldo Fernández Verdecia. caracoldeaguaoriente@gmail.com 

Amado Rosales Rosabal (Amadito), es considerado un héroe de la Patria por sus hazañas guerrilleras en Contramaestre; casi todos aquí las conocen,  pero muy pocos saben que antes de ser un gran guerrero, tuvo una vida sencilla y murió como el Héctor de la Ilíada de Homero.

Ya el diminutivo decía hasta donde había calado en la sociabilidad popular: Amadito. En ello tuvo que ver el hecho de ser chófer de alquiler en el tramo Contramaestre-Venta de Casanovas y el trato ligero usado allí por todos sus colegas de labor. Era primo segundo de mi abuelo por parte de madre; incluso trabajaron juntos.

Amadito era un hombre de palabra fácil, trato afectuoso. Así que el achicamiento del nombre lo describía muy bien.
Esta imagen habla de sus días como chófer de alquiler. Fot. archivo familiar.
Nació en el seno de una numerosa familia el 19 de marzo de 1931. Tenía 13 hermanos. Sus padres eran Amado Rosales y Argelia Rosabal. Por los documentos de la época, a los hijos siempre se inscribían en la cabecera municipal, por ese entonces Jiguaní. Allí aparece registrado su lugar de nacimiento ante la historia, cuando en realidad hizo su vida en Maffo y sobre todo en Pueblo Nuevo.

Como cada cubano reyoyo, era aficionado a la pelota y al dominó,   así que se le veía jugar béisbol en Maibío, La Graciana, Baire, América. Al segundo de los pasatiempos, también le dedicaba momentos de ocio; dicen que era bueno, no de los que solo sabía poner fichas.

De Reina Bárzaga, su esposa, con la que estuvo legalmente casado, casi no se habla.  Fue su amor ideal, hasta que se involucró en la lucha contra Batista, primero en la clandestinidad,  quemando cañaverales, repartiendo propaganda subversiva, incluso fue de los que se atrevió a prenderle fuego  con dinamita al tramo de ferrocarril que unía a Contramaestre y Baire.

Cuando ya estaba tostado, como se dice en el argot popular, porque se sabía de su obra clandestina; tuvo que irse a la Sierra Maestra, donde peleó a las órdenes del comandante Juan Almeida Bosque. Almeida le ordenó operar en Matías, como parte del Tercer Frente Oriental. Por su bravura e inteligencia, fue ascendido al grado de teniente.

El 17 de noviembre de 1958, durante una acción militar, es mortalmente herido. ¿Cómo ocurrió el hecho? Junto a sus hombres colocó una mina en un tramo de la Carretera Central a dos minutos aproximadamente del Cruce de la Anacahuita. Se retiraron a un lugar seguro. El objetivo era un medio blindado del ejército de Fulgencio Batista (una tanqueta).  Al producirse la detonación, Amadito regresó al lugar a recoger armas de los supuestos caídos, pero la tanqueta no sufrió daño y venía escoltada por el sargento Beto Venero, uno de los matones más temidos de todo Jiguaní. Lo acribillaron a tiros. Su cuerpo fue colocado sobre el capó de un jeep como trofeo de guerra y lo exhibieron por toda la Carretera Central desde Contramaestre, Cruce de Anacahuita, La Ratonera, Pueblo Nuevo, Baire, Jiguaní y  Santa Rita. Finalmente lo enterraron en el cementerio de Bayamo.

Actualmente sus restos están en el campo santo de Baire, al que fueron trasladados, gracias a la gestión de familiares y amigos. Puede verse su nombre en el Panteón de los Mártires de allí. 
Obelisco que fija ante la historia el lugar donde fue abatido por las balas del matón Beto Venero. Fot. tomada por A. Fdez.
En lo personal, estudié en la escuelita rural Domingo Portela, a unos trescientos metros del lugar donde fue asesinado en combate. Crecí escuchando sus hazañas;  los pormenores de su muerte. En mi casa de Anacahuita se hablaba con respeto de Amadito. Dice abuelo que tomaba café fuerte casi todos los días, sentado cómodamente en un taburete, mientras una avioneta del ejército sobrevolaba la zona.

Para mí siempre será Amadito, el héroe de mi Troya cercana, el que a muchos niños como yo les hubiera gustado ser. Inexplicablemente la escuela donde hice mis estudios primarios no tiene su nombre. ¡Cuántos Amaditos hubieran salido de sus aulas! Pero detrás de un buró alguien decidió de un plumazo y la historia se fue muy lejos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Aviso a los lectores de Caracol de agua

Este blog admite juicios diferentes, discrepancias, pero no insultos y ofensas personales. Revise su comentario antes de ponerlo y debatiremos eternamente sobre lo que usted desee. Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.