Mostrando entradas con la etiqueta blog Caracol de Agua. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta blog Caracol de Agua. Mostrar todas las entradas

miércoles, 17 de mayo de 2017

Mi tío Niceto



"A la izquierda, mi tío Niceto, el mayor de los varones, al lado de su padre, mucho más alto, con corbata y saco oscuro". Foto cedida por Olivia Rubio para esta publicación.

Por Arnoldo Fernández Verdecia. caracoldeaguaoriente@gmail.com   

Su nombre me pareció siempre muy cercano: Olivia Rubio Pérez.  Vive actualmente en la populosa ciudad de Chicago, pero es de Guantánamo, en el oriente de la mayor de las Antillas.

Mi blog Caracol de agua creó un puente que nos hizo sentirnos amigos, familia, sobre todo, por esa orientalidad que respiran mis páginas y que ella con sensibilidad muy cubana, supo apreciar enseguida. No me sorprendió saberla entre las personas que primero compró mi libro “Cuba con los mismos bueyes”; y además de eso, fue muy generosa al comentarlo críticamente para mis seguidores en Facebook.

Esa intensidad, ya familiar entre nosotros, la hizo abrirse a una historia que ha guardado celosamente;  la de su tío Niceto Pérez García, hermano de su madre, que hoy 17 de mayo quizo  ver publicada en Caracol de agua, el blog de los orientales.

De entre sus recuerdos más preciados, extrajo una foto que puso ante mis ojos. Allí vi al niño Niceto, a su hermana Angela (madre de Olivia), junto a ocho hermanos y los padres Agustín Pérez y Genara García. A partir de ese momento, me habló del tío Niceto,  el que no pudo conocer físicamente, pues un 17 de mayo de 1946, mientras trabajaba sus ocho caroes de tierra, una bala sesgó su vida.  

Olivia de niña a mujer acudió siempre, junto a toda la familia, a la zona del Realengo (El Vínculo), a ponerle flores a su tío.  Por ella supe de las pretensiones de Lino Mancebo Rosell (el virrey de la Maya), de quitarle a la fuerza la tierra a Niceto.  

Mancebo anhelaba el Realengo, por sus fértiles campos para la siembra de caña. Al preguntarle a Olivia: ¿Cómo recuerda su familia a Niceto? Su respuesta  llegó como un trueno: “Era el héroe de todos. El luchador incansable. Mi madre siempre nos contaba sus famosas palabras: "Para sacarme de mis tierras hay que matarme". Lo lincharon los Mancebo (padre e hijo), terratenientes que querían apropiarse de aquel pedazo. Eran tiempos de mucho abuso. Los pobres no tenían ni voz, ni voto”.

Sobre lo ocurrido el 17 de mayo de 1946, quise saber cómo Angela contó a su hija el magnicidio: “Trabajaba en un elevado del terreno. Lo llamaron por su nombre. Desde la distancia, le dispararon; así, herido de muerte, pudo correr hasta su humilde vivienda, un poco más abajo y en los brazos de mi tía Marina Trujillo, murió; pero antes dijo los nombres de los Mancebos; sus asesinos”.
Lugar donde muere Niceto Pérez García,   declarado acualmente Monumento Nacional.
Vuelvo a la foto memorable, me detengo en los niños Niceto; Angela y pienso en la tristeza de esta última, cuando supo que su hermano amado no estaría más. Quizás el único consuelo  servible, era acudir, cada 17 de mayo, acompañada por sus hijos, a ponerle flores y evocarlo, como el luchador incansable de la familia, el campesino que nunca se cansó de trabajar la tierra.

viernes, 31 de marzo de 2017

La poesía no es una llorona



Me correspondió el honor de presentar "Lupus",  para el público lector de Contramaestre.

Por Arnoldo Fernández Verdecia. caracoldeaguaoriente@gmail.com

Eduard  Encina ha ganado visibilidad en el mapa poético cubano por un conjunto de cuadernos que han trascendido las líricas depresivas de municipios, donde la queja, la denuncia y la lloradera, campean por sus fueros. Los que conocemos toda su obra sabemos que lo social siempre ha estado presente en su quehacer, como una especie de obsesión, por eso me atrevo a afirmar que sus poemas mayores son viñetas cronicadas de la realidad que marca sus días.

En su última entrega editorial ha cambiado esa estética, al volcarse completamente al mundo de lo íntimo y desde allí visibilizar familia, amigos y  vida cotidiana.

El cuaderno está bautizado con el nombre “Lupus”, un homenaje simbólico a su esposa, portadora de esa enfermedad sistémica y animadora principal del poema mayor que forma parte del libro, igualmente titulado de esa manera.

“Lupus” tiene como estrategia discursiva la presentación, casi fotográfica, de un universo que va de la enfermedad asechando la estabilidad del hogar, a las obsesiones de un hombre por sobrevivir los días y no convertirse en zombi, de esos que caminan a ritmo de reggaetón y van adonde lo lleven las olas.

Este libro apuesta a la resistencia, a las zonas de fe que necesita el ser humano, para imponerse en el reino cotidiano y no terminar barrido por la inercia, ese agente contaminante de la voluntad, que ata los pensamientos a la deriva y hace a las personas adictas a la resignación.

¿Qué decir de su calidad editorial? Quizás no está a la altura del poemario que sirve a los lectores;  incluso pudiera argumentarse que su tirada es demasiado limitada pues son solo quinientos ejemplares, que en realidad, deben haberse quedado en Pinar del Río y quizás en algunas librerías de La Habana. De hecho pertenece al sello “Hermanos Loynaz” y fue merecedor del “premio poesía”, de la citada casa de vuelta abajo.

Diría también que estamos ante una obra de tránsito, un momento de replanteos temáticos y  búsquedas, quizás urgido por el agotamiento de esas zonas que con mucha reiteración están en libros como “De ángel y perverso”, “El perdón del agua”, “Golpes bajos” y “Patmos”, donde el poeta es un arcano que carga contra la historia, la libertad, la anomia y el dolor.

Alguien dijo que esas líricas deben superarse e instaurar otro reino, donde el sujeto poético explore nuevas sensibilidades de lo cubano y universal, para no seguir orbitando sobre algo que exalta todo el escepticismo del ser y no lo deja proyectarse a la futuridad.

Esta vez no estamos ante una obra donde la lloradera es fuente de la versificación; creo que su autor tiene muy claro las nuevas zonas de fe que pretende recuperar para sus días.  Ojalá y el fantasma de lo analógico no traicione al “Cimarronzuelo.cu”, que visualiza un nuevo estado de lo nacional en “Lupus”, pero ya montado sobre el arca de lo digital, sin dejar de ser totalmente cubano: “cimarronzuelo, molde en qué repartir la mansedumbre, el instinto de la piedra inmóvil, con el brazo en alto”.

jueves, 19 de enero de 2017

Observación a Fabulilla de la mediocridad



Me encantan las fabulillas porque siempre tienen una moraleja en los pueblos sencillos, sin esas miras elevadas para entender lo real.

Por Arnoldo Fernández Verdecia. caracoldeaguaoriente@gmail.com  

Donde vivo la gente piensa con mente estrecha, su mundo real se reduce al caminar diario;  los grandes sistemas de pensamiento no entran en sus intereses;  los clásicos de la literatura tampoco;  su lógica es sencilla: vivir el hoy con un pragmatismo que la vieja Europa llamaría insultante, sobre todo la Alemania filosófica y matemática, esa que admiramos muchos, pero que no podemos realizar en lo intelectual, porque somos, sobre todas las cosas, Latinos.  Pensamos con el corazón y no con las razones;  creemos lo que nos sugiere el sentido común. Las abstracciones no entran en el campo de lo concretamente pensado;  quizás por eso, un hombre de la talla de Jorge Mañach, nos retrató en esa ligereza tan criolla, que se insulta con algo, sin  conocerlo a ciencia cierta; sin valorarlo con toda justicia en lo que es y no en lo que  llega sensorialmente como percepción sin intelecto elaborado. Escribo literatura en mis ratos de ocio, la comparto en  mi blog Caracol de agua cuando puedo hacerlo y siento que tiene el peso de lo eterno. Me encantan las fabulillas porque siempre tienen una moraleja en los pueblos sencillos, sin esas miras elevadas para entender lo real. A veces lo concretamente pensado allí, sacude la inercia, eleva la soberbia; algunos se sienten aludidos en las fabulillas, pero la literatura es ficción, sólo eso; aunque a veces parezca un espejo paseado a lo largo  del camino y una que otra persona se sienta retratada en las imágenes construidas. Si mi literatura despierta pasión y hasta soberbia, es señal de que voy por buen camino.
  

miércoles, 21 de diciembre de 2016

“Los revolucionarios no piden permiso” (Entrevista a Joven Cuba)



No creo equivocarme si la ubico entre los tres blog más leídos de la isla.
Por Arnoldo Fernández Verdecia. caracoldeaguaoriente@gmail.com 

El blog “Caracol de Agua” ha venido dialogando con blogueros claves en el escenario mediático cubano; sobre la importancia estratégica que tiene para la nación, el hecho de promover una comunicación horizontal cada vez más inclusiva, donde todos los sectores se expresen y participen libremente. Hoy lo hacemos con Joven Cuba.  

Conocí Joven Cuba, gracias a un amigo que reside en Puerto Rico; día tras día me hacía llegar sus publicaciones vía correo; para él, era una de las páginas más serias que se estaban haciendo en la Cuba digital.  Movido por su insistencia la visité y confieso que desde ese día y hasta hoy, soy uno de sus asiduos seguidores. No creo equivocarme si la ubico entre los tres blog más leídos de la isla. Me atrevo a decir más, es el clásico ejemplo de “periodismo ciudadano”, en un país que crea las bases para llegar a una comunicación cada vez más horizontal, donde el sujeto aspira a empoderar su verdad e interactuar a partir de ella con los más disímiles actores sociales, desde un líder político, un dirigente, hasta una estrella de la música, el deporte, o un brillante intelectual.  

Harold Cárdenas Lema, uno de los editores de Joven Cuba.
Joven Cuba accedió generosamente a responder mis preguntas, en las palabras de uno de sus editores principales: Harold Cárdenas Lema.   

1-Escribir un libro es crear una relación entre un soporte y un receptor; en el caso del blog tiene mayor alcance, aunque no deja de ser la misma relación: ¿Cómo se articula entonces desde un blog la idea del “yo” y la del “otro”?  

No existen respuestas generales ante un fenómeno heterogéneo como los blogs. Cada bitácora tiene una intención distinta y la relación emisor-receptor es diferente. En el caso de La Joven Cuba nunca nos vimos como los protagonistas que comunican a una audiencia, creamos una plataforma donde el lector tiene la posibilidad de expresar sus opiniones, ya sea comentando o publicando.

La línea entonces del yo y el otro se vuelve difusa al ser un proyecto con membresía abierta donde hasta el diseño e imagen es consultado con el público, donde la participación colectiva es un objetivo expreso. Nos articulamos y concebimos entonces como un "nosotros".

2-Gracias al ciberespacio la visibilidad de los cubanos por el mundo ha cambiado: ¿Hasta dónde existen o no los Macondo en ese contexto?

Cuando llegamos a la blogosfera en 2010, Cuba tenía un contexto digital mucho más polarizado y a extremos. Todas las explicaciones sobre la Isla se referían a un infierno o un paraíso, existían pocos matices que hoy se van alcanzando. La insularidad y el bloqueo provocaron el aislamiento de una parte del mundo que con el tiempo ha devenido en fetichismo. Sobre Cuba hoy existe mucha más información que antes, seguimos teniendo nuestras particularidades pero Internet ha ayudado a romper esquemas y simplificaciones sobre la Isla.

3-Todos conocemos las limitaciones de los cubanos para acceder a Internet; sin embargo se habla de una Blogosfera donde el país participa y se expresa. ¿En realidad existe? ¿Influye en el dominio social? ¿Qué importancia le atribuye usted a los jóvenes dentro de ella?

Existe una blogosfera cubana. Nos gustaría que fuera más articulada, menos influenciada por actores externos, que represente cada aspecto de la realidad y sea voz de la ciudadanía. Nos gustarían muchas cosas de ella pero quizá lo mejor es dejar que sea como es, a menudo las intenciones de terceros sobre fenómenos espontáneos terminan estropeando su naturaleza propia.

Los blogs desde hace años han servido para llenar los vacíos que deja nuestra prensa, para abordar temas tabúes que se omiten o edulcoran desde el discurso oficial. Y ciertamente se le cree más a una persona que es como tú, que comparte tu realidad y mantiene una bitácora gratuitamente, que a un medio de prensa, ya sea estatal, público, privado o alternativo. Un blog siempre será más personal y fresco.

Lo ocurrido en otros países ha sido que los grandes medios terminan acogiendo a los blogueros en sus páginas, ganando así su público y fortaleciendo su plantilla, pero en Cuba todavía no ocurre. Se confunde el periodismo con el ejercicio del bloguero y el camino fácil ha sido crearle blogs a los propios periodistas, sin mucho éxito.

La sección de blogs en los principales medios cubanos está muy lejos de lo que pudiera ser pero no es por falta de interés nuestra, a muchos nos encantaría publicar en ellos, incluso gratuitamente. Mientras no se reconozca la posibilidad de que alguien tenga un discurso propio, de que la crítica revolucionaria es legítima, sin responder a mecanismos verticales o cumpliendo estándares de lo políticamente correcto, será difícil salirse de Wordpress y Blogspot.

La blogosfera es joven en su gran mayoría. Ha sido el espacio que han encontrado muchos para expresarse, que han utilizado periodistas para decir lo que la línea editorial de sus medios no les permite y un punto de encuentro para jóvenes comunicadores. Se puede decir que ya hay una hornada de jóvenes blogueros en Cuba que ya tienen años de experiencia.

4-Para los cubanos que pueden acceder a Internet, “LA JOVEN CUBA” promueve una comunicación horizontal que dinamita los vacíos informativos de la prensa oficial. A partir de tu experiencia como editor de ese medio: ¿Es probable imaginar una comunicación horizontal entre gobierno y ciudadanos? ¿La condición de plaza sitiada seguirá siendo una barrera para pensarnos y expresarnos en las redes sociales y blog?

Una relación sana entre Gobierno y Ciudadanía es imprescindible en toda sociedad. Ningún Estado, Partido o Gobierno es homogéneo sino la suma de quienes lo componen. Siempre existen los que promueven un modelo de Socialismo horizontal y participativo, así como otros que promueven el silencio y la inercia.

Después de casi siete años blogueando podemos afirmar que en La Joven Cuba hemos tenido el apoyo de los primeros y el sabotaje de los segundos, incluso la incomprensión de unos terceros que por desconocimiento nos suponen rebeldes irresponsables sin escuchar nuestras razones o leer nuestros artículos. Somos un país traumatizado también por las traiciones, el doble discurso y la sospecha, en este contexto viciado entendemos el recelo de todos, nuestra única arma contra esto es la transparencia y el tiempo.

Mientras Cuba aspire al Socialismo seguiremos siendo plaza sitiada. Se puede posponer la construcción de un parlamento en esta trinchera por un tiempo, pero después de medio siglo es imposible si queremos sobrevivir y superarnos. Internet ha dejado de verse de manera simplista como una amenaza, ahora debemos proponernos que se vea como un arma a nuestro favor, que su uso en favor del proyecto cubano no sea la saturación del discurso trillado que hemos utilizado en otros espacios sino la promoción del pensamiento apelando a la inteligencia colectiva de nuestro pueblo.

5- Trabajar y conectarse desde una institución del Estado que en la Constitución está comprendida como propiedad social, digamos una emisora de radio, un periódico o un canal de televisión: ¿seguirá condicionando el activismo en las redes?

Todavía está fresca en mi memoria la época en que un profesor universitario era expulsado de su centro por hacerse un blog inofensivo, hemos avanzado mucho desde entonces. Sigue existiendo un condicionamiento sobre el uso de Internet en los centros laborales, porque bloguear haciendo uso de los parques wifi es demasiado caro. En el resto del mundo existen regulaciones sobre el uso de redes sociales en horario laboral, pero por lo general los profesionales tienen acceso propio desde sus teléfonos y hogares.

Nosotros tenemos pocas alternativas de conexión, además de una mezcla de paranoia con ignorancia que a menudo provoca extremismos injustos. Recuerdo el caso de una señora que era objeto de sanción laboral por haber accedido desde su centro al post de un importante intelectual cubano que publicamos en La Joven Cuba. Pareciera que la vanguardia de pensamiento a menudo está divorciada de su retaguardia, y se agudizan las contradicciones.

Ahora mismo tenemos muchos cubanos conectados a Internet en los parques. Son los que pueden pagarlo, para necesidades económicas y familiares en su mayoría. El debate público en las redes está sentando la imagen de Cuba para el mundo y constituye un espacio de diálogo con los funcionarios del país. Tenemos fuera de ese debate a la mayoría de los profesionales, la inteligencia colectiva lograda por la Revolución no participa en buena parte del activismo en las redes.

Se anuncian planes para revertir esto pero la acumulación de contradicciones va más rápido que nuestra infraestructura, y las conquistas tecnológicas a este paso pueden terminar siendo victorias pírricas. Mientras tanto, seguiremos acompañando el debate desde La Joven Cuba y abriendo las puertas para todo el que quiera sumarse. Los revolucionarios no piden permiso, ni se cansan.

martes, 15 de noviembre de 2016

Un libro para entender la Cuba profunda



"CUBA CON LOS MISMOS BUEYES"   PRESENTE EN LA FERIA DEL LIBRO DE MIAMI

La edición del citado evento literario se desarrollará entre el 18 y el 20 de noviembre próximo, según me informa mi amigo Ricardito del  Toro.  

Se presentarán alrededor de 60 títulos en  el Stan de PUBLICACIONES ENTRE LÍNEAS, entre los cuales estará "CUBA CON LOS MISMOS BUEYES". 

El Stan puede encontrarse en la siguiente dirección: Sección E (3ra calle del N.E., entre 1ra y 2da avenida). Miami Dade College, Dowuntown. Puede visitarse en el horario de  10:00 a.m a 6:00 p.m. Los invito a pasar por allí y localizar a Ricardo del Toro, él los atenderá con mucho cariño y pondrá en sus manos: "CUBA CON LOS MISMOS BUEYES".....

No falten a la cita con un  el talento de un guajiro cubano de tierra adentro.

Un libro para entender la Cuba profunda

Por Eduard Encina (Especial para Caracol de agua) 

Reconstruir lo cubano en sus espacios más íntimos, desde el origen, una sensibilidad, y no desde un sensiblería; proponer una lectura de la cotidianidad desde la experiencia y la participación, decidiendo conservar a toda costa una axiología en los momentos más dramáticos, convulsos y confusos de la historia nacional, parece la más clara intención del que escribe, que reconforma y propone una lectura de esos contenidos con una amplitud de aristas y matices, esa lectura que según Harold Bloom “nos prepara para el cambio”.

Es un error estar de espalda hoy a las nuevas tecnologías e Internet. Se necesita cambiar las dinámicas de lectura y las dinámicas de la información. Es imprescindible propiciar la producción de contenidos desde las nuevas tecnologías, que se resisten cada vez más a las demarcaciones geográficas o la unilateralidad de la noticia.

Esta compilación de “Caracol de agua”  se vuelve un canal de diálogo con la realidad desde otra perspectiva, sin intención panfletaria o esnobista, sino desde el compromiso del día a día. De solo leer textos donde el propio escritor derrumba los límites que él mismo ha creado, al poseer los mismos una trascendencia de lecturas que se disparan más allá de lo que expresan las palabras, en textos como: “Hueso pellejo y gordo para el cubano de a pie”, “Apuntes de un cubano honrado que piensa el socialismo como vivencia”, “Perfil estalinista de algunos militantes del Partido Comunista en Cuba”,  “Educar el espíritu en Cuba es lo difícil”,Cuba debe mejorar su situación económica y ser más plural” o “Esos son los bueyes que tenemos”, donde introduce una metáfora pecuaria para señalar algunas realidades de la Cuba profunda, o también “Odiarse o tomar el camino del mar”. En todos nos propone reflexiones descarnadas, sinceras y conflictivas a los lectores de Cuba y el mundo. O en aquellos post que van a los mitos del ser nacional como: ¿Sirenas en Cuba?.

Ir a lo más sencillo, a lo más humano para explicar la realidad cubana de hoy, y hacerlo con belleza de lenguaje y contundencia espiritual es uno de los valores que nos saltan en el paladar de solo ojear las páginas de  “Caracol de agua”.

Definitivamente esta obra nos sitúa ante una nueva posición del intelectual periodista, que no pide la palabra, sino que la toma y la hecha a rodar por el mundo, porque son las palabras lo único que le pertenece.

viernes, 4 de noviembre de 2016

AÑO 7 DEL BLOG CARACOL DE AGUA


El Año 7 del Caracol de Agua
Al celebrar el Año 7 del Caracol de nuestro amigo Arnoldo,  tomo consideraciones antiguas, el dígito 7,  se compone del  sagrado número 3 y del terrenal  número  4, estableciendo así,  un puente entre el cielo y la tierra. Esto nos lleva a reflexionar sobre la importancia de ese pontón  que debe comunicar nuestras dos orillas en este mundo nuestro sin importar si es virtual o real.  


Un cimarrón de ideas martianas
¡Ahí esta su Capitán! Ese hombre que ama a Cuba y la lleva orgulloso en su corazón noble. Ese hombre que es capaz de mirar con ojos sabios y ver la luz donde todo parece oscuro. Un poeta de bolsillos vacíos que describe lo cotidiano de su tierra con sinceridad absoluta, con palabras afiladas a veces,  otras con ternura infinita. 


Un amigo sincero
El CARACOL  sabe escuchar  y decir, sin ser sectario; quizás por eso ha tenido que enfrentar  tristes desenlaces, persecuciones indirectas y hasta los sinsabores  que provocan los que siembran calumnias y se complacen con el dolor del otro al quitarse un ojo, si su contrario pierde los dos.   


Para un Caracol de agua y su capitán, en su cumpleaños
CARACOL hoy ha crecido y su eco resuena allende los mares, gracias al talento de su creador, gracias a la red de amigos construida a su vera. Caracol salva, enamora, mantiene a los contramaestrenses que andan por el mundo anclados a su tierra, a sus raíces.


Un Caracol de Agua desde el oriente de Cuba
Así llega a sus siete años CARACOL DE AGUA, el blog de Arnoldito, como le llamamos sus amigos, sobre todo quienes sabemos los silencios y resistencias que ha encontrado en el camino de fundar una Cuba virtual, donde la información funcione como una casa que se lleva a cuestas, que pesa sobre los hombros y al mismo tiempo es parte de nuestro cuerpo. 


Un símbolo del patrimonio inmaterial de Contramaestre
En poco tiempo Caracol de agua dejó de ser un blog individual, para devenir en una trinchera donde varios colegas vimos asombrados por vez primera nuestros pequeños trabajos publicados en la red de redes.


NOS UNE EL AMOR A CUBA
ASÍ QUE ADELANTE ARNOLDO, SIN IMPORTAR PIEDRAS EN EL CAMINO DE ALLÁ Y ALGUNA INTOLERANCIA DE AFUERA APROVECHA ESTA EFEMÉRIDES DE TU BELLO Y NECESARIO CARACOL PARA COGER IMPULSOS NUEVOS Y SEGUIR LA TAREA HERMOSA QUE TE HAS IMPUESTO. ¡ESTAMOS CONTIGO! 


Cuidado con el cauce del río
Caracol de agua, ten cuidado con las vivencias publicadas; las “damas de ébano” guardan rencor; ellas y sus arcángeles pueden desviarte el cauce del río y adiós al azul por donde navegas hace siete años.

EL ÚLTIMO CARACOL AL AGUA
La llama que circula entre los cuerpos
desborda el espiral de agua
otros aprenden a morir sobre las llamas
reverencian otras posiciones del cuerpo
arden bajo la luz de la palabra muerta

El Caracol
Contramaestre precipitándose / pero la luz se esconde / en aquellos / que saben esperar./Martí es el diálogo...


Un embajador de la palabra
Refleja la realidad, tal cual es, como río de aguas muy cristalinas; que ha puesto en su centro, el amor por la familia, por su padre viejo, por la historia, esos maravillosos detalles que ennoblecen el alma y que muchos olvidan cuando ascienden a peldaños superiores. Eso es precisamente lo que lo hace gigante.


Esa ventana a Cuba desde tu Contramaestre oriental
Gracias por ese Caracol de Agua, por abrirnos esa ventana desde tu Contramaestre de Cuba, allí desde donde late el Corazón del Apóstol José Martí.


Por encima de los carbones encendidos
Me ha permitido conocer otras generaciones y su manera de pensar, he conocido la cantidad de talentos que hay en mi pueblo y eso me hace sentir orgullosa,  porque escribe la verdad a lo martiano, con amor verdadero a la Patria y por la Patria.


Siete años de existencia  
Siete años de existencia
Golpeando la ineficiencia
Con un palo de majagua.
Es este blog una fragua
No para fundir metal,
Sí para fundir el mal

domingo, 16 de octubre de 2016

Gracias Arnoldo por adentrarme en este mundo de locos



Todo se lo debo a esa gran persona que es Arnoldo Fernández.

Por Daimí Montoya Rondón  

Dos días después del paso de huracán Matthew por el oriente de Cuba, recibí la noticia que debía incorporarme a la Universidad de Oriente el 17 de octubre. Tenía una semana disponible. En ese instante decidí emplearla  en practicar y consolidar los conocimientos adquiridos en las clases de periodismo. Por eso me fui a la emisora Radio Grito de Baire.

Al llegar encontré al periodista y bloguero Arnoldo Fernández, quien educadamente me atendió. Después de las presentaciones formales con los directivos de rigor; me orientaron hacer mis prácticas con él. Así comencé el  10 de octubre, trabajando en la página Web  de esta emisora,  desentrañando los apasionantes misterios y retos del periodismo digital.

Aquí en Contramaestre, en su ya imprescindible Radio Grito de Baire, publiqué mi primera información; pero todo no quedó ahí, escribí más, me adentré en la vida cultural de esta tierra que me vio nacer, compartí con figuras importantes y con jóvenes amantes de la literatura;  incluso pude conocer parte de la historia olvidada de  este terruño y tengo la satisfacción de saber que existen personas que luchan  porque no se olvide. Mis vivencias sobre ese universo las publiqué en el blog Caracol de agua.

Todo esto se lo debo a esa gran persona que es Arnoldo Fernández. Nunca imaginé que en tan pocos días iba a acumular tantos conocimientos. A él le debo este amor tan grande que se ha desarrollado en mí por la profesión que desde pequeña soñé ejercer y que actualmente estoy estudiando, además del deseo de trabajar y mostrar al mundo mi labor a través de las redes sociales, blogs y portales Web.   

Regreso a mi escuela con el deseo de crear y con el compromiso de seguir adentrándome en este mundo de locos. Gracias Contramaestre, pero sobre todo, gracias Arnoldo Fernández por confiar en mí.

miércoles, 5 de octubre de 2016

Cubano "salva" de Matthew su más preciado tesoro: su colección de más de 5000 libros




Por Roberto Lamelo (Cibercuba)

Algunos dirán que después de poner a resguardo la vida ante una contingencia meteorológica, lo más importante es salvar la mascota de la casa, el refrigerador, el televisor, un play station... un viejo cuadro. 

Otros prefieren salvar valiosos muebles, colchones. 

Pero los hay que prefieren salvar libros. Sus libros. Ese es el caso de Arnoldo Fernández Verdecia, ciudadano de Contramaestre en la provincia de Santiago de Cuba; un hombre que se define en su blog, Caracol de Agua, como "Profesor, Escritor y Periodista. Máster en Ciencias Sociales y Pensamiento Martiano," pero quienes le conocen aseguran que es "algo más que eso."

Arnoldo es de los "primeros blogueros cubanos" que se enfrentó como Quijote a quienes vieron en su labor de "bloguero" un mal que había que extirpar de raíz.

Hombre valiente, un individuo preparado ante la vida y los golpes que esta propina, humildemente agradece a quienes han puesto su más sagrado tesoro - su colección de libros- a buen resguardo.

Sin apenas tiempo, dedica unas palabras en su blog, Caracol de Agua, que valiera solo el exergo, para agradecerle el gesto de salvar tan preciados tesoros.

Tomado de Cibercuba

domingo, 18 de septiembre de 2016

Vivir en Cuba condiciona a tomar partido en el uso de Internet

Iroel Sánchez, editor de La Pupila Insomne.
Por Arnoldo Fernández Verdecia. caracoldeaguaoriente@gmail.com

La Pupila Insomne es uno de los blog más leídos en Cuba; sus audiencias en todo el mundo se han multiplicado en los últimos años hasta llegar a unas 3, 642,475 visitas.  Su editor Iroel Sánchez es una de las figuras claves en el nuevo contexto informativo, donde “medios alternativos y oficiales” se adversan mutuamente y la verdad periodística ya no es tan absoluta pudiera decirse. En ese nuevo escenario, Iroel accedió a conversar con el blog Caracol de agua sobre la importancia estratégica que tiene para la nación cubana, el hecho de promover una comunicación horizontal cada vez más inclusiva, donde todos los sectores se expresen y participen libremente.
 
https://lapupilainsomne.wordpress.com/
Arnoldo Fernández Verdecia (A.F.V) Escribir un libro es crear una relación entre un soporte y un receptor; en el caso del blog tiene mayor alcance, aunque no deja de ser la misma relación: ¿Cómo se articula entonces desde un blog la idea del “yo” y la del “otro”? 

Iroel Sánchez (I.S) En el caso del libro, un lector puede hacer llegar su opinión al autor a través de la editorial, encontrar al escritor en una conferencia, o de modo fortuito en la calle, pero eso dependerá siempre del poderío y alcance de la institución editora y su sinergia con los medios de comunicación para promover el libro y el autor en determinado contexto político y social.  

Aunque en el blog los intermediarios -editorial y medios de comunicación-  desaparecen, la web 2.0  no deja de expresar un contexto de desigualdades, donde las diferencias entre la intensidad, frecuencia y alcance con que pueden expresarse las voces, de acuerdo con su condición económica y social, lejos de disminuir se han multiplicado. Por eso el “yo” que sostiene un blog, si es honesto, no puede olvidar que es parte de una privilegiada minoría y que ese “otro”, aun cuando puede llegar a ser una presencia múltiple y constante, no es representativo de la diversidad de voces que pueden existir sobre determinado asunto; más cuando, como ha explicado Glenn Greenwald, existen programas que “amenazan la integridad de la propia Internet, utilizada como espacio para la propaganda difundida por Estados que disfrazan su voz en línea, y la presentan como libre expresión y organización”.

Sin dejar de tomar eso en cuenta, la velocidad y cercanía con que se recibe la retroalimentación y la posibilidad de interactuar con ese “otro”, enriquecen, aportan y hacen crecer a quien hace un blog, siempre que sepa discriminar el trigo de la paja, estimular las voces más valiosas y lidiar inteligentemente con los argumentos de quienes te adversan, que no por ello deben ser siempre desestimados. De los foristas de mi blog, o de quienes comentan o comparten lo que publico allí en las redes sociales, han emergido excelentes colaboradores, contenidos que nunca hubiera publicado porque los desconocía, o temas que no pensaba abordar pero que me han enriquecido a mi y a quienes leen La pupila insomne y creo es una experiencia común entre blogueros. 

A.F.V: Gracias al ciberespacio la visibilidad de los cubanos por el mundo ha cambiado: ¿Hasta dónde existen o no los Macondo en ese contexto?

I.S. Los Macondos hoy son imposibles. Menos en Cuba, donde a pesar de lo que se dice en algunas publicaciones, existe una sociedad bastante abierta, lo que junto al nivel de instrucción, permite asimilar una relación creciente con las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), incluso mucho más allá de las vías formales se han constituido redes de distribución de contenidos.

En cuanto a visibilidad, aunque el discurso central lo siguen teniendo los grandes medios de comunicación, que suelen ser unánimes en su postura sobre Cuba y los cubanos, ya sabemos de qué modo, la extensión aun insuficiente del acceso a las TIC, ha permitido expresar otros matices cuyo alcance sigue lastrado tanto por el formidable dominio de los grandes canales por las transnacionales de la información como por nuestras  limitaciones en articular con eficacia una alternativa. El problema no es, creo yo, si existen o no Macondos, sino si los macondianos, que comienzan a conectarse a través de una PC, un móvil o un tablet, pueden -más allá de recibir lo que se cuenta sobre ellos o sobre el mundo- hacer escuchar su versión de los hechos, preservar y difundir su cultura y ser algo mas que consumidores pasivos del canon dominante. Ese no es un problema exclusivo de Cuba sino común a todo el Sur y que hasta en la rica Europa preocupa a muchos ante el control creciente de Internet por un puñado de empresas norteamericanas en alianza con las industrias culturales de igual procedencia. 

Sólo países con gran masa crítica demográfica, cultura milenaria y lengua propia han logrado construir alternativas en este escenario. Cuba es un país con una cultura joven y una población pequeña que habla el mismo idioma que otros 500 millones de personas. Cerrarse no es alternativa, y como dice Juan Antonio García Borrero en un reciente artículo sobre el programa de televisión La pupila asombrada:

 “Pese a la indiscutible voluntad de las principales autoridades del país, dirigida a garantizar el desarrollo tecnológico, todavía no existe dentro de nuestro sistema de instituciones una conciencia real de lo ineludible que resulta construir una política pública que estimule el uso creativo de las nuevas tecnologías.

“Si esa política pública no se construyera, por fin, con el aporte mancomunado de áreas como Cultura, Educación y Nuevas Tecnologías, corremos el riesgo de que como país lleguemos a ponernos al día en lo que a consumo activo de las tecnologías se refiere, pero quedemos relegados al papel de simple consumidores de mensajes elaborados por los que tienen el dinero para imponer su hegemonía. Porque es preciso recalcarlo: una cosa es el consumo activo (pero estéril); y otra el consumo creativo o fecundo. Con este último garantizaríamos las oportunidades para que los individuos usen la tecnología, en vez de ser usados por ellas, que es lo que comúnmente sucede.”

A.F.V: Todos conocemos las limitaciones de los cubanos para acceder a Internet; sin embargo se habla de una Blogosfera donde el país participa y se expresa. ¿En realidad existe? ¿Influye en el dominio social? ¿Qué importancia le atribuye usted a los jóvenes dentro de ella?

I.S: Confundir “el país” con quienes tenemos el privilegio por nuestra condición laboral, profesional, o económica de poder llevar sistemáticamente un blog no sería justo ni se correspondería con la verdad. Ello no niega el hecho de que un número de ellos hayamos podido persistir y ser sistemáticos en poner contenidos, y en algunos casos provocar la atención de importantes instituciones de nuestra sociedad, y que también se hayan producido encuentros, intercambios y se haya participado como blogueros en diferentes espacios institucionales; cierto es también que en todos esos acontecimientos han tenido un rol significativo los jóvenes, cuyas habilidades, visión desprejuiciada y rebeldía natural ha llevado un importante peso en esa blogosfera. 

Todo eso,  más que hablar de extensión numérica, explica características de la sociedad cubana que no dejan de estar presentes en fenómenos como la blogosfera. Pero mientras sectores mayoritarios y decisivos del país, que expresan su particular vocación humanista, como la educación y la salud, estén prácticamente ausentes de esos eventos y espacios será muy difícil decir que “el país participa y se expresa” a través de la blogosfera a pesar del indiscutible y enriquecedor aporte que varios de sus protagonistas han hecho a acelerar flujos informativos, a que nuestros medios de comunicación sean más dinámicos y a que las instituciones cubanas evolucionen para ver en estos espacios una posibilidad para mejorar su gestión y su interacción con la ciudadanía.


A.F.V: Para los cubanos que pueden acceder a Internet, La pupila Insomne promueve una comunicación horizontal que dinamita los vacíos informativos de la prensa oficial. A partir de su experiencia como editor de ese medio: ¿Es probable imaginar una comunicación horizontal entre gobierno y ciudadanos? ¿La condición de plaza sitiada seguirá siendo una barrera para pensarnos y expresarnos en las redes sociales y blog?

I.S: Es imprescindible esa comunicación si queremos que nuestra institucionalidad se renueve y sobreviva. En cuanto a la plaza sitiada, hemos llegado a una circunstancia distinta, donde a pesar de que el sitio sigue en pie, como se demuestra cotidianamente con las multas que impone el bloqueo y los financiamientos estadounidenses para lo que llaman “programas de apoyo a la democracia”, a la vez los flujos de viajeros y de información con el exterior se multiplican. Permitir que esas políticas injerencistas sean una barrera para expresarnos en las redes sociales y los blogs sería un error, como también es un error ignorar su existencia. Solo con la participación del pueblo, sus instituciones y sus líderes, creando una cultura propia, se han superado otros desafíos, este caso no es una excepción. Pensar que se puede responder al intento norteamericano de crear a través de Internet una élite en Cuba que sea funcional a sus intereses creando otra élite, sería negar la propia filosofía gracias a la cual la Revolución ha llegado hasta aquí.

A.F.V: Trabajar y conectarse desde una institución del Estado que en la Constitución está comprendida como propiedad social, digamos una emisora de radio, un periódico o un canal de televisión: ¿seguirá condicionando el activismo en las redes?

I.S: No creo sea el tipo de propiedad una condicionante, porque en medios de comunicación privados se regula y hasta prohíbe el activismo en las redes. Sin embargo, entre nosotros las regulaciones no pueden sustituir el diálogo y la imprescindible argumentación política; cuando se procede de ese modo, lejos de ayudar a la Revolución se le debilita.

Es un hecho que existe una guerra mediática contra Cuba, que se ha trasladado a Internet junto a los millones de dólares que la financian. Por ello, el activismo en la redes de quienes ostentan una responsabilidad pública, no solo de los periodistas, siempre se moverá sobre un campo minado por los intereses que buscan utilizar ese espacio para restablecer su dominación sobre nuestro país y han creado un sistema de premios y castigos para demonizar a quien molesta a su estrategia y seducir a quien creen puede serles útil. Ese es el principal condicionamiento, al que debemos enfrentarnos con inteligencia pero también con la eticicidad y los argumentos de que carecen  nuestros adversarios. Y hay que estimular la presencia allí, porque allí están las audiencias; para un revolucionario la ausencia o la indiferencia nunca serán una opción, como dijo Gramsci: “Vivir quiere decir tomar partido”. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Aviso a los lectores de Caracol de agua

Este blog admite juicios diferentes, discrepancias, pero no insultos y ofensas personales. Revise su comentario antes de ponerlo y debatiremos eternamente sobre lo que usted desee. Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.