martes, 29 de noviembre de 2011

Columnas ciclópeas en medio de huracanes y naufragios

Por Arnoldo Fernández Verdecia. arnoldo@gritodebaire.icrt.cu

El último aliento

Nunca imaginé que hoy 28 de noviembre de 2011 recibiría una noticia triste. A las 3 y 10 de la madrugada, una llamada telefónica me sacó del sueño. Un presentimiento aleteó en mi razón, tenía que ver con la Vieja. Rogué a Dios no fuera así, pero algo muy dentro me dijo, “ha muerto”. Inicié el camino al hospital. Al llegar, los ojos de mi tío hablaron: “A las 3 y 55 se apagó. No sufrió. Sus palabras finales fueron: No me lleven. No me lleven. No quiero ir”. Dice mi Abuelo que me llamó varias veces. Cuanto lamento no haber estado en sus últimos minutos.

Siempre tuve el sueño de escribir sobre su noviazgo con el Abuelo, el longevo matrimonio que hoy la muerte destruye, pero no tenía valor. Cada vez que lo intentaba, una extraña pesadumbre me negaba el derecho. El 19 de noviembre asumí el reto y en 8 días terminé el texto que pretendía compartir con mis amigos en el mundo.

El 27, concluí la última idea. Nunca imaginé que un día después, el 28, recibiría una noticia tan triste: ha muerto mi madrecita y estoy desolado. Al menos me queda el consuelo de no verla sufrir en sus últimos minutos de luz, de haberle hecho un regalo anticipado por su cumpleaños.

Coloqué un beso en cada una de las mejillas y en la frente de mi Vieja. Afuera las estrellas reinaban. El frío era intolerable. Pensé en el Viejo, en la soledad que acompañará sus días y no pude evitar lágrimas. Mi padre habló de flores blancas y su voz quebró antes de terminar la idea.

Es 28 de noviembre y comprendo el simbolismo del dolor, cuando se pierde al ser más querido de la existencia: la Madre. Vieja, reposa tranquila. Fuiste la gran matrona que contra viento y marea mantuvo unida a una extensa familia hasta el último aliento.


Una invitación impostergable

Termina el 2011, y desde que Caracol de Agua comenzó a navegar en Internet, acaricié la idea de un homenaje a los 80 años, unidos en el amor, de los viejos que me abrieron las puertas al porvenir. Ello justifica esta historia, que puede ser la de muchas parejas de enamorados en el mundo. Tiene como peculiaridad el siguiente aserto de Erich Fromm: “El amor es una actividad, no un afecto pasivo; es un estar continuado, no un súbito arranque. En el sentido más general, puede describirse el carácter activo del amor afirmando que amar es fundamentalmente dar, no recibir”. (Fromm, E: 1994: 31) Mis viejos, a sus 96, han vivido regidos por cada una de las ideas señaladas por Fromm.

Sirvan las palabras iniciales, de nuestro texto, para invitar, a nuestros amigos en el mundo, a leer: “Columnas ciclópeas en medio de huracanes y naufragios”.

Mi Vieja

Enma Ramos Ríos, mi madre, o mejor, la Vieja, nació en Las Lajitas el 21 de diciembre de 1915, en una pequeña aldea, cerca de Maffo. Sus padres Eulalia y Juan alimentaron su vocación virtuosa. Para ellos, la hija debía salir bien casada del hogar.

Mi Vieja fue a la escuela hasta el cuarto grado. Su padre la enseñó, muy niña, a leer y escribir.

Vivió 24 años junto a ellos, en una casa rodeada de cafetales y el trino del Sinsonte. Alegraron su vista, cartacubas, tocororos, zorzales, tomeguines, carpinteros reales; una fauna encantadora.

No faltaron frutas del país como piña, anón, zapote, guanábana, platanito, anoncillo, chirimoya, mandarina y guayaba criolla, por sólo mencionar las más codiciadas. Todas, en alegre convite, invitaban al saboreo de la cubanía. Creció rodeada de animales, sobre todo caballos, por eso fue buena jineta y sus paseos a Maffo, generalmente los hacía sobre un rocinante.

Gustaba de la buena música. La esposa del maestro de Maffo, Catalina de Sierra, la buscaba en auto los fines de semana, y la traía a los bailes de salón, muy populares en aquella época (inicios del siglo XX).

Su familia gustaba hacer excursiones a caballo para visitar a compadres y comadres, celebrar alguna fiesticilla, o tributar algún homenaje a un fallecido, una recién parida o un enfermo.

En ese ambiente de humilde educación, vivió mi Vieja su niñez y primera juventud.

Mi Viejo

Sulpicio Jesús Fernández Peña, mi padre, o mejor, el Abuelo. Nació en la finca de sus padres Herminio y Petronila, en Cruce de Anacahuita, a unos cuatro kilómetros de Contramaestre.

Su padre lo enseño a leer y a escribir. La matemática llegó a su formación de manera autodidacta.

Su niñez transcurrió en el alegre fantasear de una familia humilde.

No faltaron en su casa las celebraciones festivas de santos, cumpleaños familiares, rituales mágicos religiosos, sobre todo, el espiritismo de cordón, y el de la Virgen de la Caridad.

Su niñez y juventud las vivió junto a sus padres. El trabajo en la tierra, la atención a animales de corral, ganado vacuno y el tiro de caña, en un camión de carga, durante las primeras zafras del central América, fueron sus labores de iniciación.

Luego fue vaquero; un hecho que definió profundamente sus habilidades como fabulador. Grandes lotes de ganado tenía que llevar de una región a otra en la antigua provincia de Oriente. En las noches, mientras descansaba, junto a sus colegas, el señorío de la palabra se adueñaba del ambiente. La imaginación ganó terreno y fue una especie de Midas, que todo lo que hablaba convertía en ficción. Era difícil definir el límite entre realidad e invención en la palabra del Abuelo.

Tocaba el tres, un instrumento musical, muy cubano, incluso alardeaba con el bongó.

El gallo fino fue su mayor afición. Tenía varios patios en la extensa tierra de su padre.

Era un jinete insuperable, por eso participaba en carreras de caballo todos los fines de semana en Maffo, y hacía de sus corceles magníficos compañeros.

En ese ambiente, rodeado del cariño de una extensa familia y trabajos difíciles, vivió el Abuelo sus primeros años.

El Noviazgo

Mi Vieja y el Abuelo se conocieron en un recorrido de ocasión protagonizado por la familia Ríos. La travesía comprendió los territorios de Maffo, La Graciana y Maibio, en este último, vivía una tía de la Vieja. Hasta su casa llegó la comitiva.

Varios puercos asados, coñac, cestas de frutas cubanas, viandas, hortalizas y congrís estaban servidos sobre cuatro mesas, expuestas a lo largo y ancho del espacioso patio.

Vecinos del lugar e invitados, junto a la numerosa familia Ríos, celebraron durante todo el día. Un joven, de piel curtida por el sol, musculoso y buen bailador de son, atrajo la mirada de la Vieja. Cruzaron mensajes visuales y ese día disfrutaron el baile, supieron de sus familias. Allí surgió el compromiso de encontrarse en otro momento.

Meses después, el joven de piel curtida por el sol, o mejor, el Abuelo, llegó hasta Maffo, para una carrera de cintas en la que participaría. La Vieja lo esperaba y nuevamente los ojos intercambiaron ideas. Abuelo corrió esa tarde para ella, el triunfo se lo dedicó. Esa noche bailaron foltrock en un salón para blancos.

Días después, la Vieja vino a pasarse una semana en la casa de su tía en Maibio. Todas las noches el Abuelo y ella se encontraban para jugar a las cartas, al parchí y a la dama china. Las visitas del Abuelo fueron habituales y pronto ganó la complicidad de la tía, que veía con buenos ojos a aquel joven.

Uno de esos buenos días del campo cubano, tía llevó a toda la familia hasta una hermosa caverna, cerca del lugar; se asaron puercos; un grupo de son animó el ambiente. En el tres estaba Abuelo. Todo el día tocó varias piezas para la Vieja. A unos metros, un hilillo de río bordeaba la cueva. En un momento de asueto, Abuelo la tomó de la mano y se fueron hasta una de las pozas, donde se dieron el primer beso. De aquel lugar salieron comprometidos, y se inició un noviazgo que duró 8 años. En todo ese tiempo, los vínculos afectivos entre las familias del Abuelo y la Vieja se fueron estrechando, y ya era normal que, tanto una como otra, se visitaran hasta que los padres fijaron la fecha del matrimonio.


El Matrimonio

La casa de los padres del Abuelo despierta temprano. Sus hermanos pelan varios cochinos; descueran un par de ovejos. Las mujeres preparan viandas, morcillas, dulces, pasta de bocaditos, ensaladas. Las garrafas de coñac y sendos racimos de cocos esperan. El Abuelo precisa los detalles, no quiere sorpresas. Los dos caballos para el trayecto hasta la casita, en Maffo, donde pasarán la luna de miel, están listos.

La novia permanece en la residencia de la tía. El vestido es sencillo, pero luce impecable. Nadie puede verla hasta llegada la hora, dice una de las primas. Es de mal augurio, precisa.

A las 2 de la tarde, del 21 de diciembre de 1939, Enma, mi vieja, aparece ante los ojos atónitos de la familia Fernández. Una enramada la recibe. El aplauso espontáneo estremece a los presentes. ¡Viva la novia! Ha llegado el momento. Suena un trino de guitarra. La décima anuncia el casorio e invita a los novios a unirse en la alegría como en la tristeza, en la enfermedad como en la salud, en la vida como en la muerte. Los padres de ambos linajes aplauden.

Inicia la fiesta. Enma y Sulpicio Jesús, ya son marido y mujer. Se abrazan tímidamente ante los presentes. Rompe el septeto. El son invade la enramada. Los cuerpos se mueven. El coñac alegra. Las mujeres lo ligan con agua de coco y el sabor es divino. Algunos invitados juegan al dominó. Las parejas que pierden deben tomar posesión de las dos varas donde asan los cochinos. A las 5, alguien da la orden y bajan los animales. El chilindrón está listo; morcillas, tamales de maíz, viandas, lechugas, tomates, col, frutas del país, congrís, fuentes llenas de coñac y garrafas de aguardiente invaden los espacios. Los puercos asados son colocados sobre las mesas e inicia el convite.

Ya entrada la noche, el joven matrimonio parte a caballo para la casita donde pasarán la luna de miel. Lo acompañan muchos jinetes. Se escuchan tiros de revólver, y escopetas de caza. Son nuestros fuegos artificiales, dice un hermano del Abuelo.

Atrás queda una vida plena de labores y sacrificios. En el horizonte, el deseo de armar una familia, educarla y trabajar para mantenerla. Con estas ideas en la mente, el joven matrimonio llega a la residencia.


El Hogar

En principio, el joven matrimonio vivió en uno de los cuartos de la casa familiar donde nació el Abuelo. Varias veces recorrieron la finca en busca de un lugar ideal para construir el hogar de sus futuros hijos.

Un inmenso algarrobo atrajo su atención. Las ramas se extendían sobre una planicie verde, cargada de marañones, anones, anoncillos, canisteles, guayabas criollas y palmas reales.

En un espacioso alto, frente al vetusto árbol, armaron un bohío. Pencas de guano, tablas de palma, cujes, tierra blanca y buenas intenciones animaron al matrimonio. Sólo pudieron hacer dos cuartos y una cocinita.

En aquel sitio encantado, los viejos construyeron una vida. Allí se amaron y unidos concibieron múltiples proyectos: el más importante, hacer una casa de mampostería bien amplia.

La subsistencia fue garantizada con la crianza de puercos, vacas, pavos, gallinas, patos, faisanes y conejos. Programaban la muerte de un puerco, cada tres o cuatro meses, para tener la manteca del año. No faltaban huevos criollos, carne y leche. En la tierra disponible rotaban maíz, yuca, frijoles, tomates, boniato, calabaza, caña y sandía.

Con el tiempo llegaron los hijos: 2 hembras y cuatro varones. Tuvieron que apretarse. No había espacio, ni dinero para comprar ropas, zapatos, medicinas y asegurarles educación.

Las complejidades de un país pobre golpearon profundamente a la familia creada por los viejos. Cada hijo desarrolló una acción con el fin de asegurar ingresos para la economía hogareña: vendían agua, huevos, carne, leche, lavaban y planchaban.

Sin embargo, la situación empeoraba, por eso mandaron a la mayor de las hijas a trabajar para un próspero comerciante que se comprometió a garantizarle estudios y salud. Otro de los hijos fue iniciado en el comercio como dependiente en una red de tiendas y bares que existían en un pueblo vecino. El resto, se mantuvo en los roles habituales que aseguraban la estabilidad económica del hogar.

Al menos tenemos comida suficiente, decía la Vieja. A mis hijos nunca les ha faltado un vaso de leche cada mañana y siempre almuerzan y comen a llenarse, precisa.

Era una vida sencilla en torno a un hogar que no tenía lujos, pero sí mucho amor y sacrificios. Los hijos crecieron e hicieron planes. La mayor se casó con el hijo de un comerciante gallego. Otro se fue de la casa y formó familia. El resto se preparó con el fin de conquistar el mundo. Llegado el momento, lo hicieron sin mirar atrás.

72 años de matrimonio, y 8 de noviazgo, mantienen unidos alegría y dolor. En sus respectivas poltronas, reciben al viajero cercano y dan refugio al peregrino. Protegen los ritos sagrados que unen y fertilizan la familia. Visitarlos es edificante. Son dos columnas ciclópeas en medio de huracanes y naufragios. La casa de mampostería se yergue imponente en medio del campo.

Contramaestre, 19-27 de noviembre de 2011.

Nota póstuma

Hoy falta una columna, la Vieja, pero su espíritu sigue ahí, en sus hijos, nietos, bisnietos, en todos los que la amamos y amaremos siempre. Como fue devota de la Virgen de la Caridad, la Vieja vivirá una nueva vida, reencarnará en otras almas y la nobleza de sus palabras guiará el camino de muchos peregrinos, como el de este reportero, que un día llegó a su casa, con un año y medio de nacido, y lo hizo un hombre.
Lunes, 28 de noviembre de 2011.

99 comentarios:

Yolanda Molina Pérez dijo...

Aroldo, a retazos creía estar leyendo fragmentos de la historia de mi propia familia, yo también llevo mucho tiempo posponiendo escribir sobre ellos, en especial mis abuelos, espero que no sea demasiado tarde cuando me decida a hacerlo, no hay palabras de consuelo y yo soy pésima para ofrecerlo, no sé cómo es que no acabamos de aprender a lidiar con la muerte cuando es la única certeza con que llegamos a la vida, quizás porque el amor tiene una mayor trascendnecia que la carne y la vida misma, así que de alguna manera tu abuela sigue en tí y en todos los que compartamos esos hermosos recuerdos que generosamente nos ofreces...mis deseos de que encuentres maneras paar sobreponerte...

Anónimo dijo...

Pedro Luis Terán Leyva:cizate Cuanto siento lo sucedido amigo mìo !!! Sè que ademàs de tu abuela fuè la madre que te criò !!! Estoy contigo en tu dolor !!!

Anónimo dijo...

Pedro Luis Terán Leyva: Como dices tù LOS AMIGOS SON UN LUBRICANTE PARA EL DOLOR !!!!

Anónimo dijo...

Alieski Sarmiento: Profe, amigo, lamento muchísimo la pérdida, mis más sentidas condolencias. Dios los bendiga y ayude en medio del incalculable dolor.

Anónimo dijo...

Vivian N. Giner: Lo siento muchísimo Arnoldo, me hiciste revivir momentos pasados y dolorosos. Que Dios te acompañe en estos momentos para poder sobrellevar esta pérdida.

Anónimo dijo...

Raciel Landrove: No existen palabras que den consuelo en dias tan triste como la partida de un ser tan querido, solo los que pasamos por eso lo sabemos, es por ello que solo te dire que tengas mucha fuerza y que sepas que estamos contigo por que eres especial en lo que se refiere al amor en la familia, se que extrnaras mucho pero tenemos que seguir, otros seres queridos estan a tu lado, Un abrazo y todas mi energias estan contigo y tu familia.

Anónimo dijo...

Raquel Fuentes Rivera: QUE DECIRTE EN MOMENTOS TAN TRISTES Y SOBRE TODO ESTANDO TAN LEJOS, NO TENGO PALABRAS SOLO QUE SIGAS SUS ENSEÑANZAS QUE SERA EL MEJOR HOMENAJE A SU MEMORIA Y QUE SU ALMA DESCANSE EN PAZ UN ABRAZO MI ALUMNO DE SIEMPRE Y MIS CONDOLENCIAS A LA FAMILIA TE QUEREMOS DESDE EESPAÑA TU PROFE RAQUEL

Anónimo dijo...

Julio Concepcion: mis nas sentido pesane amigo.

Anónimo dijo...

Juan Antonio Manzini: mi más sentido pesane

Anónimo dijo...

Marel González: Lo siento... Un abrazo..

Anónimo dijo...

Yami Tasse: mucha fuerza para soportar ese dolor, estamos contigo

Anónimo dijo...

Carmen Rosa Martinez Corria: recibe nuestro mas sentido pesame de parte de nuestra familia,que Dios te bendiga y te conforte en este momento tan doloroso,te queremos

Anónimo dijo...

Yaiquibel de la Huerta: Mis mas sentidas condolencias.No tengo palabras para expresarle cuanto lo siento,pues es que realmente no crea que existan en estos momentos en cada uno de nosotros pasamos x situaciones como esta.Pero bueno mucha fuerza, y ahora el camino a seguir es aceptar lo sucedido,pues tristemente es la ley de la vida.Mucho animo y que Dios lo ayude.

Anónimo dijo...

comYaiquibel de la Huerta: Mis mas sentidas condolencias.No tengo palabras para expresarle cuanto lo siento,pues es que realmente no crea que existan en estos momentos en cada uno de nosotros pasamos x situaciones como esta.Pero bueno mucha fuerza, y ahora el camino a seguir es aceptar lo sucedido,pues tristemente es la ley de la vida.Mucho animo y que Dios lo ayude.

Anónimo dijo...

Pilar Fernandini: Que dios te de mucha fuerza en estos momentos recibe mi mas sentido pesame para ti y toda la familia

Anónimo dijo...

Tony Reytor Sidkvist: Comparto tu nostalgia y comprendo tu estado pues yo también perdí a mi querida madre y luego a la siempre tierna abuela. En este tu Caracol de agua dejo las flores blancas con especial fragancia de esas que nunca se marchitan ni pierden la esperanza de continuar perfumando la ternura del alma. Para madre y abuela mis flores blancas.

Anónimo dijo...

Leonardo Díaz Castañeda: Realmente y de todo corazón lamento por la dificil situación que está atravezando y mis más sentido pésame de tu amigo y hermano en estos tristes momentos

Anónimo dijo...

Mai Matarredona: Siento mucho querido amigo dla tan grande perdida que has tenido se cuan orgulloso estabas de ella, seguro que desde el cielo seguira velando por ti y los tuyos, mi mas sentido pesame amigo desde esta parte del Atlantico, tu amiga mai

Anónimo dijo...

Beatriz Castro: Tenga usted mi mas sentido pesame y comparto su dolor!!!!

Anónimo dijo...

Martha Cabrales Arias: Te acompaño, aunque sea de lejos, en tu dolor, Arnoldo...

Anónimo dijo...

Sabel Rivera Garcia: De seguro dejó en ti tantas huellas que se matendrá viva. Precisamente hoy, cuando el reloj esté marcando las doce de la noche yo estaré entrando a los 101 años del nacimiento de mi MADRE y de lo que si puedo estar segura es que NO lo haré sola, lo haré con ELLA porque a pesar de que Dios la llamó a su lado en el 2002, la tengo tan presente como en los tiempos de la feliz infancia y juventud que me dió. Ahora solo trato de multiplicarla y estoy segura que tu harás lo mismo porque tienes las dos cosas necesarias para hacerlo:CORAZON e INTELIGENCIA.

Anónimo dijo...

Adelis Del Toro Corrales: Arnoldo ha perdido a la coronaria de su corazón. Sé lo que duele, es tan profundo que no lo comparas. Cuando la viejita del corazón parte sin previo aviso nos deja una soledad inconsolable.Nada es más profundo, nada más conmovedor,nada más sentido .Estoy contigo , ten mi hombro para llorar una vez más por el adios de una madre.Gracias a Dios tienes muchos amigos para compartir tanta tristeza.Que no te falten nunca esos que en los momentos dificiles tienden sus manos nobles para expresar sentimientos reales.Dios te acompañe para que no te fallen las fuerzas.

Anónimo dijo...

Alina Perera Robbio: Arnoldo, lamento tu dolor insondable, sin consuelo. Y pongo mi mano solidaria sobre tu hombro. Estuve leyendo las historias de los viejos: son preciosas.

Anónimo dijo...

Yaly Ginarte Rodriguez: Mis mas sentido pesame para ti y familia,yo tambien hace tan solo 3 meses recibi una llamada igual y a la misma hora lo que en mi caso fue mi padrastro ,es muy duro ,pero fuerzas si

Anónimo dijo...

Marga Gonzalez Mezquita: ARNOLDO, MIS CONDOLENCIAS AMIGO, DESDE EL PRIMER DIA AL LEER TUS PUBLICACIONES SUPE LO QUE TU VIEJA SIGNIFICABA PARA TI, LEIMOS TODO LO QUE ESCRIBISTE COMO REGALO A TUS ABUELOS, EN MEDIO DE TU DOLOR RECIBE PALABRAS DE CONSUELO Y QUE SIGAS CON ESE INMENSO CORAZON TAN AGRADECIDO.TU ABUELA, TU VIEJA ( COMO DICES) ESTA EN MUY BUEN LUGAR, DESCANSANDO Y FRENTE A LA LUZ DE CRISTO.LO SIENTO MUCHO.

Anónimo dijo...

Luis Hidalgo Ramos: Lo lamento mucho. Un abrazo desde Pinar. Muchas fuerzas y energías para enfrentarte al golpe más duro.

Anónimo dijo...

Jorly Cubanito Cubanito: Muy triste hermano, pero cuando se es buen hijo, uno tiene que buscar un poco de paz en todo lo que hizo por su mami.

Anónimo dijo...

Tomás Elías Ramírez: Comparto ese sentimiento. Hace tres años pasé por ese dolor que jamás se olvida.

Anónimo dijo...

Doroteo Arango: Porque no estubistes a su lado cuando mas te necesitaba?

Anónimo dijo...

Maria Emilia Loureiro Milan: No te preocupes que no siempre esta al lado de la persona que mas uno quiere en la vida en el momento mas dificil pero guarda en tu corazón todo lo bueno que ella te inspiro y siempre recuerda que gracias a ella tu eres un ser vivo, recuerdala como era no en su ultima hora, suerte y que Diso te acompañe

Anónimo dijo...

Eduardo Duharte: y que tu hacias durmiendo ,cuando tu madre se estaba muriendo,en vez de estar ahi hasta su ultimo momento

Anónimo dijo...

Rita Munoz: Lo siento mucho. Que descanse en paz.....

Anónimo dijo...

Magaly Zamora: Lo siento mucho, que te consuele todo el amor que le diste.

Anónimo dijo...

Doroteo Arango: Espero vivas el resto de tus dias en eterno arrepentimiento por no haber estado al lado de la que todo te lo dio. Ya que ella se marcho tu negandole su ultimo deseo.

Anónimo dijo...

Lisa Gonzalez: Mi corazon esta muy triste al saber de la muerte de la abuela , no sabes cuanto siento no poder estar contigo en un momento como este, no tengo palabras, solo le pido a Dios mucho consuelo para ti el abuelo tu padre y todos alla , un gran abrazo.... sabes que tienes mucha gente que te quiere

Anónimo dijo...

Yanet Silva Vazquez: Lo siento amigo se que es muy doloroso perder un ser querido y mas tu madre,que Dios te de fuerza para enfrentar esta situación,y recordar las cosas lindas que viviste con ella saludos.

Anónimo dijo...

Marcos Jorge: En estos momentos de duelo, me uno a tus sentimientos...te envio un abrazo sincero hermano..!!

Anónimo dijo...

Ariel Fajardo López: Siento mucho tu pérdida ,amigo. Un abrazo

Anónimo dijo...

Agustin Aguiar: Lamento la perdida de tu ser querido y me uno a tu dolor, solo nos queda rogar a Dios por su alma para que desde el cielo te proteja y te siga acompanando, Dios te Bendiga

Anónimo dijo...

Juan Carlos Roque: Mi más sentido pésame. En momentos como este no hay consuelo. Solo la certeza de que no hay como el amor de una madre. Mucha fuerza, hermano!

Anónimo dijo...

Ysmarys Martinez:
cuenta siempre con tus amigos, que desde donde sea te acompañaremos

Anónimo dijo...

Marìa Elena Lòpez Jimènez: No ha muerto. Vive en nosotros. Vive en ti, en mi, en el UNIVERSO. "La VIDA, el sol del alma, el Dios del cuerpo, la VIDA, la mancha del dolor que abriga el tiempo, la VIDA........."(La Aldea). Me uno a ti en este momento

Anónimo dijo...

Yunior García Ginarte: Mi pesame para ti Arnoldo, la vida es de pérdidas algunas irremiables, pero así es la vida.

Anónimo dijo...

Noel Pantoja Guillen
Arnoldito:
Lamento mucho la pérdida de tu querida abuela y madre de mi amigo Arnoldo. Créeme que siento su muerte con el mismo pesar que se siente la de un familiar cercano. Yo conocí a tu abuela y sé que esta pérdida deja un vacío muy hondo en toda la familia; pero ante esta triste realidad, tenemos que resignarnos, entenderla y aceptarla... Un abrazo en la distancia.
Noel Pantoja Guillén
Temuco. Chile

Anónimo dijo...

Lourdes Palau Vázquez: Lo siento Nolyn, debes sobreponerte y seguir el camino no queda otra opción.

Anónimo dijo...

Jose Ramon Morales: Arnoldo, te acompaño en este gran dolor pero piensa que ya descansó, ahora esta más cerca de ti pero en otra dimensión y protegiéndote, algún dia te reuniras con ella. Yo he perdido a mis abuelos y a mis padres y no he podido siquiera ir al funeral, pero los tengo a mi lado aunque no los pueda ver. Se feliz y asi la honras pues ella quiere verlos a todos unidos y felices. Un abrazo

Anónimo dijo...

Iliana Ortega Chavez: Hay mi vida cuanto lo siento , debes ser fuerte aún cuando no se si lo seré yo cuando llegua a mi vida este terrible momento . Amigo que dios la lleve al más bello lugar para que desde allí guie tus pasos y acciones , un fuerte abrazo .

Anónimo dijo...

Magdiel Pérez: Arnoldo, te dejo también mi más sentido pésame; trata de buscar consuelo en los momentos buenos y alegres, no en el final, que de ninguna manera sería bueno... Pa´lante y pa´rriba!!!

Anónimo dijo...

Andrea Solorzano:
amiguito los dos no hamos hablado mucho de todo corazon te a compaño en tu dolor se como te estas sintiendo en este momento que dios te bendiga y te de mucha fortaleza

Anónimo dijo...

Grisell Pupo Montesdeoca: Caramba Arnoldo, que infeliz noticia. La conozco de tus fotos, de tus agradecimientos a ella por el hombre que eres. Comparto tu dolor, aquí estoy.

Anónimo dijo...

Víctor Hugo Leyva Sojo: Le acompaño en el sentimienro

Anónimo dijo...

Moraima Zulueta Gomez: Noli, lamento mucho la pérdida de tu Vieja querida. En verdad te admiro y te respeto por tus nobles sentimientos humanos; por eso cumplí contigo en ese momento tan duro, pues a decir de tu frase: "eres el reportero que llegó un día a su casa, con un año y medio de nacido, y lo hiciste un hombre" dice mucho de tus agradecimiento perpetuo para quien con dedicación, amor y cariño te acogió hasta verte realizado en lo que eres hoy, un PERIODISTA talentoso.

Anónimo dijo...

Rudis Quesada Moreno: Hermano se que nada de lo que te diga podra consolar tu dolor, pero lo siento mucho y creeme que te acompano en tu dolor, por que solo pensar en momento como el que estas vivendo me aterra, mi mas sentido pesame hermano

Anónimo dijo...

Alexis Díaz Pimienta: SIN PALABRAS, ante esto me quedo sin palabras. Qué vacío, que pena, que grande tu detalle de comaprtir la pena. Un abrazo lejano, pero grande, muy grande"!

Anónimo dijo...

Belkys Pérez Cruz: Lo siento mucho amigo. Piensa en todo lo bueno que te enseñó y dejó para que sigas viviendo. Son esos los recuerdos que alimentan el alma. Un beso.

Anónimo dijo...

Leonardo Díaz Castañeda:
La pérdida de un ser querido siempre deja un espacio vacio, mis más sentido pésame en estos instantes de dolor de tu amigo y hermano

Anónimo dijo...

Pedro González Munné: lo siento, rip, saludos

Anónimo dijo...

Bárbara Fortes: Mi mas sentido pésame por la pérdida de tu mama...

Anónimo dijo...

Olga Thaureaux Puertas: Lo siento Arnaldo, cosas de la vida a la cual jamás nos acostumbraremos

Anónimo dijo...

Ariuska La O Carrión: Hermano, lo siento mucho, pero piensa que ella siempre va estar contigo, un abrazo fuerte, te quiero mucho.

Anónimo dijo...

Coral Vázquez Peña: Lamento Arnoldo haberme enterado tarde, lamento la perdida, sé de sobra lo que se siente, pero es como dice María Elena ella seguirá viva en tdos sus seres queridos

Anónimo dijo...

Maricel González Suárez: Por más que quiera, hay veces que me quedo sin palabras. Es difícil decir lo siento, cuando se que no conseguiré aniquilar tu dolor, pero habrás visto ya cuántos amigos te queremos bien, y a pesar de cualquier distancia estamos cerca de ti. Un abrazo hermano.

Anónimo dijo...

Alfredo Rafael Ballesteros Alfonso: Arnoldo mi hermano, sabes cuanto siento lo que pasó con tu abuelita, y te acompaño en los sentimientos. Pero adelante hermano, tienes que seguir adelante!.

Anónimo dijo...

Rosa C. Baez: No haabia podido escribirte, siento mucho tu novedad, hace muy poco pase por igual doloroso transe y tambien me enterere en la madrugada por telefono asi que ya sabes como senti tu propio dolor.. fuerza y adelante!

Anónimo dijo...

Víctor Adriel Matos Legrá: Lo siento mucho. Un abrazo muy fuerte en tan dolorosa circunstancia.

Anónimo dijo...

Karina Marrón González: Hay golpes en la vida tan fuertes... yo no sé, golpes como del odio de Dios... Así decía el poeta César Vallejo. Un fuerte abrazo

Anónimo dijo...

Monica Ventura:
HAY Q SEGUIR ADELANTE. TE KIERO MUCHO

Anónimo dijo...

Ramón Columbie Grimón:
Querido hermano mio, sabes que siento mucho tu perdida, espero pronto estar poor ahi y darte un fuerte abrazo, por ahora recibe mi mas sentido pesame.

Anónimo dijo...

Noralvis Boloy Isaac: La vida nos quita y nos da, a veces la perdida es tan dolorosa que jamás se olvida, pero los amigos ponemos el hombro como soporte para que continues el camino, paso a paso.

Anónimo dijo...

Lisa Gonzalez.
Solo le pido a Dios que te de fortaleza, yo se lo que se siente pues he perdido a todos mis vieos, es muy triste de verdad muy triste ....saber que estas sufriendo y no poder abrazarte me rompe el corazon , espero que animes a los otros a tu padre y el abuelo porque ellos te necesitan y eres mas joven que ellos, se fuerte , aunque se que es muy dificil.... oremos por Doña Enma..

Anónimo dijo...

Juan Carlos Roque: Hermano, Ayer dejé mi mensaje de pésame en tu Muro, pero con este sistema de Facebook me empezaron a llegar todos los otros mensajes de condolencia de tus amigos. Por eso abandoné la conversación, porque recibí más de 30 notificaciones.
Me impactó mucho la foto del inicio del trabajo. Sé que es muy duro. Yo perdí a mis viejos. Mas te recomiendo, por bien para ti y para la aceptación de tu duelo que pongas en su lugar una foto en la que estés con ella en vida.Un abrazo, hermano. Mucha fuerza.

Anónimo dijo...

Oneida Garrido Alzuru: AMIGO LAMENTO MUCHO LO SUCEDIDO SE QUE EN ESTOS MOMENTOS NO HAY CONSUELO QUE LO PUEDAN ALENTAR, ES UN DOLOR INMENSO Y SOLO NOS TOCA SEGUIR. RECORDAR TODAS LAS COSAS BUENAS, MALAS QUE SE VIVIERON Y SE COMPARTIERON CON TU MAMA ESO TE DARÁ FORTALEZA.

Anónimo dijo...

Nery Santos Leon: hola amigo, si estoy equivocada te pido disculpas pero por lo que vi en facebook has perdido a tu querida abuela,si es asi desde gran canarias te envio mi mas sentido pesame y que dios te de conformidad, por ese amargo camino tenemos que pasar todos,pero hay en la vida mas cosas por las que hay que seguir adelante un beso grande cuidate chaooooooooo

Anónimo dijo...

Rafael Pérez Insua: Arnoldo siento mucho lo de tu mama de corazón no pude evitar emocionarme mucho. así que aquí tienes mi mano

Anónimo dijo...

Pedro Luis Terán
POR QUÈ LA VIDA NOS TIENE QUE JUGAR ESTAS MALAS PASADAS ?­ ­
AY ARNOLDO­ ­
EN ESTOS MOMENTOS NO HAY PALABRAS QUE AYUDEN­ ­
SOLO TIENES QUE PONER DE TU PARTE Y SER FUERTE­ ­
Y MAS CUANDO FUÈ TU ABUELA Y TU MADRE­ ­
QUISIERA ESTAR CONTIGO AHORA, SÈ QUE UN ABRAZO FUERTE TE AYUDARÌA MUCHO­ ­
ESA FOTO TUYA ME DESTROZÒ­ ­
SIEMPRE TE VES TAN FELÌZ­ ­
Y ESA FOTO DESGARRÀNDOTE­ ­
LUEGO HABLAMOS­ ­
TE MANDO UN BESO GRANDE Y PROFUNDO­ ­

Anónimo dijo...

Gerardo del Castillo: SIENTO MUCHO LO SUCEDIDO, MIS MAS SENTIDO PESAME DE TODO CORAZON.. SINCERAMENTE GERARDO.

Pepín dijo...

Arnoldo: Tu te retiraste, pero yo te sigo igual leyendo tus articulos, y algùn día este viejo te dará un abrazo personalmente.-
Me uno al sentimiento tuyo y de los tuyos; la verdad que la perdida de la vieja ( asi le llamaba a la mia ) se siente mucho, pues el vacio que deja es dificil de cubrir. De ahora en adelante empezaras a comprender muchas cosas que ella te habrá dicho, pero que cuando somos jovenes, no nos interesa oir.-
Abrazos, y siempre para adelante.-
Pepín

Anónimo dijo...

Mai Matarredona: Espero que tu corazon este mejor y que el viejito sienta que ella desde el cielo le conrie y les acompañara siempre, nunca nos vamos completamente, queda nuestro recuerdo y aun que algunos no lo crean existe otra vida y desde alli velan por nuestra felicidad, saludos amigo

Anónimo dijo...

Oneida Garrido Alzuru:

AMIGO LAMENTO MUCHO LO SUCEDIDO SE QUE EN ESTOS MOMENTOS NO HAY CONSUELO QUE LO PUEDAN ALENTAR, ES UN DOLOR INMENSO Y SOLO NOS TOCA SEGUIR. RECORDAR TODAS LAS COSAS BUENAS, MALAS QUE SE VIVIERON Y SE COMPARTIERON CON TU MAMA ESO TE DARÁ FORTALEZA.

Anónimo dijo...

María Caridad Claro Bairán:
Arnoldo, mis sinceros saludos para ti y tu familia; lamento la pérdida, pero nuestros seres queridos siempre están con nosotros, así me pasó con mi papá y su presencia está en mi, en cada cosa que hago y lo recuerdo, en acciones, gestos que tengo y sé que los heredé de él. Mi mama no está bien de salud, por eso te escribo ahora, espero me disculpes. Un beso. María Caridad

Anónimo dijo...

Rafael Pérez Insua: Arnoldo siento mucho lo de tu mama de corazón no pude evitar emocionarme mucho

dashtrt dijo...

Me uno a ti, en tu dolor, Arnoldo
Pasé por eso... ¡cómo duele perder a un ser querido!
mis condolencias

odalis.garcia69@yahoo.es dijo...

Odalis García: Arnoldito, he entradoa tu página, te confieso que en estos momentos muchas lágrimas brotan de mis ojos, y no es por mi crónica la cual veo bien y estoy muy complacida por su pblicación, pero hermano me ha conmovido mucho tu historia, la de tu viejita, el amor de ellos y yo comprendo mucho el dolor que se siente, en carne propia lo estoy sintiendo. Mis padres también tuvieron un matrimonio lindo que duró mas de 40 años, pues se juntaron desde que tenían 14 años uno y 16 el otro, amigo ellos se
amaron hasta el último momento, yo crecí con esa influencia de amor, de pasión, de deseo uno por el otro a pesar de los años, fíjate que mi mamá sufrió tanto el último
año por la enfermedad de papi que acabó ella enferma también. Tu relato se parece a mi historia familiar por eso la siento propia y me conmueve tanto, entiendo tu
dolor, yo muchas veces he pensado que si pierdo a mi mamá nunca más será una mujer feliz, tendré momentos alegres porque siempre existen motivaciones y la vida debe continuar, pero esa vieja como llamabas a la tuya es mi alegría.
Bueno vecino mio sabes siento no haber descubirto antes que tuvieramos tantas cosas en común sin duda tu amistad me habría hecho compartir muchos momentos agradables cercanos ala cultura y la literatura que ambos disfrutamos.
Por hoy un abrazo y no me hagas llorar por hoy.
Te mando esta foto que es reciente. bueno saludos a todos los conocidos y a los compañeros de radio GB. Buena navidad.

Anónimo dijo...

Jose Julio Perez: muy triste

Anónimo dijo...

Marcela Quintas: Lamento tu pérdida, de corazon.

Anónimo dijo...

Walter Matos Caballero: hermano cuanto lo siento.

Anónimo dijo...

Ana Maria Gorinaperez: Amigo cuianto lo siento. eso es tan triste, ya yo pace por eso y es lo mas doloroso que nops puede pasar, nos queda un gran vacio en el alma, pero amigo mio, tienes que levantarte porque la vida continua y tenemos que tener mucha fuerza un beso

Anónimo dijo...

Pedro Luis: ARNOLDO, HE ESTADO LEYENDO LA HISTORIA TAN LINDA DE TU FAMILIA Y ESTO QUE TE VOY A DECIR QUIZÀS NO SÈ SI DEBA EN ESTE MOMENTO PERO ES LA REALIDAD­ ­

CUANDO HAY PAREJAS ASÌ COMO ELLOS DE TANTOS AÑOS Y TANTA EDAD GENERALMENTE EL QUE QUEDA VIVO SE MUERE PRONTO DE TRISTEZA­ ­

CASI NUNCA ACEPTAN LA SEPARACIÒN ASÌ QUE TIENES QUE ESTAR PREPARADO PARA EN CUALQUIER MOMENTO PASE OTRO DESENLACE­ ­

ES ASÌ LA VIDA !!!!­ ­

Anónimo dijo...

Pedro Luis Terán Leyva: MIS PADRES LLEVABAN VEINTE Y TANTOS AÑOS SEPARADOS­ ­ Y MI PAPÀ FUE MUY MUJERIEGO­ ­ PERO SE LLEVEBAN BIEN INCLUSO POR COSAS QUE DESPUÈS TE CUENTO MI MAMÀ LE DABA TODOS LOS DÌAS DESAYUNO Y ALMUERZO A MI PAPÀ­ ­MIRA, HACIÈNDOTE VER LA REALIDAD COMO YO LO ESTOY HACIENDO VERÀS QUE LO ACEPTARÀS MEJOR PAPA­ ­ DISCULPA SI ESTE NO ERA EL MOMENTO, DISCULPA.....­ ­
Y ELLA LO MANDABA A HACER MANDADOS­ ­
ESA ES LA VIDA, LA PARTE DURA DE LA VIDA­ ­
Y QUISIERA QUE VIERAS COMO A ÈL LE HA AFECTADO LA MUERTE DE MAMI QUE SE HA PUESTO ESCLERÒTICO­ ­
OK PAPI, SABÌA QUE IBAS A REACCIONAR ASÌ, MIRA TE CUENTO MÀS­ ­

rebecam estevez dijo...

Un día me animastes ante el fallecimiento de mi padre y hoy no sé que decirte que pueda calmarte el dolor tan grande que se siente, solo que cuentes conmigo.Es una historia muy linda que no debió dejarse de contar, gracias por compartirla. Estuve mucho fuera de las redes, retorné y me encontré con esta triste noticia, de verás sentí mucha pena sobre todo de no poder, quizás decirte algo...un abrazo

Anónimo dijo...

Óigame: Hacia tiempo que no leía sus escritos y este me ha conmovido, tanto por el motivo, como por su foto con la viejita.Con todos mis respetos, dicha foto sobraba para demostrar el cariño a quien le dio el ser
¡ Le acompaño en su dolor ! es ley de vida.

Anónimo dijo...

Mirita Castro: muy lindo lo que escribes. Eres un joven muy sentimental y sensible gracias por compartir

arnoldo@gritodebaire.icrt.cu dijo...

HACE VARIOS DÍAS QUE SUEÑO CON MI MADRE, HA REGRESADO ENVUELTA EN MUCHA LUZ, ME HA ABRAZADO MUY FUERTE, DIJO QUE ME AMABA MUCHO Y ME PROTEGÍA DESDE UN CARIÑO A PRUEBA DE ETERNIDAD. CUANDO ME HA SUCEDIDO NO HE QUERIDO DESPERTAR, PORQUE ES UNA CERTEZA SU PARTIDA, AL MENOS EN MIS SUEÑOS SIGUE CONMIGO, A VECES QUISIERA NO DESPERTAR NUNCA PARA TENERLA SIEMPRE...

Anónimo dijo...

María Isabel: también extraño mucho a la mía, esa lejanía me mata, hoy mas q nunca la necesito a mi lado. Así q te entiendo mucho.

Anónimo dijo...

Mirita Castro: las mereces, despiertas cariño en las personas por tu alta sensibilidad, y compartes sentimientos, lo que hace de tu blog y perfil un lugar hermoso para visitar. un abrazo para ti

Anónimo dijo...

Isabel Suárez: Arnol mijo para esto no hay palabras de sosten pues es algo inevitable que queda en el Corazon de aquella persona que ama sufre y no olvida el bien yo se que la adoraste pues tuve el placer de conocerlos a todos y vivir momentos de alegria en ambas casas pues cuando me case tu tia me llevo a las lajitas alli conoci el hermoso batey y rico luego ya tenia mis ninos y tu abuela pidio conocerlos y se los llevamos a anacaguita gran dia tu estudiabas cuando eso ese dia andavas en un chor sin camisas y un sombrero lo recuerdo como ahora y nos llevaste a;l naranjal que queda al lado de la casa a comer luego nos pasamos un marabilloso dia ella me pidio que volvieramos y en ocaciones ivamos los fines de semana bella familia es largo los cuentos se que fueron momeentos felices que dios la tenga en la Gloria igual que mi madrecita ,me hiciste renacer momentos duro en la vida espero encuentres una tranquilidad como la busco yo y nunca aparece van 10 anos para mi

Anónimo dijo...

ISABEL SUÁREZ: ERA UNA MUJER CON EL CRAZON DE ORO ESTA EN NUESTROS CORAZONES DE FAMILIA

Milagros de los A Vega dijo...

Mi amigo , no tengo palabras para decirte lo que he disfrutado de esto tan maravilloso que has escrito. Muchas , pero que muchas gracias por compartir esta bella Novela de Amor en todos los sentidos. Es bello, muy bello ver el valor que le das no solo a al amor de tu familia sino con el orgullo que se te sale por los poros y hace de ti una persona esplendida en todos los sentidos,no importa las idiologias ni las religions cuando hay un buen Corazon y Buenos sentimientos junto a Buenos valores hay siempre una persona maravillosa.Te felicito desde el fondo de mi alma y te bendigo desde mi Corazon.Te imagines cuantas historias perdidas hay en nuestros pueblos por falta de personas como tu que se interecan por conocerlas y mucho mas contarlas y dejarlas plasmadas pra hacer historias y dejar huellas.Un abrazote desde aca mi bello amigo.Ya te quiero y admire mucho

Milagros de los A Vega dijo...

Que lindo y emotivo como todo lo que escribes cuando te refieres a algo sencile como tus viejos como les dices. Ya te dije que ella es la raiz que dio vida a tu vida y que me encanta cuando la veneras y recuerdas porque dice mucho de ti y de su trabajo hecho con el mas puro amor que existe que es el de madre . Precioso mi amor. Ella se que tiene mucha luz donde esta

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Aviso a los lectores de Caracol de agua

Este blog admite juicios diferentes, discrepancias, pero no insultos y ofensas personales. Revise su comentario antes de ponerlo y debatiremos eternamente sobre lo que usted desee. Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.