domingo, 18 de septiembre de 2016

Vivir en Cuba condiciona a tomar partido en el uso de Internet

Iroel Sánchez, editor de La Pupila Insomne.
Por Arnoldo Fernández Verdecia. caracoldeaguaoriente@gmail.com

La Pupila Insomne es uno de los blog más leídos en Cuba; sus audiencias en todo el mundo se han multiplicado en los últimos años hasta llegar a unas 3, 642,475 visitas.  Su editor Iroel Sánchez es una de las figuras claves en el nuevo contexto informativo, donde “medios alternativos y oficiales” se adversan mutuamente y la verdad periodística ya no es tan absoluta pudiera decirse. En ese nuevo escenario, Iroel accedió a conversar con el blog Caracol de agua sobre la importancia estratégica que tiene para la nación cubana, el hecho de promover una comunicación horizontal cada vez más inclusiva, donde todos los sectores se expresen y participen libremente.
 
https://lapupilainsomne.wordpress.com/
Arnoldo Fernández Verdecia (A.F.V) Escribir un libro es crear una relación entre un soporte y un receptor; en el caso del blog tiene mayor alcance, aunque no deja de ser la misma relación: ¿Cómo se articula entonces desde un blog la idea del “yo” y la del “otro”? 

Iroel Sánchez (I.S) En el caso del libro, un lector puede hacer llegar su opinión al autor a través de la editorial, encontrar al escritor en una conferencia, o de modo fortuito en la calle, pero eso dependerá siempre del poderío y alcance de la institución editora y su sinergia con los medios de comunicación para promover el libro y el autor en determinado contexto político y social.  

Aunque en el blog los intermediarios -editorial y medios de comunicación-  desaparecen, la web 2.0  no deja de expresar un contexto de desigualdades, donde las diferencias entre la intensidad, frecuencia y alcance con que pueden expresarse las voces, de acuerdo con su condición económica y social, lejos de disminuir se han multiplicado. Por eso el “yo” que sostiene un blog, si es honesto, no puede olvidar que es parte de una privilegiada minoría y que ese “otro”, aun cuando puede llegar a ser una presencia múltiple y constante, no es representativo de la diversidad de voces que pueden existir sobre determinado asunto; más cuando, como ha explicado Glenn Greenwald, existen programas que “amenazan la integridad de la propia Internet, utilizada como espacio para la propaganda difundida por Estados que disfrazan su voz en línea, y la presentan como libre expresión y organización”.

Sin dejar de tomar eso en cuenta, la velocidad y cercanía con que se recibe la retroalimentación y la posibilidad de interactuar con ese “otro”, enriquecen, aportan y hacen crecer a quien hace un blog, siempre que sepa discriminar el trigo de la paja, estimular las voces más valiosas y lidiar inteligentemente con los argumentos de quienes te adversan, que no por ello deben ser siempre desestimados. De los foristas de mi blog, o de quienes comentan o comparten lo que publico allí en las redes sociales, han emergido excelentes colaboradores, contenidos que nunca hubiera publicado porque los desconocía, o temas que no pensaba abordar pero que me han enriquecido a mi y a quienes leen La pupila insomne y creo es una experiencia común entre blogueros. 

A.F.V: Gracias al ciberespacio la visibilidad de los cubanos por el mundo ha cambiado: ¿Hasta dónde existen o no los Macondo en ese contexto?

I.S. Los Macondos hoy son imposibles. Menos en Cuba, donde a pesar de lo que se dice en algunas publicaciones, existe una sociedad bastante abierta, lo que junto al nivel de instrucción, permite asimilar una relación creciente con las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), incluso mucho más allá de las vías formales se han constituido redes de distribución de contenidos.

En cuanto a visibilidad, aunque el discurso central lo siguen teniendo los grandes medios de comunicación, que suelen ser unánimes en su postura sobre Cuba y los cubanos, ya sabemos de qué modo, la extensión aun insuficiente del acceso a las TIC, ha permitido expresar otros matices cuyo alcance sigue lastrado tanto por el formidable dominio de los grandes canales por las transnacionales de la información como por nuestras  limitaciones en articular con eficacia una alternativa. El problema no es, creo yo, si existen o no Macondos, sino si los macondianos, que comienzan a conectarse a través de una PC, un móvil o un tablet, pueden -más allá de recibir lo que se cuenta sobre ellos o sobre el mundo- hacer escuchar su versión de los hechos, preservar y difundir su cultura y ser algo mas que consumidores pasivos del canon dominante. Ese no es un problema exclusivo de Cuba sino común a todo el Sur y que hasta en la rica Europa preocupa a muchos ante el control creciente de Internet por un puñado de empresas norteamericanas en alianza con las industrias culturales de igual procedencia. 

Sólo países con gran masa crítica demográfica, cultura milenaria y lengua propia han logrado construir alternativas en este escenario. Cuba es un país con una cultura joven y una población pequeña que habla el mismo idioma que otros 500 millones de personas. Cerrarse no es alternativa, y como dice Juan Antonio García Borrero en un reciente artículo sobre el programa de televisión La pupila asombrada:

 “Pese a la indiscutible voluntad de las principales autoridades del país, dirigida a garantizar el desarrollo tecnológico, todavía no existe dentro de nuestro sistema de instituciones una conciencia real de lo ineludible que resulta construir una política pública que estimule el uso creativo de las nuevas tecnologías.

“Si esa política pública no se construyera, por fin, con el aporte mancomunado de áreas como Cultura, Educación y Nuevas Tecnologías, corremos el riesgo de que como país lleguemos a ponernos al día en lo que a consumo activo de las tecnologías se refiere, pero quedemos relegados al papel de simple consumidores de mensajes elaborados por los que tienen el dinero para imponer su hegemonía. Porque es preciso recalcarlo: una cosa es el consumo activo (pero estéril); y otra el consumo creativo o fecundo. Con este último garantizaríamos las oportunidades para que los individuos usen la tecnología, en vez de ser usados por ellas, que es lo que comúnmente sucede.”

A.F.V: Todos conocemos las limitaciones de los cubanos para acceder a Internet; sin embargo se habla de una Blogosfera donde el país participa y se expresa. ¿En realidad existe? ¿Influye en el dominio social? ¿Qué importancia le atribuye usted a los jóvenes dentro de ella?

I.S: Confundir “el país” con quienes tenemos el privilegio por nuestra condición laboral, profesional, o económica de poder llevar sistemáticamente un blog no sería justo ni se correspondería con la verdad. Ello no niega el hecho de que un número de ellos hayamos podido persistir y ser sistemáticos en poner contenidos, y en algunos casos provocar la atención de importantes instituciones de nuestra sociedad, y que también se hayan producido encuentros, intercambios y se haya participado como blogueros en diferentes espacios institucionales; cierto es también que en todos esos acontecimientos han tenido un rol significativo los jóvenes, cuyas habilidades, visión desprejuiciada y rebeldía natural ha llevado un importante peso en esa blogosfera. 

Todo eso,  más que hablar de extensión numérica, explica características de la sociedad cubana que no dejan de estar presentes en fenómenos como la blogosfera. Pero mientras sectores mayoritarios y decisivos del país, que expresan su particular vocación humanista, como la educación y la salud, estén prácticamente ausentes de esos eventos y espacios será muy difícil decir que “el país participa y se expresa” a través de la blogosfera a pesar del indiscutible y enriquecedor aporte que varios de sus protagonistas han hecho a acelerar flujos informativos, a que nuestros medios de comunicación sean más dinámicos y a que las instituciones cubanas evolucionen para ver en estos espacios una posibilidad para mejorar su gestión y su interacción con la ciudadanía.


A.F.V: Para los cubanos que pueden acceder a Internet, La pupila Insomne promueve una comunicación horizontal que dinamita los vacíos informativos de la prensa oficial. A partir de su experiencia como editor de ese medio: ¿Es probable imaginar una comunicación horizontal entre gobierno y ciudadanos? ¿La condición de plaza sitiada seguirá siendo una barrera para pensarnos y expresarnos en las redes sociales y blog?

I.S: Es imprescindible esa comunicación si queremos que nuestra institucionalidad se renueve y sobreviva. En cuanto a la plaza sitiada, hemos llegado a una circunstancia distinta, donde a pesar de que el sitio sigue en pie, como se demuestra cotidianamente con las multas que impone el bloqueo y los financiamientos estadounidenses para lo que llaman “programas de apoyo a la democracia”, a la vez los flujos de viajeros y de información con el exterior se multiplican. Permitir que esas políticas injerencistas sean una barrera para expresarnos en las redes sociales y los blogs sería un error, como también es un error ignorar su existencia. Solo con la participación del pueblo, sus instituciones y sus líderes, creando una cultura propia, se han superado otros desafíos, este caso no es una excepción. Pensar que se puede responder al intento norteamericano de crear a través de Internet una élite en Cuba que sea funcional a sus intereses creando otra élite, sería negar la propia filosofía gracias a la cual la Revolución ha llegado hasta aquí.

A.F.V: Trabajar y conectarse desde una institución del Estado que en la Constitución está comprendida como propiedad social, digamos una emisora de radio, un periódico o un canal de televisión: ¿seguirá condicionando el activismo en las redes?

I.S: No creo sea el tipo de propiedad una condicionante, porque en medios de comunicación privados se regula y hasta prohíbe el activismo en las redes. Sin embargo, entre nosotros las regulaciones no pueden sustituir el diálogo y la imprescindible argumentación política; cuando se procede de ese modo, lejos de ayudar a la Revolución se le debilita.

Es un hecho que existe una guerra mediática contra Cuba, que se ha trasladado a Internet junto a los millones de dólares que la financian. Por ello, el activismo en la redes de quienes ostentan una responsabilidad pública, no solo de los periodistas, siempre se moverá sobre un campo minado por los intereses que buscan utilizar ese espacio para restablecer su dominación sobre nuestro país y han creado un sistema de premios y castigos para demonizar a quien molesta a su estrategia y seducir a quien creen puede serles útil. Ese es el principal condicionamiento, al que debemos enfrentarnos con inteligencia pero también con la eticicidad y los argumentos de que carecen  nuestros adversarios. Y hay que estimular la presencia allí, porque allí están las audiencias; para un revolucionario la ausencia o la indiferencia nunca serán una opción, como dijo Gramsci: “Vivir quiere decir tomar partido”. 

jueves, 8 de septiembre de 2016

Contramaestre tiene una Virgen de la Caridad desde 1909


Virgen de la Caridad utilizada por el matrimonio de Juan Ríos y  Luz Fernández desde 1909 en Contramaestre.
Por Arnoldo Fernández Verdecia. caracoldeaguaoriente@gmail.com 

Hay un personaje de la cultura popular de Contramaestre que no ha tenido un lugar prominente  en la memoria de las familias. Algunas fuentes documentales señalan su  llegada  a estos lares en los primeros cinco años del siglo XX, venía de Canarias, buscando tierras y prosperidad. En sus pensamientos viajaron también sus creencias religiosas, que una vez establecido aquí, mantuvo y compartió con amigos y vecinos. ¿Quién era este hombre?

Su nombre y apellidos, Juan Ríos Rodríguez, casado con Luz Fernández. Según documentos de archivo compró en 1909 una finca de 20 caballerías para la cría de ganado llamada La Caridad de San Fernando ubicada en el barrio de Maffo, que limitaba al norte con el Camino real del Cobre; al sur con las propiedades de Federico Fernández,  al este con el río Contramaestre y al oeste con el Callejón de la Doncella.

San Juan de Contramaestre.
Por los límites de su tierra, Juan Ríos tenía una posición clave en las relaciones sociales existentes en el lugar, de alguna manera, él ayudó a definir una fiesta patronal que marcó el rostro de este poblado para siempre: el San Juan. ¿Por qué lo afirmo?

Según una de las fuentes: “El deslinde con el río Contramaestre ocupaba una longitud de 2 Km. Para beneficiarse de sus aguas había que atravesar la finca de Juan Ríos, que se caracterizaba por ser una persona servicial y dado a compartir con familiares y amigos sus tradicionales costumbres”.

Esos dos kilómetros de río tenían las mejores pocetas para el baño colectivo, así que Juan se convirtió en una especie de patriarca de la fiesta de San Juan al organizar el festejo. El día del santo, según una de sus nietas, “en la madrugada, íbamos al paso del río. Cuando regresábamos mandaba a matar una novilla, se cocinaba debajo de los árboles, y todo el que venía, comía, bebía y bailaba” (nieta, 80 años).

Es bueno señalar que  Juan Ríos Rodríguez era un hombre muy servicial, atento a los amigos, la familia, por eso ayudó a muchos al repartirle solares gratis para que construyeran sus casas.

Otra celebración religiosa que Juan Ríos Rodríguez introdujo en el territorio de Contramaestre fue la Procesión de la Virgen de la Caridad cada ocho de septiembre. Según algunos testimonios, “ese día las mujeres  y hombres se iban hasta el paso del río con la imagen mariana y decían oraciones para traer agua, fertilidad para la tierra, salud y prosperidad”. 
 
Aún se conserva en la Iglesia de la Sagrada Familia de Contramaestre, como bien patrimonial de mucho valor, la Virgen de la Caridad utilizada por Juan Ríos y Luz Fernández. La misma fue donada por Mirella Fonseca Ríos, el 12 de marzo de 2004. El padre Rafael Couso y José Emilio Ropero la recibieron y el hecho quedó registrado en un documento que Caracol de agua comparte con todos sus amigos y amigas del mundo. 

El padre Rafael Couso Falcón se encargó del proceso de restauración de la Virgen de Contramaestre. Hoy la misma yace en una urna de madera y cristal.

En una conversación le sugerí a Couso que debía colocarla a la vista de todos, porque era la nuestra, la fundacional; me respondió que tenía pensado enclaustrarla en una de las paredes de la Iglesia, protegerla con rejillas, ponerle iluminación y promover su culto y devoción; "pero debe estar muy bien asegurada, para no perderla en manos bárbaras dedicadas a lucrar con este tipo de bienes", precisó.

Juan Ríos Rodríguez merece ser considerado uno de nuestros referentes mayores;  lamentablemente la amnesia de los tiempos parece ignorarlo; pero todavía podemos enmendar ese olvido y ponerlo en el justo lugar que merece por darnos dos símbolos sagrados de nuestra cultura local: el San Juan y la Virgen de la Caridad. 
 

Alocución radial de Monseñor Dionisio García Ibáñez, Arzobispo de Santiago de Cuba, en la Fiesta de Nuestra Señora de la Caridad 2016


Arquidiócesis de Santiago de Cuba, Santiago de Cuba, 7 de septiembre de 2016

¡Alégrate, María, la llena de gracia, el Señor está contigo!
Queridos hermanos y hermanas, que me escuchan por las ondas radiales de CMKC, la Radio Provincial, quisimos iniciar nuestro tradicional mensaje por la Fiesta de nuestra Patrona, la Virgen de la Caridad del Cobre, con la alegre alabanza que el ángel Gabriel le dirigió a María al anunciarle que era la elegida por Dios, entre todas las mujeres, para ser la madre de su Hijo Jesús.
Yo también quiero hoy dirigirme a Ustedes para decirles ¡Alégrense todos los que me escuchan y todo nuestro pueblo, el Señor está con ustedes y quiere colmarlos, en este Día de la Virgen, de la Paz y la Fortaleza que sólo Dios puede dar! ¡No tengan temores ni dudas! ¡Abran sus corazones y sus vidas a Dios!
Al acercarse el mes de septiembre, nuestro pueblo comienza, primero a recordar y después a prepararse a celebrar de muchas y diversas maneras el 8 de Septiembre, Día de la Virgen María de la Caridad del Cobre. Desde el inicio del verano y con las vacaciones, el Santuario del Cobre, Casa de todos los Cubanos y siempre llena de peregrinos, comienza a colmarse aún más de fieles que desde toda nuestra geografía y también desde el extranjero quieren acercarse, muchos haciendo un gran esfuerzo, a venerar a nuestra Patrona.
Una persona, que no sea cubana, al llegar al santuario se preguntará: ¿Qué es lo que motiva y ha motivado a tantas personas, a través de 400 años, a visitar este hermoso templo enclavado en un paisaje tan espléndido, cubano y oriental? Y si este visitante es una persona sensible y a la vez interesada en conocernos mejor, descubrirá, en primer lugar, que allí está presente una representación del pueblo cubano que, con devoción y respeto, acude ininterrumpidamente a encontrarse con la pequeña imagen de la Virgen María, a la que le damos el nombre cariñoso y hermoso ¡De la Caridad del Cobre!
Encontrará también, que en el Santuario hay silencio, devoción y respeto. Cada peregrino, casi siempre acompañado por su familia, viene a orar ante la imagen de la Virgen de la Caridad y cada uno se toma su tiempo, y procura momentos de silencio y recogimiento para dirigirse a la Virgen María, la Madre de Jesucristo, nuestro único Salvador, y a través de Ella encontrarse con Dios.
Viene a suplicar su amparo y la cercanía de Dios para con ellos él o ella, le viene a dar gracias por los favores recibidos, a poner en sus manos los esfuerzos, trabajos y proyectos futuros para su familia e hijos. Le lleva flores, le enciende velas, le ofrece sus ex votos o promesas, o recuerdos, que desea que permanezcan junto a Ella. Viene también a participar en la Santa Misa y a recibir la bendición. El cubano descubre en la Virgen de la Caridad la presencia de Dios en la vida de cada uno y en la de todo el pueblo cubano. Así lo aprendimos de nuestros mayores y así lo hemos experimentado en nuestras vidas. ¡Cuánto agradecimiento le muestran en las cartas que le dejan a la Virgen relatando los favores concedidos y expresándole su cariño! ¡Cuántos proyectos y esperanzas ponen bajo su patrocinio! ¡Con cuánta fe le manifiestan y se acercan a Ella!
 Escuchemos uno de los tantos cantos tradicionales, obra de nuestros compositores, que los cubanos le hemos dedicado a la Virgen.
 Virgen Mambisa
Hermanos, si queremos conocer bien a la Virgen María de la Caridad del Cobre debemos de buscar lo que dice la Biblia. Sí, porque de la Biblia es que brota nuestra admiración por Ella. Así vemos que aceptó ser la madre del Hijo de Dios, Jesucristo; cuando su prima Isabel la necesitada acudió en su ayuda; cuidó del Niño Jesús hasta que, como dice el Evangelio ¡creció en gracia, sabiduría y estatura ante Dios y los hombres!; Jesús hizo su primer milagro por petición de Ella; que lo acompañó siempre; que vio lo que hacía y cómo predicaba el Reino de Dios que es un Reino de Paz, justicia y misericordia al que todos estamos llamados. Lo acompañó al pie de la Cruz, sufrió con su muerte pero también se alegró de su Resurrección  Al final acompañó a los apóstoles en los inicios de la Iglesia, como lo hace hasta el día de hoy desde el cielo.
También se sintió aludida y agradecida cuando Jesús dijo: ¡Mi madre y mis hermanos son aquellos que hacen la voluntad de Dios! Pues, como bien dice la Biblia, la Virgen María en todo momento quiso hacer la voluntad de Dios.
Esto último nos lleva a tener en cuenta el aspecto más importante en nuestra  devoción a la Virgen de la Caridad y que no puede faltar si queremos verdaderamente ser sus hijos, y es ¡tratar de hacer siempre la voluntad de Dios! Y esto significa tratar siempre de hacer el bien y evitar el mal. Si nos esforzamos en cumplir este mandato de su Hijo Jesús, le estamos haciendo a la Virgen de la Caridad nuestra mejor ofrenda.
Hay tres ideas que deben guiar nuestras vidas si queremos ser hombres y mujeres de bien, si queremos ser buenos cristianos y devotos de la Virgen:
La primera es el mandato que Jesús nos dejó: ¡Amar a Dios por sobre todas las cosas y tratar a los demás como tú quieres que te traten a ti!
Las otras dos podemos expresarlas en forma de refranes, producto de la sabiduría popular y que están inspirados en la Palabra de Dios:
¡Haz bien y no mires a quién! Y el otro: ¡Una mano lava la otra y las dos lavan la cara!
Por eso les exhorto, en estos días en que celebramos a la Virgen, a procurar hacer el bien siempre, empezando por los más cercanos. LA FAMILIA, tu familia necesita de ti, de tu cercanía y afecto, de tu compasión, comprensión y perdón, de tu fidelidad y compromiso, la mayor gracia que puede tener una familia es ESTAR UNIDA, que todos sus miembros se respeten mutuamente, que los esposos sean fieles y se amen, sepan resolver las dificultades y  se entreguen al cuidado de sus hijos y de los mayores. Eso hará que todos los miembros de la familia, principalmente los hijos, enfrenten las luchas de la vida con más decisión y seguridad. Todos sabemos que la familia es el refugio donde acudimos cuando las cosas se nos ponen difíciles. No la echemos a perder, cuidémosla.
De la misma manera debemos relacionarnos con todas la personas respetando su dignidad, sus deberes y derechos, procurando crear relaciones interpersonales  de respeto y consideración, que son las únicas que pueden hacer que las personas sean capaces de trabajar juntas en proyectos en favor del bien de todos. El papa Francisco en su visita a Cuba nos dijo: ¡El que no vive para servir, no sirve para vivir! Y también nos animó a fomentar lo que él llamó ¡Amistad social! Que hay que crear no importa las diferencias que existan en cuanto a religión, maneras de pensar, diferencia de conocimientos y otras muchas distinciones que los hombres hacemos. La Biblia, la Palabra de Dios, nos enseña que todos los hombres hemos sido creados libres e iguales en dignidad y Jesús nos recuerda, además, que somos hermanos pues tenemos a Dios como Padre.
Queridos amigos, les invito a participar desde esta noche, según sea la costumbre, en los encuentros de oración esperando el día de la Virgen en las casas, iglesias y casas de oración. Mañana, día 8 acudamos a los templos a venerar a la Virgen, a participar en las misas que se celebren en su honor y en las procesiones que están programadas en muchos pueblos y ciudades.
De esta manera nos uniremos todos en oración para alabar a Dios y venerar a nuestra querida Madre la Virgen de la Caridad del Cobre y para pedir por las necesidades de todos y cada uno de los cubanos.  Recordemos que, ante Dios y la Virgen se acaban las diferencias.
Les invito a orar con el Ave maría.
Dios te salve María,
Llena de gracia,
El señor está contigo, bendita tú eres entre todas la mujeres
Y bendito es el fruto de tu vientre. Jesús.
Santa María Madre de Dios
Ruega por nosotros pecadores
Ahora y en la hora
De nuestra muerte.
Amén.
Les bendice:
En el Nombre del Padre
Y del Hijo
Y del Espíritu Santo. Amén.
Monseñor Dionisio García Ibáñez,
Arzobispo de Santiago de Cuba. 

domingo, 4 de septiembre de 2016

El Caracol de Arnoldo Fernández Verdecia




Por Ricardo M del Toro Tamayo. 

¡Caracol viajero!

Hoy, noche de sábado, abro la puerta de mi humilde choza y encuentro a un amigo tenaz que a pesar del mal tiempo visita mi morada. Es tu Caracol de Agua, viajero infatigable, enfrenta tempestades, rayos inclementes y aguas turbulentas, llega agotado con su casa a cuesta, pero arriba vencedor, mira, ¿ves sus cuernillos en forma de "V" proclamando victoria y señal fraternal? (Mira la foto)

¿Simbolismo?, ¿metáfora viviente? Llámalo como quieras.

"Hace un tiempo en ese lugar
Donde hoy los bosques se visten de espinos
Se oyó la voz de un poeta gritar
Caminante no hay camino, se hace camino al andar".

Nos trae un abrazo y trajo más... ¡Trajo mi bandera!

Tomado de Facebook.

jueves, 1 de septiembre de 2016

La muerte del bloguero en Cuba



El logo lo forman un caracol atento a los sonidos, un tocororo, un Martí y el agua por todas partes; en su conjunto, son pedazos de cubanía que me saltan en el alma.

Por Arnoldo Fernández Verdecia. caracoldeaguaoriente@gmail.com 

Es agosto de 2009. Un amigo  comenta que ha montado un blog: “ya navega, pero nadie lo sabe”. Le dije medio asustado: yo también tengo el mío. Entonces me preguntó: “¿Qué esperas para ponerlo a navegar?”. No me sentía seguro, mi jefe era un hombre áspero, dirigía la institución como un general; en otras palabras, no podía ir contra un reinado sin masa crítica a su alrededor. Era un suicidio.  Cerré los ojos por un rato. Intenté pensar pero no lo conseguí;  el miedo era una sombra a mi lado; entonces salí a la calle a dialogar. Me fui al café de la pequeña ciudad donde vivo aquí en “Contramaestre”.  En una mesa, varios socios de las letras. Hablé de lo que andaba en mis pensamientos y se rieron de mí. “¿Quién va a leerte compadre? ¿Aquí muy pocas personas tienen acceso a Internet? Leer en impreso es el camino. No pierdas tiempo en esa tontería de los blog”.

Apuré la infusión y me fui a la casa del escritor Orlando Concepción (Conce), era el único que podía escucharme en medio de mi aldea. Hablé largo, sin reposo, terminé sudando a chorros ante la calor intensa. Llamó a Sonia, su esposa. Apareció con un batido de zapote que ambos paladeamos en alegre convite. “Gordo de Trocadero, tienes mi apoyo; seré uno de los tripulantes a bordo”. Lo abracé con ternura familiar. Me dijo: “¿Qué  nombre piensas ponerle?”, respondí: Caracol de agua;  su risa llegó como una estampida y precisó, “hasta en eso eres lezamiano Gordo”. Expuse mis razones. Una casa que se lleva a cuestas en medio del mar, pesa mucho y hay que tirar de ella para que no la arrastren las olas. Es una metáfora de la isla,  ante el peligro, nos cerramos herméticamente;  en la bonanza, damos pasos breves, guiados por las antenas. Pero también la llevamos a todos lados y nos cercan lluvias de polvo. Mi amigo me seguía con atención. Dije más: el logo lo forman un caracol atento a los sonidos, un tocororo, un Martí y el agua por todas partes; en su conjunto, son pedazos de cubanía que me saltan en el alma. Terminamos la conversación seguros del intento, no sería algo fallido, valía la pena el reto de bloguear desde una ciudad en medio del laberinto oriental. Conce me dio varias palmadas en la espalda  y me fui a la calle. Esa noche no pude dormir.

Al amanecer del 25 de agosto de 2009 empezó todo. Recuerdo los primeros post; los publiqué asustado;  esperaba en cualquier momento la reacción del viejo general.

Inicialmente no tenía completo el perfil, lo asumí con un seudónimo, pero el colega cercano me dijo, “hazlo público, no tienes nada malo que esconder”. Lo creí también y tres días después era Arnoldo Fernández Verdecia, el tripulante solitario del blog CARACOL DE AGUA.

Un día el viejo general se enteró; me citó a su oficina, tuve que explicarle el logo, el perfil, el alcance, los probables públicos; entonces sacó varias resoluciones, me las leyó y una advertencia salió de sus labios: “Tendré que hacer algunas llamadas, nunca antes en la historia habíamos tenido a un bloguero en el centro de trabajo. Los blogueros tienen muy mala fama en este país”.

Luego vinieron otras citaciones, encuentros en lugares estratégicos y todos me preguntaban lo mismo que el viejo general. Si me dejo llevar por el miedo que empezó a visitarme en aquel memorable proceso de gestación, Caracol hubiera muerto en el mismo nacimiento;  pero algo dentro de mí me decía que no estaba haciendo nada malo, obedecía a mis convicciones y me sentía seguro. Así que seguí adelante.

Confieso  algo, en principio busqué la confrontación de ideas, pues la polémica siempre había sido uno de mis fuertes, así llegó una sobre la obra de Carlos Alberto Montaner, otra relacionada con el Grito de Baire, pero la que más dolor de cabeza me trajo fue una con un periodista de Sierra Maestra, casi me llevaron al cadalso, ¡cuántos momentos malos!; pero todo fue superado y comprendí que ejercer el pensamiento entre cubanos es complejo, enseguida lo llevan a lo personal y utilizan etiquetajes para vencerte, menos las ideas.

Decidí entonces apostarlo todo a cronicar la vida cotidiana. Día por día salía a cazar historias en el municipio, en las provincias vecinas; entonces se reveló un mundo fabuloso,  era como si abriera los ojos para ver cosas que siempre estuvieron ahí y nunca tuve conciencia de ellas.

Aprendí que la OPINIÓN PÚBLICA es una herramienta para movilizar estados pendulares de la nación. Como nunca antes logré que mi pueblo se conectara con las instituciones nacionales; así llegó el Cementerio Remanganaguas, una de mis obsesiones. En el mismo 2009 hice una denuncia del abandono en que se encontraba;  luego empecé a señalar responsables y el tono creció hasta desbordarme;  llegaron cambios buenos y hoy aquel lugar de Cuba, donde fue enterrado por vez primera José Martí, es otro; tiene la dignidad que merece. Eso lo hizo posible CARACOL DE AGUA.

Las controversias con el viejo general nunca pararon. Varias veces me vi en su oficina, en conversaciones difíciles, con la presencia de los llamados factores,  que sin haber blogueado nunca y sin conocimiento de la blogosfera, el periodismo hipermedia y las redes sociales, tenían derecho a la palabra y hasta podían juzgarme con su voto; lo intentaron, pero triunfó la razón, el sentido común. Fueron malos ratos, pero seguí montado en CARACOL,  unas con buen viento, otras no; empeñado en hacer lo políticamente correcto, pues creía en la OPINIÓN PÚBLICA LOCAL, PROVINCIAL y NACIONAL y desde ellas obraba. Nunca fui contra el deber de informar con objetividad, belleza de lenguaje y contundencia espiritual. 

CARACOLDE AGUA cumplió este  25 de agosto de 2016 su año 7 de navegación y  lo que parecía una conquista de la comunicación horizontal desde un  lugar apartado de las capitales provinciales de Cuba, se ha convertido en un COLISEO donde no hay CONSENSO; todos tienen un criterio absoluto, principalmente los directivos; la crítica social está vedada, cuando se hace hay que estar preparado para las consecuencias; no tenemos un respaldo legal que nos ampare en el ciberespacio; andamos como en un limbo, nadie quiere comprometerse a crear marcos jurídicos responsables, esa es la verdad. La esfera pública con sus matices y realidades es intocable en el dominio de Internet. Desde las gradas el panóptico decreta la muerte del BLOGUERO en Cuba.

martes, 30 de agosto de 2016

Para un Caracol de agua y su capitán, en su cumpleaños




Por Marianela Fonseca.  (Residente en Cienfuegos, Cuba)

Hace unos años, allá por 2014, en mi querida ciudad de Cienfuegos, mientras curioseaba por la red, en espera de alguna reunión u otra rutina descubro un Caracol comandado por un joven, cuyo verbo me atrapó de inmediato, pero confieso que la mayor sorpresa llegó, cuando supe que esos textos hermosos, cargados de patriotismo, de cubanía, donde Martí es no solo presencia, sino esencia, se gestaba en Contramaestre, tierra oriental, como la que me vio nacer.

No se trata de que no haya talento en nuestra tierra, sobradas pruebas existen; pero todos sabemos que el fatalismo geográfico pesa y mucho. Por tanto, este CARACOL y su capitán tienen méritos multiplicados: ser, estar, decir de manera bella, declararse martiano, cubano, sencillo, guajiro -y oriental-, evadir los sapos que pululan; mantenerse blogueando, fortalecido, capeando temporales que amenazan con hacerlo naufragar.

CARACOL hoy ha crecido y su eco resuena allende los mares, gracias al talento de su creador, gracias a la red de amigos construida a su vera. Caracol salva, enamora, mantiene a los contramaestrenses que andan por el mundo anclados a su tierra, a sus raíces.

CARACOL es la prueba de que es posible decir con verbo claro y hermoso, retratar la realidad y seguir amando esta tierra verde, cálida, intensa, apasionada que nos vio nacer y nos ama y acoge.

Gracias CARACOL. Gracias Arnoldo por hacerme parte de tu vida. Un abrazo y ¡felicidades!

domingo, 28 de agosto de 2016

Caracol de agua es un amigo sincero



Antonio Domínguez.
Por Antonio Domínguez García. (Reside en Baire, Cuba) 

Lo conocí por error pudiera decirse, lo traía un amigo en el celular, mostraba una información local sensible; así mismo, nunca imaginé que en nuestro Contramaestre hubiese algo llamado CARACOL DE AGUA, con tantos seguidores, amigos, críticos y enemigos; una pasión que no dejaba pasar ni los buenos sucesos, ni los trágicos, vividos por este BLOG.

Conocí de su existencia hace más de un año. Al entrar en su reino, conocí  que el mundo gira a una velocidad que nosotros los cubanos no advertimos, pues el día a día no nos da tiempo ni a utilizar el pensamiento. Supe entonces que CARACOL reúne  a muchas artistas en sus páginas; que todos  expresan sus criterios lúcidamente, sin ponerse nerviosos, porque  son consecuentes con la ética del espacio y saben el terreno que pisan, una especie de libro de acceso popular. Aquí se puede expresar el ciudadano cubano y el de cualquier lugar del planeta sin hipocresía.

El CARACOL  sabe escuchar  y decir, sin ser sectario; quizás por eso ha tenido que enfrentar  tristes desenlaces, persecuciones indirectas y hasta los sinsabores  que provocan los que siembran calumnias y se complacen con el dolor del otro al quitarse un ojo, si su contrario pierde los dos.   

Aprendí de CARACOL que los pequeños detalles hacen grande la vida y nos ayudan a ser mejores personas; que cada cosa en nuestro entorno es importante, sólo basta tener las mejores intenciones para encontrarla y darle significado. Me enseñó a querer a mis ancestros, a mi tierra natal Baire, a los personajes populares.

Tiene la magia de transportar  a sus seguidores, estén donde estén, a sus recuerdos  más queridos. Una estampida de emociones provoca en aquellos que dejaron atrás, alguna ilusión rota o una herida sin curarse. Es un bálsamo para la PATRIA.

Sus protagonistas son la gente del campo, los humildes, pero también esos pueblos y barrios donde se construye la identidad.

Tiene momentos sublimes dedicados al pensamiento más elevado, quizás por eso algunos lo llaman “elitista”…

Lamentablemente CARACOL es más conocido allende los mares, que en su propio pueblo.

CARACOL es mi amigo sincero, ¿Quieres serlo también? Te invito.

CARACOL DE AGUA: cuidado con el cauce del río


Orlando Rodríguez.
Por Orlando Rodríguez Fernández (Reside en Contramaestre, Cuba) 

Gracias Caracol de agua por tratar el pasado y presente de nuestro amado Contramaestre, en el oriente de Cuba.

Siempre tengo en la memoria a la “Dama de Ébano”; dicha historia sobre el personaje recorrió el mundo, pero en nuestro municipio casi nadie se enteró, no porque a los habitantes no les interesara leer CARACOL, sino porque el 99, 9% no tenía acceso a la red de redes, además de la muy “buena conectividad” y el “precio tan asequible” de ETECSA y la WIFI que no acaba de llegar.

Aprecien ustedes la situación de la navegación: una página carga en el tiempo récord de una hora y un archivo de varios megas, demora varias, sino ocurre la desgracia de caerse la navegación. ¿Qué hacer ante algo así? Pues mirar el dinero irse de la cuenta y no saber cómo atajarlo.

Un consejo: Caracol de agua, ten cuidado con las vivencias publicadas; las “damas de ébano” guardan rencor; ellas y sus arcángeles pueden desviarte el cauce del río y adiós al azul por donde navegas hace siete años.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Aviso a los lectores de Caracol de agua

Este blog admite juicios diferentes, discrepancias, pero no insultos y ofensas personales. Revise su comentario antes de ponerlo y debatiremos eternamente sobre lo que usted desee. Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.