lunes, 31 de diciembre de 2018

La hora de los puercos asados en Cuba



Por Arnoldo Fernández Verdecia. caracoldeaguaoriente@gmail.com

2018 se despide, no es como otros años; pocos puercos (machos) han gritado en el vecindario ante la puñalada mortal; si dos o tres  lo hicieron, fueron muchos. Reina el silencio, como si un dolor profundo inundara los corazones. Algunos pintan sus casas, otros,  toman rones baratos, los menos, más caros.

Pocas varas de asar en la calle. La gente metida en los patios, casa adentro; quiero creer que es fin de año; incluso cuestiono el puerco de mi vecino, demasiado grande para cuatro o cinco personas, pero es la tradición y no interesa si queda más de la mitad, lo importante es el ritual, buscarlo en el corral, poner el agua caliente,  el sacrificio, coger la sangre para morcillas, el hígado para la sabrosa jandinga con yuca; ponerlo a escurrir y  finalmente el aliño, con todos los picores necesarios. 

Llega la hora del puerco,  debe estar listo  antes de la medianoche. Empieza la gente a darle timón a la vara, como jocosamente dicen por acá los lugareños. El humo toma cuerpo, se ve desde lejos, estallan los cueros, la grasa asoma, el olor es más sabroso que el mismo asado, la boca se hace agua y uno siente ganas de comer cueritos, llenarse las manos de grasa, arrancarle una pata delantera, se ven doradas.  Pero ni un pan viejo para pincharlo y ponerlo bajo las cascadas que llueven desde el asado.

Un amigo me dice de los vinos de Bayamo, otro de los de Santiago, lo real, no hay ninguno y nosotros queremos vino, no esos rones cálidos que ponen la bemba encendida.

La tarde empieza a caer;   es 31 de diciembre de 2018  en Cuba. Apenas unas horas para entrar en 2019. Las pocas varas giran a la vista pública; las manos cansadas se rotan, casi es la hora de comer y los cubanos empiezan a felicitarse; todo es música y razón, como diría José Martí, porque "...los días de fiesta reponen las fuerzas y suavizan las iras". ¿Qué nos traerá el 2019 cubanos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MUY IMPORTANTE: No se publicarán comentarios anónimos en este blog, es necesario consignar siempre la identidad de la persona. No se admiten ofensas, insultos, propagandas de ningún tipo. Cada persona tiene la libertad de expresar lo que piensa, pero con respeto al otro diferente. d

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Aviso a los lectores de Caracol de agua

Este blog admite juicios diferentes, discrepancias, pero no insultos y ofensas personales, ni comentarios anónimos. Revise su comentario antes de ponerlo, comparta su identidad y debatiremos eternamente sobre lo que usted desee. Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables éticos por su contenido.