domingo, 25 de julio de 2010

¿-Presupuesto +radio = + cursilería?

Por Rogelio Ramos. (Escritor y periodista)

Ha sonado la alarma, un cañonazo que nos deja ver lo que es tan lógico como pocas cosas en este mundo. No podemos gastar más de lo que tenemos.

Ahora cada uno busca dónde está el que sobra y lo miran de reojo como quien no quiere las cosas. El aludido se sacude, salta, regurgita y pone sobre la mesa cuanto ha hecho, pero la verdad es que no es el individuo, es el puesto y el presupuesto los que asoman al lío.

Eso es enormemente cierto, sin embargo, el peligro salta en los medios como algo verdaderamente contagioso.

Ya se ha dicho que quien no tiene audiencia, como dice Antolín. Díganlo: Se va. En esa vuelta corren el riesgo de perderse algunos ¨programillas¨ que atentan contra la audiencia, parece.

Cuando escucho esos criterios, juro que siento escalofrío, hace unos años la pelea era contra la estolidez, todo lo banal debía quitarse del medio, surgieron términos incluso como la entronización de la bobería y se hicieron mesas redondas y programas especiales, sin embargo ahora veo, al menos cerca de mi que los de menos audiencias tienen que salir del ruedo.

Ya Ramonet habló de una Propagada silenciosa y Desiderio Navarro habló del Kirstch nuestro de cada día y citó incluso aptitudes apologéticas hacia el Kirstch.

Los dos autores citados nos alertan en publicaciones hechas en Cuba sobre la necesidad de profundizar en las entregas y echar por la borda cualquier intento de banalización de los medios, sin embargo los que corren riesgo ahora que hablamos de presupuestos bien usados son los de ¨menos audiencia¨.

Y cuáles son los de “menos audiencia”: habría que buscar en profundidad porque indudablemente un programa de ópera quizá quede con muy poco público, uno referido al ballet, la música clásica, el jazz y señores, qué decir de la música de trovadores o joven alternativa.

Ojalá y toda la radio se analice detenida y no nos quedemos solo para promover reggaetón, Ricky Martin y Los Van Van , estos últimos un verdadero privilegio.

Sé que hay sabiduría en muchos de los decisores pero me gustaría recordar con Desiderio Navarro aquello que dijo Brecht: ¨Hay que satisfacer las necesidades de la población. Pero luchando contra la necesidad de cursilerías¨

8 comentarios:

  1. Yunior García Ginarte (Periodista)25/7/10 6:43 a. m.

    Rogelio interesante tu nota. Aquí está q juega muy bien y repliqué por aquí buscar el balance en el interés público ¿Qué interesa al público? ¿Y que me interesa q escuche? un balance más díficil q la reducción de plantillas y prespuesto. Pero antes del huevo y la gallina estuvo el porqué de los cosas. Es un asunto de madre...

    ResponderEliminar
  2. Raquel Castro (Periodista)25/7/10 6:44 a. m.

    Tarea díficil en estos tiempos que corren, ojalá y quienes tienen en sus manos el poder de decidir lo hagan con mucho tino pues quizá esos programas de "menos audiencia" sean los que de verdad formen, eduquen, instruyan, cultiven el alma de los oyentes- receptores y que tanta falta hace hoy en día.

    ResponderEliminar
  3. Cosas que tragas y tragas , sin entender .........

    ResponderEliminar
  4. Eudis Cabrera25/7/10 6:45 a. m.

    Amigos de mis amigos. Lejos del estribillo " presupuesto" venga el buen sentido de hacer radio, eso nos invitará a una eterna canción:" La Radio es amor y siempre amor", no lo olviden.

    ResponderEliminar
  5. Juan Carlos Roque27/7/10 5:00 a. m.

    flun"Estimado Rogelio, como has visto, tu nota ha generado un saludable y respetuoso debate sobre un tema de antaño. Sigo con atención estos temas en mi blog El arte de hacer radio. De ahí que te consulte la posibilidad de hacerme eco de estas
    reflexiones en mi humilde bitácora Amén todas estas aristas del problema, estoy convencido de que el cinturón hay que ajustarlo en otras esferas. Donde único no
    deberían aplicar esos planes de contigencia de despidos es en la radio. Los recortes presupuestarios en los medios jamás van a tener el efecto deseado del ahorro, porque la cuantía es ínfima. Sin embargo, reducir de forma arbitraria esos
    gastos puede ser un gravísimo error."

    ResponderEliminar
  6. Luisa Agosti27/7/10 5:04 a. m.

    "justo,luis..muy sabio.."

    ResponderEliminar
  7. Iluminada Montoya Cutié27/7/10 5:05 a. m.

    "yo mejor no opino porque la j...!!!"

    ResponderEliminar
  8. Rogelio,este artículo es ante todo la preocupación de un realizador con sólidos valores estéticos que apuesta por formar y educar a través de la calidad artística, que muchas veces no coincide con la recepción que hace el público o los públicos de la misma. Por esas razones me parecen muy importantes las preguntas qué hace Yunior: ¿Qué interesa al público? ¿Y qué me interesa que escuche?

    ResponderEliminar

El peor comentario es el que no se dice, así que Caracol de Agua lo invita a opinar sobre todos los temas aquí discutidos, siempre con respeto al otro diferente.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Aviso a los lectores de Caracol de agua

Este blog admite juicios diferentes, discrepancias, pero no insultos y ofensas personales. Revise su comentario antes de ponerlo y debatiremos eternamente sobre lo que usted desee. Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.