sábado, 14 de noviembre de 2015

Viernes de terror en París



Por Arnoldo Fernández Verdecia. caracoldeagua@cultstgo.cult.cu 

A las nueve hice varias llamadas, pero un mensaje de voz en inglés respondía siempre. Lo intenté una y otra vez, pero nada. Al otro lado del mundo, París era agredido por  yihadistas. Muertos y heridos pasaban el centenar, pero nada conclusivo según las fuentes informativas que daban cobertura en tiempo real al suceso.
El París de los sueños, la capital luz, el corazón de la cultura occidental era atacado por el Islam xenófobo, el fundamentalista y advertía este último que otros similares sucederían, si no desistían de su participación en los bombardeos contra sus posiciones en Siria.   

Un partido de fútbol entre Alemania y Francia, una sala de conciertos en un teatro y algunos centros comerciales cercanos a símbolos de la occidentalidad como la Catedral de Notre   Dame, Bataclan y Stade, fueron asaltados en medio de la noche. La gente moría sin saber porqué. Corrían espantados y caían segados por la metralla o el efecto de artefactos explosivos.

Yo intentaba una cuarta llamada;  el mismo mensaje en inglés hería mis oídos. Me fui al lugar de siempre, la calle donde comparto vivencias del día a día junto a la vieja Irma, tan dicharachera, tan cubanísima. El mundo al otro lado era sacudido por el espanto. La sombra del Islam extremista caía sobre la luz occidental y  el alma  mayor de los cristianos: la Torre Eiffel, parecía apagarse por el miedo.

Todo sucedía en París; mientras yo pretendía llamar a una flor que nunca respondió, porque vivía en un planeta no visitado por  principitos y mucho menos por un cubano de tierra adentro.

10 comentarios:

  1. Noel Reyna: Es muy triste lo acontecido en varios escenarios de Paris ,Francia,donde un grupo de terroristas del Estado Islámico han sacudido a Francia y han llenado de dolor a familias,pueblos y países de todo el mundo con esta brutal acción, es hora ya de organizar y acabar con estas acciones haciendo un llamado a las Organizaciones Internacionales a reunirse y hacer un plan de acción urgente y terminar todo tipo de actos terroristas ,que acaban con muchas personas que no tienen culpa de nada

    ResponderEliminar
  2. Julio Cesar: Es cuando, en medio de la compasión y el estremecimiento por el dolor ajeno, nos alegramos de vivir en nuestros pequeños países y pueblos, hasta donde el fundamentalismo y el extremismo asesino no lleguen, aunque nos alarmemos de alguna actitud intolerante "de calle".

    ResponderEliminar
  3. Jonathan Groenlader: Por eso vivo en Cuba...por eso amo a Cuba.... por eso haría cualquier cosa por Cuba... Porque es un país en el que sí se puede vivir...

    ResponderEliminar
  4. Misleydis Mecias Tellez: No esisten palabras para comentar cuanto odio tienen por dentro.para hacer esta masacre de inocentes

    ResponderEliminar
  5. Catherine Grave: Si odian a nuestra cultura, nuestra libertad,quieren imponernos su obscurantismo

    ResponderEliminar
  6. Manuela Campos: Así es, se pide oración por Francia y eso estamos haciendo. Dios tenga misericordia

    ResponderEliminar
  7. Manuela Campos: Así es, se pide oración por Francia y eso estamos haciendo. Dios tenga misericordia

    ResponderEliminar
  8. Teresa Santos Rodríquez: Es increible cuando decimos que somos civilizados.Todos los países deben unirse para acabar con todos los terroistas que tienen al Mundo patas arriba.Digo los países que no son terroristas.

    ResponderEliminar
  9. Ariadna Macias: Y aún hay quien critica la guerra contra el terrorismo, matan sin misericordia, desgraciados !!!!!!!

    ResponderEliminar
  10. Angel Vidal Tosca: HORRIBLE MASACRE A LOS CIVILES INOCENTES .... TERRORISTAS ASESINOS PSICOPATAS SOCIALES COMO HORDAS DE BARBAROS DEMONIOS.

    ResponderEliminar

El peor comentario es el que no se dice, así que Caracol de Agua lo invita a opinar sobre todos los temas aquí discutidos, siempre con respeto al otro diferente.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Aviso a los lectores de Caracol de agua

Este blog admite juicios diferentes, discrepancias, pero no insultos y ofensas personales. Revise su comentario antes de ponerlo y debatiremos eternamente sobre lo que usted desee. Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.