lunes, 28 de octubre de 2013

Mentalidad en Cuba necesita rebeldes con causa

“…lo que nos corresponde es levantar el ánimo y el espíritu de combate y enfocarnos en la gigantesca y paciente tarea de revertir la situación creada”.(Raúl Castro Ruz,  7 de julio de 2013)
Por Arnoldo Fernández Verdecia. arnoldo@gritodebaire.icrt.cu 

Cambiar la mentalidad es un proceso largo y trabajoso que el cubano debe recorrer, si quiere hacer un país que se parezca a sus reales intereses. La pregunta que todo isleño encerrado en su caracol nocturno se formula es: ¿cambiaremos la mentalidad realmente?

Para responderla me auxilio de algunas ideas del pedagogo Paulo Freire: “…sólo quien piensa acertadamente puede enseñar a pensar acertadamente, aún cuando, a veces, piense de manera errada, y una de las condiciones para pensar acertadamente es que no estemos demasiado seguros de nuestras certezas”. 

No imagino un resultado a corto plazo sobre el cambio de mentalidad que estamos necesitando en Cuba, pues en la práctica, la mayoría nos comportamos sobre la base de certezas fundamentadas en la experiencia y no damos margen a cambios necesarios que transformen rutinas y modos de hacer las cosas.

Otro aspecto necesario es cómo conducir esos procesos para despertar  cambios de mentalidad a mediano y largo plazo. ¿Quiénes los llevan adelante? ¿Son los tipos ideales para hacerlo? En sus modelos, jefes e instituciones admiten “rebeldías éticas” que denuncien lo negativo y propongan soluciones. Me pregunto, siguiendo al educador brasilero mencionado: ¿Existe una curiosidad crítica formada en el cubano para rearticularse subjetivamente y llegar a niveles óptimos de inversión y despliegue de sus capacidades? Aquí utilizo argumentos tomados de mi experiencia como profesor durante años. Nuestra pedagogía es estrictamente formalista, trasmite esquemas de pensamiento que los alumnos reproducen mecánicamente. No hay facilidades para construir “rebeldes”.  En la letra dice acogerse al paradigma histórico cultural, pero en la práctica  funciona de modo verticalista, sin margen a la creación vinculada a los problemas latentes, donde los sujetos construyen la personalidad.

También me preocupa el giro de 90 grados que viene registrándose en el sistema de educación, al priorizar la formación técnica, sin los necesarios soportes humanísticos para ayudar al ser humano a ejercer una profesión u oficio con una calidad moral y ética. Nuestros hijos cada vez funcionan más como máquinas; de las 24 horas del día, la mayor parte la dedican a videos juegos, muy poco tiempo a la lectura silenciosa, principal artífice del pensamiento crítico, del “rebelde con causa”. Los buenos libros son una ausencia en los hogares cubanos.

Nuestra sociedad tiene muchos problemas morales, el propio presidente Raúl Castro con absoluta claridad lo informó en un discurso, que sembró muchas perplejidades en ortodoxos encartonados, sin la capacidad crítica de mirarse y encontrar las barreras que le impiden marchar al ritmo de los tiempos.

¿Es posible una “rabia justa y metódica” en la sociedad actual? ¿Qué puede venir para el sujeto crítico dispuesto a llevarla con dignidad? Muchos son los resortes que se activan para limitar el oxígeno al que se atreva a hacerlo, y no estoy hablando de los poderes élites, sino de los poderes locales, cargados de viejas rutinas y prejuicios, enquistados en dogmas y consignas, que no propician espacios al diálogo fecundo. Si un sujeto protesta contra los desaciertos de la administración, inmediatamente se articulan formas de anulación que lo sacan del juego, entonces es mejor acogerse al comodín, como dice el hombre mayoría, de no buscarse problemas y seguir la corriente.  

Con este tipo de sociedad acostumbrada a desiciones verticales, sobre todo las que emanan de los poderes centrales del Estado: ¿se pueden dar pasos seguros hacia una mentalidad cambiante, que permita hacer efectivos los procesos en marcha para actualizar nuestro modelo económico? ¿Tenemos el reservorio indispensable para crear ese sujeto crítico que reclama la sociedad actual? ¿Es posible la irreverencia lúcida para mejorar métodos y hacer posible soluciones a corto plazo? ¿O hay que decretar esa necesidad para que jefes e instituciones construyan un sujeto crítico probeta? De suceder esto último, todo el engranaje que ha comenzado a moverse en términos económicos y sociales no llegará a ningún lado.

Pienso, siguiendo al Che Guevara, que “hay que conversar con todo el mundo, investigar los males que hay, promover las discusiones  abiertas, libres, sin ninguna clase de coacción; críticas absolutamente. Recoger  con toda honradez todas las críticas.” De hacerlo a tiempo, las personas desencadenarán una dialéctica de valoraciones revolucionarias y ayudarán a la construcción del “rebelde con causa”, para llevar oxígeno a los procesos de ese motor, ya en despegue. 

12 comentarios:

Anónimo dijo...

ARIEL RODRÍGUEZ: Tremendos temazos hermanos me parece que es esa tu verdadra vocación o sea creo que naciste para eso y lo fortaleciste con la historia y la filosofia. Estoy plenamente de acuerdo en los temas y la forma en que los desarrollas. Te felicito y te juro que aunque no se nada d periodismo lo encuentro bueno y me alegra que me contestes. Un saludo a todos los de nuestro pueblo de Contramaestre, que no se parece a ninguno ni en Cuba ni fuera de ella. Hay que seguir luchando por el bienestar de la gente y por elevar la espiritulidad del cuerpo jajaja Un abrazo de Ariel desde Linstead jamaica...

Anónimo dijo...

PERCY FRANCISCO ALVARADO: La crítica es valedera en estgos momentos, pero no hay que olvidarse que existen mecanismos directos para hacerlo. Yo mismo hago críticas directas, a quienes tienen qué decidir sobre las cosas. Las que entiendo difundir, las hago libremente.Estamos en una situación complicada. La realidad nos impone ser críticos, pero es nuestra responsabilidad saber distinguir a quiénes beneficiamos: si a la Revolución o al enemigo. Debemos mantener esta posición, rompiendo secretismo inútiles y ofreciendo la verdad desde nuestro punto de vista para que las cosas cambien a nuestro favor.

Anónimo dijo...

Noel Pantoja: Estaba leyendo tu artículo Mentalidad en Cuba necesita rebeldes con causa
Interesante y polémico. Es la pura realidad que se vive allá.
Es que a mucha gente les cuesta cambiar la forma en que han pensado durante 50 años. Es una tarea ardua, que requiere mucha fuerza de voluntad y gente valiente que diga las cosas por su nombre y creo que Caracol de Agua y Cimrronzuelo oriental lo están haciendo.

Anónimo dijo...

PERCY FRANCISCO ALVARADO:Debemos buscar una blogosfera activa, crítica, pero revolucionaria

Anónimo dijo...

José R. Cruz: Escrito con calidad de premio Nobel de Literatura y comandante literario de los lideres jovenes pensantes producto made-in-Cuba y orgullo de todos los cubanos. Te digo esto porque me identifico contigo y la mayoria de tus escritos !tanto! Un orgullo empujar el progreso cubano del lado tuyo de la carreta. Joseito

Anónimo dijo...

Enrique Chinea: ahy estoy de acuerdo cuando dices que el burocratismo es la peor enfermedad de cualquier sistema, no solo en cuba en cualquier parte del mundo aqui en USA los hay de montones , parecen plagas de cucarachas que se reproducen en cualquier medio , solo para molestar y joder al projimo, adelante con tu proyecto estoy contigo desde new mexico , albuquerque

Anónimo dijo...

Josè Millet: ...blogueros del mundo ...uníos¡¡¡ Enorme valentía tiene el amigo Arnoldo Fernandez, de Contramaestre, para expresar libremente sus puntos de viata acerca de cómo es la realidad verdadera de nuestra amada patria. Los comparto abosolutamente y desde la tierra de El Libertador Simón Bolívar, les envío mi saludo solidario. Esos nos enseño el Apostol José Martí, quien dijo que todo hombre honrado está obligado a decir la Verdad, o , al menos su verdad. Lo otro nos lo enseñó un argentino.

Anónimo dijo...

Luisa Rimblas: y cuál es el proyecto social?

Anónimo dijo...

Lisandra Fernandez: me encanta el blog caracol de agua primo

Anónimo dijo...

ALBERTO PUJOL: Arnoldo me gustaria enviarte una opinion: me parece un trabajo que como un canner,analiza el rincon mas dificil, del cuerpo de nuestro cocodrilo consentido, pero necesito el tiempo que merece tu labor, desde luego que lo hare, te lo prometo, pero debo intentar acercarme a la altura del trabajo que estan realizando, de igual manera te participo que como polillla entrare a escudriñar, todo ese mundo , que ofreces, y desde ya te felicito, por este sentimiento de amor , tan profundo a nuestro pais.

Anónimo dijo...

Su pagina editada en Cuba ofrece aliento a los activistas que ayer y hoy se sienten comprometidos en iniciar con todos y para el bien de todos un proceso que nos permita iniciar el proceso de socializar el estado y destatizar la sociedad.

Necesitamos comprender que "se hace camino para andar" intercambiemos proyectos busquemos las coincidencias, propongamos proyectos.
A esos efecto brindamos las paginas de la revista social cubana www.psrdc.org
Fraternalmente
Roberto Simeon

Anónimo dijo...

Desiderio Navarro: Gracias. He leído el texto de su enlace. Creo que sobre los temas que tan justamente le preocupan, y que probablemente seguirá trabajando, pudiera hallar cosas de interés en algunos de los textos publicados quincenalmente por el e-zine DENKEN PENSÉE THOUGHT MYSL. ¿Lo conoce? ¿Lo recibe? Incluiré su dirección en la Lista de Correos de Criterios y, de ser posible, le enviaré algunos números anteriores.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Aviso a los lectores de Caracol de agua

Este blog admite juicios diferentes, discrepancias, pero no insultos y ofensas personales. Revise su comentario antes de ponerlo y debatiremos eternamente sobre lo que usted desee. Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.