jueves, 8 de septiembre de 2016

Contramaestre tiene una Virgen de la Caridad desde 1909


Virgen de la Caridad utilizada por el matrimonio de Juan Ríos y  Luz Fernández desde 1909 en Contramaestre.
Por Arnoldo Fernández Verdecia. caracoldeaguaoriente@gmail.com 

Hay un personaje de la cultura popular de Contramaestre que no ha tenido un lugar prominente  en la memoria de las familias. Algunas fuentes documentales señalan su  llegada  a estos lares en los primeros cinco años del siglo XX, venía de Canarias, buscando tierras y prosperidad. En sus pensamientos viajaron también sus creencias religiosas, que una vez establecido aquí, mantuvo y compartió con amigos y vecinos. ¿Quién era este hombre?

Su nombre y apellidos, Juan Ríos Rodríguez, casado con Luz Fernández. Según documentos de archivo compró en 1909 una finca de 20 caballerías para la cría de ganado llamada La Caridad de San Fernando ubicada en el barrio de Maffo, que limitaba al norte con el Camino real del Cobre; al sur con las propiedades de Federico Fernández,  al este con el río Contramaestre y al oeste con el Callejón de la Doncella.

San Juan de Contramaestre.
Por los límites de su tierra, Juan Ríos tenía una posición clave en las relaciones sociales existentes en el lugar, de alguna manera, él ayudó a definir una fiesta patronal que marcó el rostro de este poblado para siempre: el San Juan. ¿Por qué lo afirmo?

Según una de las fuentes: “El deslinde con el río Contramaestre ocupaba una longitud de 2 Km. Para beneficiarse de sus aguas había que atravesar la finca de Juan Ríos, que se caracterizaba por ser una persona servicial y dado a compartir con familiares y amigos sus tradicionales costumbres”.

Esos dos kilómetros de río tenían las mejores pocetas para el baño colectivo, así que Juan se convirtió en una especie de patriarca de la fiesta de San Juan al organizar el festejo. El día del santo, según una de sus nietas, “en la madrugada, íbamos al paso del río. Cuando regresábamos mandaba a matar una novilla, se cocinaba debajo de los árboles, y todo el que venía, comía, bebía y bailaba” (nieta, 80 años).

Es bueno señalar que  Juan Ríos Rodríguez era un hombre muy servicial, atento a los amigos, la familia, por eso ayudó a muchos al repartirle solares gratis para que construyeran sus casas.

Otra celebración religiosa que Juan Ríos Rodríguez introdujo en el territorio de Contramaestre fue la Procesión de la Virgen de la Caridad cada ocho de septiembre. Según algunos testimonios, “ese día las mujeres  y hombres se iban hasta el paso del río con la imagen mariana y decían oraciones para traer agua, fertilidad para la tierra, salud y prosperidad”. 
 
Aún se conserva en la Iglesia de la Sagrada Familia de Contramaestre, como bien patrimonial de mucho valor, la Virgen de la Caridad utilizada por Juan Ríos y Luz Fernández. La misma fue donada por Mirella Fonseca Ríos, el 12 de marzo de 2004. El padre Rafael Couso y José Emilio Ropero la recibieron y el hecho quedó registrado en un documento que Caracol de agua comparte con todos sus amigos y amigas del mundo. 

El padre Rafael Couso Falcón se encargó del proceso de restauración de la Virgen de Contramaestre. Hoy la misma yace en una urna de madera y cristal.

En una conversación le sugerí a Couso que debía colocarla a la vista de todos, porque era la nuestra, la fundacional; me respondió que tenía pensado enclaustrarla en una de las paredes de la Iglesia, protegerla con rejillas, ponerle iluminación y promover su culto y devoción; "pero debe estar muy bien asegurada, para no perderla en manos bárbaras dedicadas a lucrar con este tipo de bienes", precisó.

Juan Ríos Rodríguez merece ser considerado uno de nuestros referentes mayores;  lamentablemente la amnesia de los tiempos parece ignorarlo; pero todavía podemos enmendar ese olvido y ponerlo en el justo lugar que merece por darnos dos símbolos sagrados de nuestra cultura local: el San Juan y la Virgen de la Caridad. 
 

10 comentarios:

Milagros de los A Vega dijo...

Preciosa historia que estaba guardada por tanto tiempo. Me encanta. Muchas gracias a tu Caracol y a ti una vez mas por sacar los valores verdaderos de nuestros pueblos . Hay mucho, mucho que aprender de nuestro pasado y mucho a su vez que contar . Te felicito una vez mas .Estas son las cosas que vale la pena contar . Un abrazo

Anónimo dijo...

Marujita Gonzalez: Me encantó leer dos relatos históricos de nuestro Contramaestre y de una familia que tanto contribuyó a esta bella recolección de gestos que disfrutáramos por medio de ese Caracol navegando al capitaneo de un gran ser humano, uniéndonos y acercándonos más con información maravillosa que nos pone la verdadera película histórica de nuestros bellos Pueblos!

Anónimo dijo...

Arnoldo Fernandez: Agradecido a Milagros y a su madre que leyeron esta historia, su madre la confirmó totalmente, ella es una octogenaria que tiene mucha luz que dar sobre nuestro pasado....abrazos a las dos...

Anónimo dijo...

Milagros Vega: Si, ella ya me habia contado algo de esto, dice que el dia de la Procesion en Contramaestre todo el mundo pedia lo mismo. Es mas que yo me acuerdo que cuando era chiquita ese dia de San Juan nos llevaban a todos al rio, era una tradicion banarce en el rio ese dia y era bello, yo lo vivi , me encantaba , todos los mayores pediam salud, agua para que lloviera y las cosechas fueran buenas . Me encantaba porque todos los ninos sentiamos como una alegria banarnos todos en el rio, yo iva con mi mama,mi hermano chiquitico, mis tias y tios, mis primos, los vecinos , nos llevaban comida, recuerdo emparedado de revoltillo de hievo con cebolla y cafe con leche si ivamos temprano y tambien llevaban macho asado ofricase para comer con pan cubano lechuga y tomate , frutas y nos pasabamos un dia feliz . Hay muchas tradiciones que aunque muchos no creian en eso por diferentes religiones era una manera de compartir y pasarla entre amigos y familia. Mi amigo , como lo pusiste en el escrito de tu abuelo, sentarce con una persona mayor a conversar es para mi un deleite.Siempre me ha gustado saber todo lo pasado porque de ese pasado venimos , se que a muchos solo les intereza el futuro y el precente pero no se dan cuenta que antes que nosotros existieron personas maravillosas que son los resposaables de lo que somos hoy y hay mucha historia que contar ..Es bello compartir historias como estas

Anónimo dijo...

Olivia Rubio: Nuestra Virgen de la Caridad, gracias Arnoldo, querido amigo por compartir esta historia, me la robo y la traigo a mi muro.

Anónimo dijo...

Arnoldo Fernandez: Querida Olivia, amiga buena, siempre generosa, leal......Un abrazo grande....

Anónimo dijo...

Arnoldo Fernandez: abrazo fuerte querida Marujita...El CARACOL es la casa de todos ustedes los que aman, fundan y no olvidan a su pueblo amado...gracias por la generosidad de sus palabras

Anónimo dijo...

Arnoldo Fernandez: Debo agradecer a mi amigo Ricardo M del Toro la primera lectura crítica de este texto, sus observaciones me convencieron para hacerlo público definitivamente.

Marga57 dijo...

Hermosa historia, mi familia es oriunda de ese querido pueblo oriental y me encanta conocer de sus ancentros. A su Virgen le pido salud y prosperidad para todos sus ciudadanos

Anónimo dijo...

?????????????????????????????????????????????????????????

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Aviso a los lectores de Caracol de agua

Este blog admite juicios diferentes, discrepancias, pero no insultos y ofensas personales. Revise su comentario antes de ponerlo y debatiremos eternamente sobre lo que usted desee. Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.