miércoles, 29 de noviembre de 2017

¿Por qué no puedo hacer un ajiaco cubano?



¡Qué caro nos cuesta llevar la cubanía a la mesa!

Por Arnoldo Fernández Verdecia. caracoldeaguaoriente@gmail.com 


Mi estómago pedía a gritos un ajiaquito con  ñame, maíz verde, calabaza, bollitos, plátano y mucha malanga, además de las carnes, como mismo lo hacía mi madre vieja cuando vivíamos allá en el rancho, Cuba adentro, donde el aire ventilaba las neuronas y uno sentía que el tiempo era un verso elevado. El poeta José María Heredia había reencarnado en mí, eso creía, pues la noche pasada una y otra vez se me aparecía su imagen y el deseo ferviente del ajiaco, condimentado por ese picor que solo su madre sabía darle. Incluso llegó a pedir clemencia al gobierno de mano acerada en la isla, para volver y morirse con aquel sabor memorable en sus labios. Yo amanecí hoy como Heredia, con el deseo del ajiaquito, tan identificativo del hombre de estos lares. Salí a la calle a buscar lo necesario para prender el fogón y empezar esa metáfora de la cubanía, ante los precios, el bolsillo asustado se mandó a correr de regreso, quise reprenderlo, pedirle paciencia, pero eran de alarma: una mazorca de maíz 80 centavos (cup), una libra de ñame 30 cup, una libra de malanga 10 cup, un plátano 2. 50 cup…Las especias, ayyyyyyyyy las especias, una lata con ajíes  (de las de leche condensada) a 6 cup, un macito de cebolla 6 cup;  una cabeza de ajo 2 cup, un  mazo de culantro 2 cup, un litro de puré de tomate 20 cup, un sobre de comino 1 cup. ¡Las carnes!, ¡las carnes!, ¡ahhhhhhhh las carnes!, la de pollo 20 cup, la de puerco 25 cup, la de pato 20 cup. Eran las que había disponibles. Recordé que el buen ajiaco es una mezcla de varias, pero si compraba una de cada oferta, más el precio de las viandas, las especias, ni imaginarlo era bueno; así que llegué a una conclusión terrorífica, mejor olvidarme de Heredia y seguir arrastrando el potaje de chícharos, al menos cuesta 3 cup y merece una estatua enorme en la mesa de los cubanos. Mi estómago habló nuevamente de Heredia, de las carnes al jugo, incluso recordó a mi padre, su necesidad de un ajiaco de verdad, bien cubano, con grasa y carnes, muchas carnes, pero mi pobre estómago olvidaba que vivo de un salario y ese plato tan identificativo de nuestra mesa criolla, es algo en extinción. Mejor no pensar en él. ¡Qué caro cuesta llevar la cubanía a la mesa!

2 comentarios:

  1. Arnoldo:

    Los efectos REALES del BLOQUEO YANQUI, impiden vivir normalmente, y lo agrava la no utilización de los mecanismos económicos que OBLIGUEN a la gente a ser productivos, que comienzan por la aplicación, ¡a raja tablas!, de la distribución con arreglo al trabajo, que es lo que determina el precio real de las cosas, porque permite que funcione la Ley del Valor.

    Si cada cual aportara según su capacidad, y estuviera estimulado salarialmente a incrementar la cantidad y calidad de su trabajo esos precios disminuirían.

    Y si se estimulara la inversión en propiedades personales y familiares, y en forma de cooperativas, no escasearían los artículos de primera necesidad, y se generaría la producción fabril con la inventiva de los obreros calificados, técnicos medios e ingenieros que hemos logrado formar desde 1959... ¿No crees que pudiéramos tener plantas beneficiadoras y procesadoras de derivados de los productos del agro; de materiales y accesorios para la construcción, etc.?... Que también abaratarían los precios.

    La formula de Marx M-C-...p...-M'-C' es objetiva, y no se puede violentar, porque nos pasa la cuenta como a la Europa del Este.

    ResponderEliminar
  2. Si, si.- La vagancia y el conformismo,es el sistema predominante desde 1959, sustentado con que " todos somos iguales ". Si no hay inversión, no hay estimulo e ilusión por mejorar, y las consecuencias son tremendamente palpables y comprobadas por mi, tanto visualmente como verbalmente ( con varios mojitos, amen de otras cosillas, la gente canta ¡ y de que manera !.)
    Auguro a mi querido pais un futuro muy negro, ya que las peripecias continúan ( elecciones sin opositores; niños uniformados vigilando las cajas de "cartón " donde se depositan los voto)s:DEPLORABLE TODO.-
    ¿PARA QUE VALEN TANTOS INGENIEROS, MEDICOS ETC. ETC SI NO TIENEN NI MEDIOS NI CAMPO ADECUADO PARA DESARROLLAR SUS CONOCIMIENTOS, LOS CUALES ESTAN MAS QUE COMPROBADOS, QUE FUERA DE SU PAIS SON MÁS QUE MEDIOCRES.-
    Me duele expresarme así, pero hablo con conocimiento de causa: TODO ES UN FRACASO DE OTROS



    ESTAMENTOS Y DEL PUEBLO CONFORMISTA Y PASIVO.






    ResponderEliminar

El peor comentario es el que no se dice, así que Caracol de Agua lo invita a opinar sobre todos los temas aquí discutidos, siempre con respeto al otro diferente.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Aviso a los lectores de Caracol de agua

Este blog admite juicios diferentes, discrepancias, pero no insultos y ofensas personales. Revise su comentario antes de ponerlo y debatiremos eternamente sobre lo que usted desee. Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.