sábado, 21 de diciembre de 2013

Decir en Cuba lo que los medios tradicionales niegan al sujeto


Por Eduard Encina

Eduard Encina (E.E): Escribir un libro es crear una relación entre un soporte y un receptor: ¿Cómo se articula desde un blog la idea del “yo” y la del  “otro”?

Arnoldo Fernández Verdecia (A.F.V): Desde un blog el yo tiene un peso esencial, pues funciona como una especie de bitácora de buen navegante, permite decir lo que medios tradicionales niegan al sujeto, y eso tiene un valor tremendo en las complejidades del mundo actual; pero tiene otra dimensión esencial: el otro también participa y lo hace en condición de igual; al extremo de democratizar la posibilidad de interactuar sin estar supeditado a las mediaciones que un censor impone cómodamente instalado en una silla destinal, desde la cual toma las decisiones menos felices. 

E.E: Gracias al ciberespacio la visibilidad del mundo cambió: ¿Hasta dónde existen o no los macondo?

A.F.V: Los macondo siempre existirán para bien o para mal, porque forman parte de la periferia de la Revolución digital que vive el mundo; son algo así como aldeas desfasadas donde reinan mitos y leyendas que nada tienen que ver con los tiempos reinantes; pero en esos lugares siempre surgen behíques untados con el aceite de los cambios y se convierten en los hechiceros de la memoria colectiva, por eso resulta a veces increíble imaginar un aborigen de la Amazonía editando un blog con un perfil netamente ecológico en defensa de identidades ancestrales, o un negro diciendo las verdades reprimidas de su gente, o un escritor dando señales de humo en medio de la selva autoritaria que lo anula. Tarde o temprano los macondos producirán los cambios liberadores y serán parte de esa Revolución digital, pero creo que tardará bastante en lograrse.

E.E: Todos conocemos las limitaciones de los cubanos para acceder a Internet, sin embargo se habla de una Blogosfera cubana: ¿En realidad existe? ¿Qué importancia les atribuyes a los jóvenes dentro de ella?

A.F.V: Existe una Blogosfera cubana potencialmente hablando, no olvides que la misma no solo integra a los de la isla, sino a aquellos que viven en la diáspora y siguen sintiéndose cubanos, incluso los que no piensan como nosotros, que para bien o para mal son mayoría en el ciberespacio y eso está demostrado en tesis de periodismo discutidas recientemente en la universidad de La Habana.

Creo que la participación de los jóvenes es estratégica, sobre todo los intelectuales que tienen una conciencia crítica para direccionar los cambios que necesita este país y visualizar los estados de opinión de más intensidad presentes en lo social, cultural y político. Lamentablemente la prensa no está a la altura del debate de ideas que reclaman los nuevos tiempos, le falta integralidad y conocimientos, por eso los blogueros jóvenes en revolución y desde la revolución, tienen una responsabilidad tremenda en la definición del nuevo proyecto de país que se articula.

Fuente: Cimarronzuelo oriental.

3 comentarios:

  1. Luisa Rimblas: muy acertadas tus respuestas, les deseo éxito y comprensión de los tiempos que se avecinan, les corresponde enseñar la sana doctrina de oír al otro y que le escuchen

    ResponderEliminar
  2. ¿ Para qué vale en el país de la mentira y los deseos ?

    ResponderEliminar
  3. Me sumo a lo que dice Luisa... Solo agrego: Muy acertadas preguntas y respuestas. Breve post pero contundente la opinión sobre el papel de los blogueros.

    ResponderEliminar

El peor comentario es el que no se dice, así que Caracol de Agua lo invita a opinar sobre todos los temas aquí discutidos, siempre con respeto al otro diferente.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Aviso a los lectores de Caracol de agua

Este blog admite juicios diferentes, discrepancias, pero no insultos y ofensas personales. Revise su comentario antes de ponerlo y debatiremos eternamente sobre lo que usted desee. Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.