viernes, 20 de diciembre de 2013

Celebrando mi cumpleaños con amigos y familiares en Cuba

No quedó nada en la olla, ni siquiera la nata que alarma, principalmente a las mujeres, por el esfuerzo que hay que hacer para fregarla.
Por Arnoldo Fernández Verdecia. arnoldo@gritodebaire.icrt.cu

Celebré mi cumpleaños con buenos amigas y amigos que llegaron hasta mi casa, aquí en Cuba, cargados de libros, frascos de ron cubano, guitarras soneras y sobre todas las cosas, un enorme cariño.

Ayer comprendí que la amistad es un campo que debe cultivarse para que de frutos eternos. Allí estaba Osmani Rosabal, amigo a prueba de años, más de tres décadas, sobrellevándonos en las buenas y en las malas.

El escritor Eduard Encina, hermano, por encima de las diferencias, tan normales en los seres humanos que piensan con cabeza propia; logró encontrar para mí, Órbita de Virgilio Piñera, libro deseado y que en acto de alquimia poderosa, puso en mis manos con una hermosa dedicatoria.

Mi tío Israel, junto a su adorable nieto, estuvieron conmigo, ellos fueron los responsables de hacer el ajiaco milagroso que todos degustaron hasta saciar los deseos. No quedó nada en la olla, ni siquiera la nata que alarma, principalmente a las mujeres, por el esfuerzo que hay que hacer para fregarla.

No puedo dejar de mencionar a mi esposa, y, por supuesto, a mi padre, embajadores principales del amor sembrado en todos los que acudieron a mi casa, para felicitarme y desearme salud. Brindo en la copa de la amistad, con amigos y enemigos, ignorando barreras que anulan y dividen a los hombres. ¡Viva la amistad!  
Eduard Encina, hermano, por encima de las diferencias, tan normales en los seres humanos que piensan con cabeza propia.
 
Junto a mi sobrino y mi tío.
Junto a mi padre y mi esposa.
Junto a una joven que me regaló dos interesantes libros del Che Guevara.
Junto a buenos amigos que acudieron a felicitarme a pesar de su trabajo.
 
Junto a mi adorable esposa.
Junto a mi sobrino.


4 comentarios:

  1. TE DESEO amigo mio que hayas tenido un lindo cumpleaños que bonitas las fotos, se muy feliz amigo que dios te proteja siempre besos grandes de tu amiga mai

    ResponderEliminar
  2. oocana4459@gmail.com20/12/13 9:46 a. m.

    Arnoldo, es placentero reconocer en esa edad martiana a una persona íntegra, constante y fiel a sus pensamientos;… es el de muchos cubanos, no lo dudes, aunque persista el reino de “los que se complacen en sembrar sombras para nivelar a los hombres y hacerlos dóciles a los hilos del poder”.

    Esos están en todas partes, bien cubiertos y defendidos, no precisamente por armas desafiantes, sino por miedos, silencios recelosos, rubores pusilánimes, simulaciones;… tienen ahí sus más ardientes aliados. Respeto mucho a los gladiadores que cabalgan con sus ejércitos de libros para “armar de sueños” a la gente.

    He escuchado a Raúl, al menos en dos ocasiones, en sendos discursos frente a la opinión pública, encomendarnos a convertir la polémica en ejercicio diario, ardiente y desprejuiciado frente a cada uno de los procesos de la vida nacional, pero no acaba de cuajar un acto tan revolucionario y notable en la asunción ciudadana.

    Apenas alcanzo algún sosiego y voy a tu “Caracol de Agua”; actualizo y comparo… Allí encuentro un resquicio respetuoso y muy nutritivo para ese afán concomitante de que “los sueños son posibles, aunque…”.

    Tiene tu espacio el esplendor de una llamarada meteórica capaz de eclipsar el universo de nuestras rutinarias percepciones; nos activa como humanos pensantes y sustrae de la práctica zocata e imberbe. En lo particular, me resulta una activación de mi compromiso con la profesión; de salir cada día dispuesto a sumergirme en el río de la vida y no a perseguir los peces.

    14 4655¡Felicidades!¡No desmayes!. Un abrazo.Desde Venezuela, Ocaña Gómez.

    ResponderEliminar
  3. Pero ahi faltan mas borrachos ..esos no son todos los borrachos de baire

    ResponderEliminar
  4. Tu escrito me recuerdan tiempos lejanos, que veo, se mantienen a pesar de los años, pero que animan a la comprensión de tristes situaciones.-
    Dicho lo dicho, no logro centrarme en la fraseología del conciudadano de Venezuela; menos retorica y más claridad de contenido.-
    Felicidades Arnoldo.-

    ResponderEliminar

El peor comentario es el que no se dice, así que Caracol de Agua lo invita a opinar sobre todos los temas aquí discutidos, siempre con respeto al otro diferente.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Aviso a los lectores de Caracol de agua

Este blog admite juicios diferentes, discrepancias, pero no insultos y ofensas personales. Revise su comentario antes de ponerlo y debatiremos eternamente sobre lo que usted desee. Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.