miércoles, 20 de septiembre de 2017

Katiuska Blanco: La muerte de Eduard Encina “es un golpe que me ha dolido”*



Eduard Encina y Katiuska Blanco.
Querido Alfredo, qué pena tan honda siento, nunca olvidaré aquel mediodía en Contramaestre, con la acogida maravillosa de alguien talentoso y bueno, que abría sus brazos a escritores recién llegados de otros lugares; lo hacía con una humildad grande, una belleza de alma y una sensibilidad que se le salía por los poros; sabiduría cubana, íntegra y espléndida era la suya, fiel hijo de esa tierra donde el Maestro vio la luz por última vez y pasó definitivamente al misterio.

Luego, cuando nos acompañó de regreso a Santiago, escuché aquella presentación generosa que hizo al libro de un colega, y digo generosa, no porque no mereciera literariamente el elogio aquella obra, digo generosa porque ponía el alma en admirar, respetar y promover los versos nacidos de otro alguien, actitud sencilla y grandiosa al mismo tiempo que nos dejaba ver su sentimiento profundo de plenitudes múltiples.

No olvidaré tampoco nuestro trayecto a Santiago de Cuba, en aquel ómnibus cuando nos contó de su amor por alguien que padecía Lupus, de sus vivencias en el pedagógico Frank País García, de sus esfuerzos cotidianos… durante el viaje, compró para mí frutas que yo no había probado en toda mi vida y extendió su pañuelo para que limpiara mis manos… fueron gestos, detalles que guardo en la memoria.

Tuve gran alegría cuando vi que había obtenido el premio La Gaceta de Cuba 2017 y que alguien que luchaba desde su terruño por la cultura de nuestra nación fuera quien nos representara en Medellín, ¡¡¡me parecía tan justo, tan merecido!!!

La noticia de su muerte es un golpe que me ha dolido, lo menos que esperaba en un ser tan alegre y lleno de vida, estoy muy triste. Todo mi abrazo solidario y fraterno para ustedes, para la esposa y los hijos de Eduard. Ustedes, pueden contar conmigo para volver allí, a la porción de Cuba que él tanto amó. También por él, tendré siempre a Contramaestre en el corazón.

*Carta de Katiuska Blanco al bloguero Alfredo Ballesteros. Tomado del blog Caminante cubano

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El peor comentario es el que no se dice, así que Caracol de Agua lo invita a opinar sobre todos los temas aquí discutidos, siempre con respeto al otro diferente.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Aviso a los lectores de Caracol de agua

Este blog admite juicios diferentes, discrepancias, pero no insultos y ofensas personales. Revise su comentario antes de ponerlo y debatiremos eternamente sobre lo que usted desee. Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.