viernes, 8 de noviembre de 2019

Psicología de un cubano asesino de gatos


Mi gato Mitton.
Mi gato Guaidó.
Por Arnoldo Fernández Verdecia. caracoldeaguaoriente@gmail.com 

Siente júbilo asesinando gatos inocentes. Es muy feliz haciendo esas cosas.

Vive junto a una mujer con problemas nerviosos. Su única pasión, las plantas ornamentales de su patio, que, por desgracia, tiene frontera con el mío.

Allí van mis felinos, abonan la tierra, pero él no lo cree así y pone trozos de carne o pescado hervido con canela, nuez moscada, pimienta molida o abundante bicarbonato.
Mis dos gatos Guaidó y Mitton ya no me acompañarán en las tardes.
Primero mi gato Mitton, luego Guaidó, -así todos, si no haces nada para detenerlo-, me dice un amigo.

Agachado lo observo andar. Sus ojos tienen odio acumulado de años; parece un demonio, de esos que habitan cuevas y tienen la esvástica de los que se creen con derecho a exterminarlo todo, porque no aceptan la diferencia, otro tipo de vida que no sea la elegida por ellos. ¡Cuántos como él a nuestro lado y no lo sabemos!

Tumba de Mitton.
Tumba de Guaidó.
En la madrugada cavo dos fosos de  80 centímetros, luego envuelvo en viejas telas a Mitton primero, Casio después;  merecen un entierro con honores, porque en mi patio nunca reinaron hurones,  ratas malolientes  o guayabitas desagradables.

Mis gatos dormían sobre el librero, parecían de yeso. En lo personal, sabía seguro cada ejemplar conservado. Eran centinelas de la luz que mi malvado  vecino apagó para siempre.

Escucho el canto de su canario encerrado en una jaula e imagino qué sentiría si alguien lo asesinara; pero no soy como él. Mi vecino es un tipo raro; no conversa con nadie y en sus ojos habita un odio de viejos tiempos estalinistas; allá, cuando hizo de las ideas una trampa para cazar a inocentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MUY IMPORTANTE: No se publicarán comentarios anónimos en este blog, es necesario consignar siempre la identidad de la persona. No se admiten ofensas, insultos, propagandas de ningún tipo. Cada persona tiene la libertad de expresar lo que piensa, pero con respeto al otro diferente. d

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Aviso a los lectores de Caracol de agua

Este blog admite juicios diferentes, discrepancias, pero no insultos y ofensas personales, ni comentarios anónimos. Revise su comentario antes de ponerlo, comparta su identidad y debatiremos eternamente sobre lo que usted desee. Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables éticos por su contenido.