martes, 8 de octubre de 2013

Señales de humo en épocas de cambios

¿Cuándo se abrirá una grieta que nos permita intercambiar con los escritores del mundo?
Nancis Vega Garcés (Escritora y promotora cultural)

Analizando el avance tecnológico alcanzado y teniendo en cuenta el breve lapso de tiempo que demora un post en recorrer el mundo, vemos con claridad  que nuestro escaso arsenal  tecnológico es uno de los factores que atentan contra el desarrollo literario en Contramaestre.

Sin temor a equívocos, puedo asegurar que en estos momentos existen países mucho menos desarrollados que el nuestro, donde  tener acceso a Internet, o poseer en la casa un computador es  tan natural, como para nosotros escribir  textos una y otra vez con bolígrafo ó lápiz, y lo que es peor, vernos obligados a repetir una idea varias veces en voz alta, con el ánimo de atraparla para luego construir una historia.

Para un escritor, una computadora es como para un médico el estetoscopio o el esfigmo. Cabría preguntarse: ¿Por qué los que nos ocupamos de tan importante misión, somos tan marginados?, ¿Cuándo se abrirá una grieta que nos permita intercambiar con los escritores del mundo?

Segura de que mis interrogantes derribarán muros y abrirán puertas, hago un llamado a los escritores que deben valerse, como yo, de algún buen amigo para hacer señales de humo al mundo, en una época donde un email viaja más rápido, que mis recorridos diarios de la casa al trabajo.

1 comentario:

  1. Rosa Cristina Baez Arnoldo, antes les vendían compus a los escritores y periodistas, ya no?Yo no tengo, advierto, la mia es del trabajo, soy "usufructuaria"

    ResponderEliminar

El peor comentario es el que no se dice, así que Caracol de Agua lo invita a opinar sobre todos los temas aquí discutidos, siempre con respeto al otro diferente.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Aviso a los lectores de Caracol de agua

Este blog admite juicios diferentes, discrepancias, pero no insultos y ofensas personales. Revise su comentario antes de ponerlo y debatiremos eternamente sobre lo que usted desee. Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.