viernes, 28 de agosto de 2015

Caracol de Agua dice verdades que a muchos incomodan



Por Noel Pantoja Guillén 

Vivo en Chile desde el año 2007, pero sigo siendo cubano de pura cepa y contramaestrense de corazón. Visito Caracol de Agua desde hace seis años. He sido un fiel seguidor de sus publicaciones y un promotor entre mis conocidos, muchos de los cuales lo visitan y emiten sus opiniones acerca de los temas que se publican en el blog.

Personalmente lo visito porque encuentro en cada publicación, importantes notas de carácter informativo y educativo, pero muy especialmente, porque dice verdades que a muchos incomodan y otros critican, pero ha tenido la valentía de decirlas, sin compromisos, sin tapujos; como decimos en buen cubano, "a camisa quitada".

Considero que los contenidos abordados son de mucha actualidad y de interés para todos los lectores, pues son temas en los que todos nos vemos reflejados, tanto en los de carácter personal, en los que con mucho amor hablan de la familia, como aquellos que guardan relación con la vida cotidiana del cubano, o con la obra de alguna persona, o de un hecho nacional o internacional.

No tengo críticas que hacer a Caracol de Agua. Sí una exhortación a que continúe como hasta ahora, para satisfacción de nosostros, los que navegamos junto al Capitán de la nave.

FELICIDADES ARNOLDO, POR ESTOS 6 AÑOS DE DEDICACIÓN A UNA OBRA TAN GIGANTE Y ADMIRABLE.

6 comentarios:

  1. Sandra Herrera: Felicidades Arnoldo, estaba leyendo sus posts y me di cuenta que habían personas felicitando su trabajo. Yo lo leo a menudo y me parece muy interesante, ojalá siga regalándonos esas lecturas tan polémicas y tan poco usuales. Luche que detractores hay dondequiera; lo importante es creer en lo que se hace y hacerlo con gusto; las mentes como la suya, con ideas diferentes, por supuesto que son marginadas, eso es un problema que debemos superar aún…

    ResponderEliminar
  2. Enelva Marrero: Por eso sigo a caracol de agua. Siempre me ha llamado la atención ese nombre, tu me pudieras brevemente decir que significa para ti o por qué escogiste ese nombre Caracol de Agua.

    ResponderEliminar
  3. Milagros Vega: Que bueno leer estas palabras de Noel, tan bien merecidas para Caracol. Me uno a su opinion

    ResponderEliminar
  4. Noel Pantoja Guillén:

    Comunícate conmigo, estoy viviendo en Quilpué.

    Mi e-mail es: alexiscanovas@gmail.com

    Tienes razón en lo que dices de caracol de Agua.

    ResponderEliminar
  5. La filosofía con mayúscula, es enriquecedora, pero la que emana de la aparente " santería " solo vale para entretener y, tal vez, profundizar en quimeras. No obstante, como alguien dijo: ¡ caminante ! se hace camino al andar; por lo que creo y celebro, para todo mi pueblo: el nuevo camino está en curso y Dios quiera que también lo esté la reconciliación indiscriminada.-

    ResponderEliminar
  6. Felicidades Caracol de Agua, me gusta tu forma de contar la vida, nuestras realidades. Muchos años llevo viviendo en Nicaragua, pero sigo la realidad de nuestro lindo Contramaestre, en tu página encuentro la satisfacción de leer cosas interesantes. Estoy en el grupo Contramaestrenses por el mundo pero no sabía que practicaban la discriminación , me imagino que por cuestiones políticas m tal vez a os administradores no le guste lo que escribes, pero te exhorto a que sigas con tu línea de trabajo , creo que al final del túnel todos somos cubanos aunque vivamos fuera de la isla y todos queremos lo mismo , una Cuba donde podamos vivir todos en Paz y Armonía.

    ResponderEliminar

El peor comentario es el que no se dice, así que Caracol de Agua lo invita a opinar sobre todos los temas aquí discutidos, siempre con respeto al otro diferente.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Aviso a los lectores de Caracol de agua

Este blog admite juicios diferentes, discrepancias, pero no insultos y ofensas personales. Revise su comentario antes de ponerlo y debatiremos eternamente sobre lo que usted desee. Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.