jueves, 29 de diciembre de 2016

Ni histeria, ni locura: un cubano vio en verdad a Fidel Castro en el cielo



Allí estaba el líder, casi similar a la tomada por el lente de Roberto Chile en el cumpleaños 84 de Fidel Castro.
Por Arnoldo Fernández Verdecia. caracoldeaguaoriente@gmail.com   

El 1 de diciembre de 2016, Abdel Cabrera Hierrezuelo (Abdelillo)  subió a la azotea del Hotel Carnero;  buscaba un sitio ideal para tomar imágenes del paso de la Caravana de la Libertad, con las cenizas de Fidel Castro, rumbo al cementerio Santa Ifigenia en Santiago de Cuba.

A las 3:44 p.m, algo paranormal guió su lente hacia las alturas; apretó el obturador y tomó una imagen; luego apagó la cámara y   siguió con la rutina de asegurar una posición clave para  tomar las mejores fotos en la mañana del sábado 2 de diciembre.

Después ese "algo insólito" que se había apoderado de su lente, regresó a la vida normal; entonces buscó la imagen y "algo extraordinario" se reveló ante sus ojos: al poner la foto en posición vertical, allí estaba el líder nonagenario, casi similar a la tomada por el lente de Roberto Chile en el cumpleaños 84 de Fidel Castro.
Imagen original, tomada por el lente e Abdelillo en posición horizontal.
“La foto original es horizontal, -asegura Abdelillo-; pero algo muy dentro de mí, decía que algo grande había allí;  así que esa voz instintiva gritó en mi interior; la puse en vertical y se reveló el misterio. Me llevé las manos a la cabeza. Me volví como loco. No podía creer lo que veía. Era Fidel Castro. Entonces giré la foto definitivamente en el editor; la puse en vertical. Era evidente. No había duda”.
Foto en posición vertical.
Ante su revelación, no pude evitar preguntarle lo que el sentido común impone. ¿Manipulaste esa foto? ¿Es un montaje?  A lo que respondió: “Lo único que hice fue ponerla en vertical, para que todo el mundo pudiera apreciar lo que un poder sobrenatural me designó para ver. Nada más que eso”.

Este joven, de cabello largo, siempre con su cámara al hombro, no es un improvisado en el mundo de la fotografía. No vive de la foto comercial; le molesta ser usado en quinces, bodas y cumpleaños. “Paso mucho trabajo cuando me piden ese tipo de encargos. Lo mío es la foto artística”.

Sin embargo, es graduado de técnico medio en veterinaria; nada que ver con el mundo de la fotografía;  pero también es músico profesional, avalado en instrumentos tan difíciles como violín, percusión menor y guitarra. Ha sido miembro de agrupaciones profesionales como Charanga Santiaguera y Órbita 1. Durante todo el año 2013, fue guitarrista del proyecto musical Corazón latino, en ciudad Ho Chi Minh. Allí compró una cámara profesional, una computadora y empezó su pasión por la fotografía artística.

Al regresar a su Contramaestre natal, abandona definitivamente la música y se dedica a ese mundo mágico que es la foto arte. Varias series han salido de su lente, entre las que sobresalen: Instantáneas de rostros y sombras de la naturaleza y José Martí en los barrios de Cuba. Ha formado parte, como fotógrafo, del proyecto de medio ambiente de la Filial de la Universidad de Oriente, apoyando el mismo con imágenes de la cuenca hidrográfica del río Contramaestre, desde su nacimiento, en San Lorenzo, hasta su desembocadura, en Dos Ríos.

Gracias a la Asociación de Comunicadores Sociales, de la que forma parte como asociado, pasó un curso en Holguín que lo habilitó definitivamente para la fotografía.
Instantáneas de rostros y sombras de la naturaleza.
Sus fotos aparecen publicadas en los blog Caracol de agua, Caminante cubano y Cimarrozuelo oriental.

Al decirle a Abdelillo que el Diario de la Marina, periódico de  opinión al servicio de los españoles en Cuba, en su edición digital del 3 de diciembre de 2016, colocó un cintillo en negrita, a partir de la historia de su foto, donde puede leerse: “histeria y locura ya sobrepasan lo imaginable en Cuba”; con mucha modestia precisó: “Para mí no fue nada sencillo;  era algo paranormal, sólo yo pude verlo en un momento donde hubo tantas personas con cámaras y celulares”.. 

Otros medios se hicieron eco de la foto de Abdelillo, como el portal Las razones de Cuba y los blog Caracol de agua y Caminante cubano. Lo cierto es que la misma se volvió viral en las redes, al compartirse en Facebook y Twitter. También en celulares.
Abdelillo.
Se fabricó una mitología sobre su autor al extremo de afirmarse, por la voz populis, que la Seguridad del Estado había ordenado recoger todos lo celulares de Santiago para borrarla, pues era un montaje de muy mal gusto.  Algunas personas llegaron a decir que el fotógrafo era de Matanzas y defendieron esta tesis geográfica muy apasionadamente. Sin embargo, el creador, para evitar equívocos, siempre pone en cada imagen su nombre artístico: Abdelillo;  así que definitivamente el responsable de esta foto que ha recorrido el mundo de manera incendiaria se llama Abdel Cabrera Hierrezuelo y vive en Contramaestre, en el oriente de Cuba.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Aviso a los lectores de Caracol de agua

Este blog admite juicios diferentes, discrepancias, pero no insultos y ofensas personales. Revise su comentario antes de ponerlo y debatiremos eternamente sobre lo que usted desee. Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.