miércoles, 16 de agosto de 2017

Solo es un perro negro en la calle




Por Arnoldo Fernández Verdecia. caracoldeaguaoriente@gmail.com 

De lejos parecía dormido. La Carretera central a su lado. Era negro con pintas amarillas. Temí lo peor. Al acercarme, un hilo de sangre salía de su boca y bañaba el alcantarillado. Con tristeza tomé la foto que su perdido dueño debió hacer. Lo observé muchas veces; yacía allí, sin nombre; nada  que hablara de su identidad perruna. ¿Dónde andaría su anónima familia? ¿Dónde el niño que cada tarde acariciaba su cabello? Su peor desgracia fue ser perro y tener que salir a la calle a luchar comidas hasta que llegara la noche y pudiera comer alguna sobra; si es que sus dueños dejaban algo. ¡Qué bestiales nos hemos vuelto! A algunos les cuesta mucho compartir  un plato de comida con su mascota. Huesos cuando hay y basta. Quizás un trozo de yuca dura, o restos de arroz en salsa. ¡Qué monstruos somos! Mira que tener un animal de compañía en casa y no ser capaces de compartir una posta de carne, un trago de leche, o un pedazo de pescado. Tristeza da saber  a un pueblo tan egoísta. Las necesidades nos han vuelto más animales que los mismos animales. Por eso resulta tan normal, -lo que para otros es anormal-, hacer colas para rabos, patas, vísceras y costillas desguarnecidas, venidas en tractores del lomerío cercano cada sábado; sin higiene alguna. Antes nuestras mascotas disfrutaban con ese despojo;  ahora nosotros hasta golpeamos si alguien se cuela. Allí, las palabras duras, los ojos torcidos ante los sacos de yute que se pierden en la llanura asfaltada sin explicación razonable. ¿En qué bestia hemos mutado? El perro negro con sus pintas amarillas allí; desde su mudez terrible me habló. Un espeso sol sobre mí. No es noticia la muerte. A nadie importa el autor del asesinato; la reconstrucción de los hechos; total, solo es un perro negro en la calle.

2 comentarios:

  1. El empobrecimiento de esta sociedad es inminente, insesibilidad total de una sociedad corrompida y desvalorizada....ya no siento ningun tipo de orgullo al decir que soy Cubana. Lucho por los callejeros a diario, y choco con esta triste realidad cada dia!!

    ResponderEliminar
  2. che pedazo de pelotuda, como sabes si no fue una pelea entre animales? animal sos vos que te aprovechas de esto para conseguir ''fama''

    andate a la concha bien de tu madre, sacate fotos en la concha y deja de sacar fotos a animales muertos tarada

    ResponderEliminar

El peor comentario es el que no se dice, así que Caracol de Agua lo invita a opinar sobre todos los temas aquí discutidos, siempre con respeto al otro diferente.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Aviso a los lectores de Caracol de agua

Este blog admite juicios diferentes, discrepancias, pero no insultos y ofensas personales. Revise su comentario antes de ponerlo y debatiremos eternamente sobre lo que usted desee. Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.