jueves, 2 de octubre de 2014

En nuestra Cuba: Ojo con los paquetes (II parte)

Eduard Encina Ramirez. (Escritor).Fot. Arnoldo Fernández.

“Cuba no tiene por qué temer: tiene hijos que sólo la abandonarían cuando cierren los ojos.” José Martí


El paquete no es el peligro, el peligro está en que no sepamos educar a nuestra gente en poder escoger atinadamente entre arte y banalidad. Debemos aprender a convivir “en paz y unión” con el paquete, de la misma manera que lo hacemos con los demás sistemas de información y aceptar que ya no son los únicos en ofertar y decidir información.

Periodista (P): De lo que hoy se distribuye en los llamados paquetes ¿qué consumes?  

Eduard Encina (EE): Yo soy un consumidor pasivo, soy un consumir de segunda mano, nunca he visto el paquete, tengo muchos amigos que reciben esa información y lo que ellos creen que a mi me interesa me lo hacen llegar. 

El  paquete hoy  es un asunto democratizador, porque te prepone una serie de elementos que puedes o no estar de acuerdo con ellos. Hoy lo más importante del paquete es que la gente nuestra esté educada  en saber que va a elegir en el paquete, saber que se va a consumir  de ese paquete, como he podido ver hay cosas muy buenas y cosas muy malas, existiendo extremos, cosas muy líricas, hermosas y cosas muy violentas también ¿En qué sentido la gente está dispuesta para asumir  un producto cultural que viene en el paquete? Ya Cuba no está preparada para eliminar el paquete, creo que lo del paquete es educar a las personas a saber lo que van a ver allí.   

P: ¿Crees que todo lo que viene en los paquetes, es banal?  

EE:   No, no, todo lo contrario, acabo de ver por ejemplo esta semana un magnífico documental acerca de la enfermedad del Ébola, que no existe otra  manera de verlo en Cuba, porqué no tengo Internet. Viene en el paquete y ya estoy informado. Creo además que el paquete es una democratización de la información, pero a veces también de la mala información, de los malos productos, y de los buenos productos. El tema no debe estar centrado en desaparecer o satanizar el paquete, el tema está en saber elegir que cosa es lo que se ve de los paquetes.  

P: En los últimos días se ha desatado una campaña en los medios cubanos contra la banalidad ¿Crees que lo transmitido hoy en la Radio y la TV cubana sea banal? 

EE: En casi todos los congresos de la UNEAC (Unión de Escritores y Artistas de Cuba ) y la AHS (Asociación Hermanos Saíz) una de las grandes discusiones es la mala calidad de la Televisión Cubana, y una de las cosas que debemos hacer nosotros es asumir una realidad de una vez y por todas, y es que evidentemente los productos culturales que están ofertando no tienen un vínculo directo con las necesidades que tiene la gente, por lo tanto eso es un problema que tenemos que resolver; y el otro problema que también es importante es sobre la banalidad que viene en los paquetes. Es necesario hacer una cruzada, no una cruzada contra los paquetes, sino una cruzada a favor de la educación cultural de la sociedad que pueda ir allí donde está lo banal y escoger lo verdaderamente dignificante. Es lo mismo que sucede hoy con las redes sociales, donde usted puede ver una diversidad de productos de muy mala calidad, pero si usted tiene bien educado su gusto estético y cultural va directamente a lo que usted quiere. El bien y el mal está en manos de todo el mundo, pero hacer el bien, por supuesto, es lo mejor  en la sociedad, eso mismo que hacemos en Internet, podemos también hacerlo en el paquete, ir a buscar lo bueno, lo que realmente nos interesa. 

P: ¿El paquete es la solución para las personas que no tienen  acceso a Internet?  

EE:  Realmente para mí ha sido maravilloso, porque puedo informarme de muchas cosas, encuentro en el paquete revistas, libros, actualizaciones de antivirus, documentales, nuevos audiovisuales del Instituto Cubano  de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), cosas a las cuales no puedo  tener acceso y esa es la solución, me encantan los juegos de las grandes ligas, el boxeo profesional y en los paquetes los puedo encontrar. Mi criterio es que el paquete para los cubanos ha venido a ser una bendición,  nosotros  lo que necesitamos es tener una mejor preparación cultural y las herramientas necesarias para asumir esa información que se distribuye cada semana en el paquete. 

P: ¿Podemos decir entonces: bienvenido el paquete? 

EE:  Por supuesto que sí, podemos decir Bienvenido, pero ojo con el paquete.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El peor comentario es el que no se dice, así que Caracol de Agua lo invita a opinar sobre todos los temas aquí discutidos, siempre con respeto al otro diferente.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Aviso a los lectores de Caracol de agua

Este blog admite juicios diferentes, discrepancias, pero no insultos y ofensas personales. Revise su comentario antes de ponerlo y debatiremos eternamente sobre lo que usted desee. Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.