lunes, 14 de diciembre de 2015

Yo hablo como un oriental no de Santiago de Cuba



“Yo soy guajiro”, mis colegas reían  mi manera de mostrar mi identidad campesina.
Por Arnoldo Fernández Verdecia. caracoldeagua@cultstgo.cult.cu   

De niño viajaba con mi madre al pueblo de Contramaestre, a unos cuatro kilómetros del barrio rural  donde transcurría mi existencia. Recuerdo con preocupación algo que siempre sucedía cuando encontrábamos a alguien de Santiago, la mismísima Habana u otros territorios vecinos: “Ustedes hablan cantando”, nos decían. Preguntaba a mi vieja y ella me aclaraba: “La gente del campo hablamos así, por eso nos perciben de esa manera. No te preocupes, lo importante es ser una buena persona. Lo otro es ornamento”.  

Pasó el tiempo y me hice joven, caminé muchos lugares de Cuba en aquellas memorables becas a las que todos íbamos porque sino, no éramos los hombres y mujeres que necesitaba ese país imaginario llamado futuro; en todos aparecía la misma etiqueta denigrante de mi manera de hablar: “Pero si habla cantando el pobrecito. Es un guajirito de tierra adentro”.

Nunca me molestó me etiquetaran con lo de guajiro de tierra adentro, tampoco me sentí menos que los otros por mi manera de hablar, mi madre era un referente bien autorizado por los afectos sembrados en mi espíritu: “Lo importante es ser buena persona. Lo otro es ornamento”.

A mí lado crecían otros como yo de campo adentro, todos muy preocupados por borrar las raíces, limpiar toda brizna del lenguaje que los vinculara con la finca de donde venían. Incluso cuando alguien les preguntaba de dónde eran, respondían como habaneros y asumían una gestualidad propia de las personas de la capital de todos los cubanos.

Un buen día, ya en la universidad, años duros en Cuba -década del 90 del siglo XX-, llamado eufemísticamente por alguien “Período Especial”, seguían aquellos etiquetajes al modo de hablar de la gente del campo. Recuerdo llegó Willy Chirino a nuestras vidas con una fuerza tremenda. Nos encerrábamos en los cuartos de becas a escucharlo y batíamos palmas poseídos por aquella música tan cubana como las palmas reales. Una de sus canciones me tocaba  fuerte y la entonaba a todo pecho: “Yo soy guajiro”, mis colegas reían  mi manera de mostrar mi identidad campesina…A partir de ese tiempo sentí más orgullo cuando me decían: “Guajiro”.

Crecí en los años y me hice de una profesión pero las cosas no cambiaron. Yo seguí aferrado al mejor referente de mi vida: “Lo importante es ser buena persona. Lo otro es ornamento”.  Así que preferí la norma lingüística del guajiro de tierra adentro, de Cruce de Anacahuita, un barrio donde la gente habla alto, toman café fuerte y dicen hasta la vista compay.  No cambiaré eso nunca, porque vivo orgulloso de mis raíces. Pobre de aquellos que olvidan la tierra cultivada por sus ancestros y se creen muy cosmopolitas sin haber leído a José Martí, ni saber muy bien quién era José Lezama Lima. Pobre aldeano vanidoso que cuando alguien le pregunta por su patria chica la niega con desdén. Un país no puede refundarse con gente que niega un pasado y se busca un linaje geográfico que nada tiene que ver con su identidad, con la manera de hablar de su gente. Yo hablo como un oriental no de Santiago de Cuba, sino de Cruce de Anacahuita, allí donde el gallo es el mejor de los relojes.

15 comentarios:

  1. Hoy te quiero un poco mas. Hoy me siento un poco mas orgullosa de conocerte. Hoy te felicito una vez mas por ser quien eres y por ser como eres.Hoy grito mas fuerte con orgullo que soy tu amiga.Hoy veo que nos identifica muchas cosas mas de lo que yo pensaba.Hoy me doy mas cuenta que hay muchos talentosos y valiosos jovenes en mi tierra bella, esa , la misma que en tuya y mia, la misma que adoro y de la que me siento grande cada vez que la pienso y la recuerdo y la grito en voz alta que es MI TIERRA, DONDE NACI, DONDE FUI FELIZ CON MI FAMILIA Y MIS AMIGOS, en esa tierra donde mis padres me ensenaron los verdaderos valores del ser humano, donde todos crecimos como familia .Esa tierra que es mi bandera. SER GUAJIRO es un orgullo porque es ser AUTENTICO, es ser REAL,es UN VERDADERO TITULO,tener el Certificado de GUAJIRO es SER, es EXISTIR porque se sabe donde tu mama te trajo al mundo y negar eso es negar a tu madre, es lo unico que no se cambia ni con 20 ciudadanias diferente, no se puede borrar la historia vivida y el que la niegue o la cambie es un pobre diablo sin personalidad aunque sea quien sea. Si , he conocido mucha gente desde alla que se pasaban 15 dias en la Habana y regrsaban analfabetos , porque en vez de decir VERDAD decian VEDAD, en vez de decir por que decian POD QUE,en vez de decir carbon decian CADBON.etc, Entonces nosotros los GUAJIROS no nos podemos reir de ellos? .Sobre la frace de tu mamy la adoptare pues es una de las lecciones mas bellas que te dio, con esa frace te hizo el hombre que eres , siendo GUAJIRA era Universotaria de la Vida , no tuvo que estudiar en la Capital para ensenarte valores y subir tu autoestima, nosotros las madres somos eso, experiencias, amor, que nos hace sicologas y siquiatras sin cojer ningun libro para ello, claro que tienes que recordarla, quererla y venerarla porque fue tremendo tronco en ese hogar, porque no hizo casa, hizo hogar y es donde verdaderamente se forman los seres humanos con valores, respeto, amor por el progimo, por su tierra, te felicito nuevamente ella como tu padre viejo como le dices a tu abuelo son retonos de Jose Marti , retonos de tierra, trabajo, lucha y es asi como se aprende a SER .Sobre las burlas de los ignorantes que te decian guajiro despectivamente, solo cojele lastima, eso me ha pasado siempre aqui fuera de Cuba y no solo me decian ''Hay mira asi que eres guajiraaa y blanca"" como si todos los Orientales fueramos de los Hoyos de Santiago de Cuba, eso se llama IGNORANCIA pobre gente, yo solo me rio y si, se los digo ya no me callo, les respondo ""que lastima me das!! eres un ignorante"" y sigo mi camino con mi frente en alto y muy orgullosa de haber nacido en MAFFO .Te quiero mucho mi amor, hoy mucho mas .

    ResponderEliminar
  2. Arnoldo Fernández: Te he leído y lágrimas nacen en mis ojos.........abrazo tierno de este guajiro de tierra adentro, cubano como las palmas reales..........

    ResponderEliminar
  3. Milagros Vega: Y lo recibo con mi corazón lleno de amor , acuérdate que no eres, sino SOMOS GUAJIROS y con mucho ORGULLO

    ResponderEliminar
  4. Julio Concepción: Buen dia guajiro.

    ResponderEliminar
  5. Enoide Garcia: No importa de donde somos .lo importante es nuesta manera de ser y comportarnos

    ResponderEliminar
  6. Misleydis Mecias Tellez: yo también soy Guajira y ha mucha honra

    ResponderEliminar
  7. Marcel Allard: Guapito!

    ResponderEliminar
  8. Mairena Fonseca: Yo también. Soy. Guajira. De. Maffo. Y. La finca. La teníamos en Arroyo. La Güira. Con. Orgullo lo digo. Y. Pobre. Del que me diga lo contrario. Mis raíces jamás las negare y mi tierra. Y mis principios. Tampoco

    ResponderEliminar
  9. Diego Chacon: Hermano. Has tocado un tema de interés nacional que nadie absolutamente se decide a discutir abiertamente en nuestro espacios mas comunes. Y es que no muchos guajiros entramos en las redes sociales. Por eso admiro que uno de nosotros hable por todos. También soy de Contramaestre, la tierra de los generales de la Guerra del 95 y mucho mas.

    ResponderEliminar
  10. Me gustó mucho tu testimonio...
    Lo de adentro es lo que vale...lo demás es envoltura corporal...
    Guajirito !!!!!

    ResponderEliminar
  11. Me gustó mucho tu testimonio...
    Lo de adentro es lo que vale...lo demás es envoltura corporal...
    Guajirito !!!!!

    ResponderEliminar
  12. Ser de donde se es, y punto. Lo demás son lazos culturales, administrativos, incluso, artificiales, ¿ por qué no?, por ese don de que "la sociedad tiene que estar organizada". Fronteras artificiales, imaginadas, sí señor.

    ResponderEliminar
  13. Mis primeros cinco años de vida estuvieron ligados a Jiguaní, pues Contramaestre era un barrio de Maffo y todos pertencíamos a Jiguaní. Todo se hacía allí, en términos históricos se llama LARGA DURACIÓN, un proceso de construcción de una identidad que tiene más de docientos años casi. Contramaestre surge en 1976 como municipio, todavía su historia es breve, sus lazos eran con la Provincia Oriente...Crecí amando eso y cambió. Muchos nos quedamos así, en una frontera de nuevas provincias, muy claros de dónde veníamos y quienes queríamos ser....

    ResponderEliminar
  14. Arnoldo:
    En mi difunto Proyecto Cultural Comunitario "El Viejo y la Mar", de Cojímar expresé

    "Fortalecer y sedimentar nuestra identidad cultural, como factor aglutinador, constituye la principal defensa contra cualquier intento de sometimiento de la índole que fuere, por ello el fortalecimiento del papel protagónico de los individuos en su comunidad, como entidad básica socio-cultural tiene un carácter táctico y estratégico para toda la estructura de la sociedad en sus interacciones económicas y políticas, y las relaciones interpersonales en la que se manifiestan en sistema nuestras tradiciones, historia e identidad propias."

    "Rescatar, revitalizar, reafirmar, consolidar y defender la herencia, las tradiciones, las costumbres, los hábitos, los modos de ser y de hacer de los cojimeros, como expresión de su sentido de pertenencia y de soberanía como vía para consolidar la nacional."

    Cuando nos "enlaten" con la seudocultura fabricada por las transnacionales del embobecimiento dejaremos de ser cubanos.

    Como orgullosamente destaca Silvio en su canción: "GUAJIRITO SOY" ¡Y A MUCHA HONRA!

    ResponderEliminar
  15. Oye Guajiro!! Yo también soy guajiro, y ,qué orgullo siento de serlo!!!!Nací por allá , por un pequeño caserío entre Baguí, Resbaloso y el Rincón de Resbaloso, nombre exacto no tenía,que yo recuerde, pero era lindo!! Qué vecinos aquellos!? Éramos una linda familia de Guajiros Auténticos donde se comenzaba una fiesta el 24 de diciembre y se terminaba el 6 de enero. Aquella guitarra de Kilén y sus hijos ponía a bailar auténtica música campesina.
    Me inscribieron en Jiguaní, allà estaba el registro civil de las personas, de ahí que soy Jiguanicero sin serlo. Era muy pequeño cuando conocí a Contramaestre, mi bisabuela agonizaba y me tiré,junto a mi familia en trayecto desde la casa hasta contramaestre a pié, tendría 7 u 8 años, no recuerdo bien. Luego una maravillosa maestra, María López, que trabajaba en.la escuela Abel Santamaría, donde cursaba el 3er grado , como premio a notas y disciplina me llevó de vacaciones, junto a otra compañera,a su casa en contramaestre, qué alegría!!!Con el tiempo mi vida transcurrió entre contramaestre y la Habana hasta que fui.a parar a Minas de Frío, me hice Maestro.... lo que sigue son tribulaciones de un guajiro de monte adentro buscando superación y progreso, en ese andar vine a parar a Nicaragua, donde vivo actualmente en el puro campo porque me traje conmigo mi hablar cantado,mi gusto por el café fuerte, mi.gusto por ls crianza de animales y mi Ser Guajiro Empedernido.

    ResponderEliminar

El peor comentario es el que no se dice, así que Caracol de Agua lo invita a opinar sobre todos los temas aquí discutidos, siempre con respeto al otro diferente.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Aviso a los lectores de Caracol de agua

Este blog admite juicios diferentes, discrepancias, pero no insultos y ofensas personales. Revise su comentario antes de ponerlo y debatiremos eternamente sobre lo que usted desee. Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.