jueves, 6 de abril de 2017

El círculo de los estafadores camino a Santiago




Por Arnoldo Fernández Verdecia. caracoldeaguaoriente@gmail.com

No revelo el nombre de mi testimoniante
por razones de seguridad para ella y su niña.


Ya los ha visto y el miedo se apodera de sus instintos. Teme por la niña, la probable reacción del esposo ante unos personajes salidos de las más burdas novelas de violencia. No se explica cómo están presentes en el país más libre del mundo, en la ciudad cuna de la Revolución;  lo cierto es que en Calle 4  se les puede localizar con facilidad. Pregunta  a su yo más íntimo: ¿Por qué los guardianes del orden público no hacen nada? ¿Será por temor? ¿Acaso alguna complicidad?
Aquella mujer se estresa siempre que llega el viernes y debe regresar a su Contramaestre de la soledad  y el lunes volver a Santiago. Piensa en esos hombres de alma oscura  que no son sensibles ante la enfermedad, la vejez, los niños, o  las mismas féminas tan protegidas por las leyes.

Ya sentada, junto a la niña, los ve subir y regarse por los bancos del camión; se esconden bajo apariencias sencillas, cualquiera diría que son viajantes intermunicipales.

Escucha el sonido del motor. Ante sus ojos pasa la Avenida de los Libertadores, el Moncada ahí mismo; giro a la derecha y descenso por Martí;  otro giro y desciende hasta salir a la avenida que lleva a la vieja Terminal. A la vista, la Autopista nacional, entonces comienza la pesadilla del fin de semana. 
En Calle 4 empieza  la tragedia 
Un flaco, de unos treinta, -jabado por más señas-, metido en su gorra; sacó el tablero y empezó a jugar; ella está muy cerca y un extraño escalofrío invade su estómago. Las frases melosas incitan a los viajeros, buscan la probable víctima. “Mientras más miras menos ves. Aquí está. Aquí está”. Un mulatón de más de cuarenta años se puso en pie y colocó cien pesos a la vista; su dedo índice marca una de las chapas. Otro mulato lo escolta. Tres más están al acecho. Los ojos del flaco se detienen en un viejo, -de Tercer Frente por cierto- y allí empezó todo, lo sedujeron de tal manera, que el pobre sacó un sobre blanco con el dinerito que traía encima, - era la pensión del mes recién cobrada-; lo dejaron ganar. El señor estaba eufórico y entonces fue por más y llegó la derrota draconianamente planificada. Perdió reloj, sombrero tejano, una sortija…

El miedo corre sobre el camión. La mujer abraza  a la niña. El protector del cuarentón dice  en son amenazante: “no has visto nada, no sabes nada. Es lo mejor que puedes hacer por el bien de tu hija”. Ya no es miedo, es espanto; bajo  el pulóver de aquel ejemplar de ébano se aprecia un largo cuchillo. La mujer ruega al Señor un milagro que salve a su niña de aquellos depredadores. Cierra los ojos y ora para llegar rápido a Contramaestre. Una mulata de la estirpe de Antonio Maceo se pone en pie y dice: “Basta de abuso cojone. Dejen a ese pobre hombre. No les da vergüenza carajo”. Los hombres miraron asombrados. Aquella mujer parecía dispuesta a todo, así que  llegando a San Luis, se perdieron en la espesura de otro furgón que iba rumbo a Santiago de Cuba. 

Entre Palma y San Luis la misma pesadilla 
El lunes aborda el camión a las 5:30 am en la terminal de Contramaestre;  todo tranquilo hasta Palma Soriano;  cuando sale de los límites de la ciudad del Cauto y entra a la Autopista nacional, vuelve la pesadilla del viernes. En la parada del Alambre suben cinco personajillos;   colocaron sus ojos en un anciano de unos 70 años. Aprieto a mi niña con fuerza, es irresistible el miedo que provocan estos estafadores. Cualquier día, pistola en mano, cambiarán sus modos operandi, porque cada vez se sienten más impunes, argumenta con resignación la mujer.  ¿Eran los mismos del viernes?, pregunté. No. Eran dos morenos, uno jabao y dos bien indios. Timaron a un señor que estaba a mi lado;  al muy pobrecillo le susurré al oído, no juegue padre, lo van a atracar  y uno de los aindiados sacó una navaja afilada ante los ojos de mi niña. “No te metas, porque te voy a picar la cara nena”. Uno de los mulatos me dijo,  “si hasta bonita es la muy condenada”, como sugiriéndome lo que podía hacerme también. Me privé del susto y abracé a mi beba. Las demás personas se hicieron los suecos  y ante nuestros ojos aquellos estafadores esquilmaron al muy infeliz; lo dejaron con el pantalón que traía puesto. Alguien regaló unas chancletas viejas y una camiseta para que pudiera llegar a su destino. La impotencia capitaneaba en todos. Un joven oficial del Ministerio del Interior parecía mudo y ciego;  también sintió miedo. Llegando a San Luis, se apearon como si no tuvieran ninguna relación entre ellos, hicieron señas a un camión que venía de Santiago y se perdieron camino a la Palma de Soriano. 

La estafa de los cien dólares 
El viernes volví a mi Contramaestre natal; idéntico ritual, mi esposo me acompañó hasta Calle 4, tenía una sensación rara, que me hacía sentir muy fría, sin ánimo para abordar el camión. Mis ojos buscaban a aquellos tipos, pero no los encontraban. Tomé un asiento por el que pagué veinte pesos. Me despedí de mi compañero de amores y nuevamente el mismo recorrido para salir a la Autopista. No me había dado cuenta, los tenía a mi lado. Allí estaban como racimos de palmiche. Apretaban a mi niña, quería creer que era por lo congestionado y yo evitando para no hacer un escándalo, porque el miedo me tenía traumatizada, me faltaba la respiración; esta vez la víctima fue una mujer humilde de Zacatecas (lugar del Caney), lograron sugestionarla al extremo de hacerla jugar cien dólares; la dejaron ganar como siempre hacen;  después no había manera que pudiera desprenderse de ellos, hasta que finalmente se los ganaron. En la emoción de la estafa, tenían a mi niña machacada con sus cuerpos tirados encima; algunas personas no pudieron más, -eran dos mujeres de pantalones como decimos los orientales-, dijeron a aquellos tipejos las cuarenta;  pero ellos, dueños del camión, sin machacante (cobrador del pasaje), ni camionero que los ubicara, amenazaron con los males mayores que podrían suceder si seguían con aquella mierda  de la justicia y el país de la Revolución; “cada cual es dueño de su vida y juega lo que le da la gana. Nadie los obliga”; dijo uno de los hijoeputas. Se sabían intocables, controlaban nuestro miedo. Recuerdo conté a mi padre lo sucedido, -él había regresado de Argentina donde estuvo por unos seis meses-, le dije lo que había visto en mis viajes de Santiago a Contramaestre y de Contramaestre a la Ciudad Héroe; se me hizo un nudo en la garganta; padre me abrazó fuerte; no pude evitar el llanto intenso; en mi memoria estaban grabadas para siempre las miradas de aquellas personas que un día salieron de sus casas y regresaron aplastados por una banda de estafadores. Nunca olvidaré, -dije a mi Padre-,  al viejo de Tercer Frente, se parecía a mi abuelo; lo vi llorar, tan indefenso, en el país donde la tercera edad es una de las más protegidas del mundo. 

Epilogo al círculo de los estafadores 
Está comprobado que los estafadores no son los mismos, unos operan en los tramos de Calle 4 a San Luis; otros del Entronque de la Autopista a San Luis; sus fechorías las planifican siempre en los mismos lugares. Tienen modus operandis similares. Andan en racimos,  entre cinco y seis;  quizás son una misma banda que se ha repartido los territorios para dar golpes con más eficacia y no tener encima el control de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR). Lo real es que se sienten dueños de la Autopista Nacional entre Santiago de Cuba y Palma Soriano;  allí reinan, nadie puede con ellos;  se han convertido en una plaga terrible que se aprovecha de la ingenuidad de muchas  personas, para asestar golpes terribles y  desaparecer en las aguas cómplices de otro furgón camino a Santiago o Palma. De seguir las cosas como van con el círculo de los estafadores, a la mujer de mi historia no le hace bien ese verso de Federico García Lorca que dice: “Siempre he dicho que yo iría a Santiago”.


30 comentarios:

  1. Marcia Moreno Cuba: Ni los etafafadores, ni los embaucadores, ni los aprovechadores, ni los oportunistas, pueden ser mas fuertes que la fuerza unida de la gente del pueblo y de la Policia Nacional Revolucionaria, claro que hace falta accionar, pero ACCIONAR con una estrategia bien pensada y acabar con esas pandillas de mierda, lo que hace falta es que la gente no se dé por vencida y les salga bien de frente y unida al paso, bien amarrao a la cintura no importa si hombre o mujer. Y como dijo el Comandante:¨ Jamás entregaremos la Revolución y el Socialismo...¨, ni a los estafadores sinverguenzas, a veces, si es que no es siempre, complices hasta de los choferes, ni a los que con cara y seña de buenas intenciones estafan y provocan malestar.

    ResponderEliminar
  2. Manuela Campos Lo que pasa es que en su pandilla ellos traen personas que se hacen pasar como inocentes y hay empieza la trampa y los pasajeros no se percatan y cae uno y luego el otro y es así, párese que esto no importa mucho cuando todavía existen estos estafadores.Esto es viejo de hace muchos años que se dedican a esto y creo que por saber de estos estafadores nadie, nadie debería hacer caso, que lastima que siempre cae alguien en sus redes.

    ResponderEliminar
  3. Mildred Ileana OBourke: Bueno si yo me paro en ls afueras de una tienda y me doy siempre cuenta de quién anda en el trapicheo. Creo que será más fácil para ojos entrenados. Entonces eso pasa en cada ámbito; el tema es accionar y acabar con esa lacra

    ResponderEliminar
  4. Marcia Moreno Cuba: Saludos Mildred, disculpame que te hable así pero no tengo otro modo de hacerlo para que te des cuenta: no seas ingenua...el tema no es accionar, es ACCIONAR... es más profunda....

    ResponderEliminar
  5. Isaac García Cárdenas: Existen porque siempre aparece un@ dispuest@ a ser estafad@, y no siempre la propia población combate como debe este desagradable flagelo...

    ResponderEliminar
  6. Yo convoco a todas las personas de buena voluntad que aman a nuestra isla a expresarse sobre un problema que nos toca hondo y duele, estos estafadores no tienen ojos para diferenciar a ancianos, mujeres y personas ingenuas, ellos son draconianos, un flagelo que amenaza con volvernos más compleja la vida. HAY QUE ACABAR CON ELLOS.He observado en mis viajes a Santiago, casi siempre lo hago sobre un camión; como mujeres indefensas han sido víctimas de estos estafadores en ese trayecto de la Autopista, es muy triste, las autoridades tienen que hacer algo , ES UN FLAGELO QUE POR AÑOS NOS ACOMPAÑA, pero es hora ya de frenarlo, no podemos asimilarlo, esas formas de delincuencia organizada indignan al pueblo humilde....

    ResponderEliminar
  7. Arnoldo:

    Te dejo un artículo con el que expliqué sobre estos problemas GENERALIZADOS hace un tiempo.

    LA CORRUPCIÓN: factores determinantes.

    Aclaración al sitio La Joven Cuba, de la Universidad de Matanzas.

    Queridos jóvenes:

    Cada vez que se abordan un asunto Particular, los debates caen en asuntos Generales, hasta llegar al tema de qué es lo primero, si el pensar o el ser, el problema fundamental de la Filosofía. Eso me obliga a recordar a Lenin cuando dijo:

    “QUIEN ABORDA LOS PROBLEMAS PARTICULARES SIN RESOLVER PREVIAMENTE LOS GENERALES HABRÁ DE CHOCAR CIEGAMENTE CON ESTOS, Y CHOCAR E CADA OPORTUNIDAD, ES CONDENAR A LA PROPIA POLÍTICA A LA PEOR DE LAS VACILACIONES Y FALTA DE PRINCIPIOS.”

    Desde la descomposición de la Comunidad Gentilicia, son muchos los factores que determinan la CORRUPCIÓN, pero, todos parten de un común denominador: el EGOÍSMO, factor generador de que se dividiera la sociedad al unos, (más fuertes o capaces, o ambas cosas) se apropiaron del trabajo ajeno, dando origen a la explotación del hombre por el hombre, y la división en capas y clases sociales ANTAGÓNICAS… ¡y se inició el “dale a que no te dio”!, que los Van Van dicen en su estribillo, “¡NADIE QUIERE A NADIE, SE ACABÓ EL QUERER”!, que está llevando aceleradamente al mundo al Apocalipsis.

    Es imprescindible que vuelva a recordar la redefinición de Clase Social hecha por Lenin:

    “las clases son grandes grupos de hombres que se diferencian entre sí por el lugar que ocupan en un sistema de producción social históricamente determinado, por las relaciones en que se encuentran con respecto a los medios de producción (relaciones que en su mayor parte las leyes refrendan y fortalecen), por el papel que desempeñan en la organización social del trabajo, y, consiguientemente, por el modo de percibir y la proporción en que perciben la parte de riqueza social de que disponen. Las clases son grupos humanos, uno de los cuales puede apropiarse el trabajo de otro por ocupar puestos diferentes en un régimen determinado de economía social”.

    Subrayo este último, porque es lo que motiva que siga perviviendo la corrupción, “UNO DE LOS CUALES” se siguen apropiando del trabajo de los muchos, con frases capitalistas o con frases socialistas… ¡OJO!, no olviden la diferencia entre Salario Nominal y el Salario REAL: el disfrute de prerrogativas, que en nada diferencia a uno con poder, de otros con poder en otras sociedades no socialistas.

    ResponderEliminar
  8. (Cont. 2)

    Lenin los retrató muy bien en su libro "Contenido económico del populismo y su crítica en el libro del señor Struve", al señalar que "La capa particular que posee el poder en la sociedad de nuestros días es la burocracia" (...)"--a la cual sólo tiene acceso gente burguesa "salida del pueblo"-- vinculada a la burguesía con miles de fortísimos hilos". Y en su folleto "Tareas de los social-demócratas rusos" esclarece y define la "...burocracia como un sector particular de persona especializada en la administración y colocado en una situación privilegiada con respecto al pueblo".

    Para enfrentar la solapada acción de la burocracia, una vez tomado el poder por el proletariado, Lenin orientó por "Pravda", el 20 de abril de 1917, "...la estructuración de toda la administración del estado, desde abajo, por las propias masas, la participación efectiva de éstas en toda la vida del estado, su papel activo en la dirección. (...) "...no "implantándolo" desde arriba, sino elevando a las grandes masas de proletarios y semiproletarios hasta el arte de gobernar el estado y de disponer de TODO el poder."
    Respetando la experiencia tomada de la Comuna de París, de 1871, cuando Marx destacó que "la Comuna era, no una corporación parlamentaria, sino una corporación de trabajo, que dictaba leyes y al mismo tiempo las ejecutaba.”

    Desde antes de que tomáramos el poder, nuestras luchas sufrieron los embates de los oportunistas, revisionistas y demás "istas" que incluyen a los anexionistas, los que al nosotros lograrlo, el 1° de enero de 1959, pasaron a ser los arribistas metamorfoseados en burócratas que nos vimos forzados a seguir utilizando en puestos importantes. Unos, ellos mismos se apresuraron a meterle zancadillas al proceso, desde el Gobierno Provisional que unitariamente los revolucionarios les permitimos compartir y que, la claridad de nuestro líder, con el apoyo de nuestro proletariado, los hizo saltar al cubil de sus amos. Otros, tomando lección de ese ejemplo del pueblo como poder, continuaron su metamorfosis convirtiéndose en burócratas "moderados", para no decir solapados y, desde allá, han ido escalando posiciones, tomando como escalera las espaldas de los revolucionadores que fueron plagiando, difamando y pisoteando desde sus puestos de "funcionarios" que no saben de lo que dirigen, pero, que si dominan el "arte de ganar amigos" para, cayendo bien, ir granjeándose voluntades y posiciones… Verdades inobjetables y demostrables documental y testificalmente.

    ResponderEliminar
  9. (Cont. 3)

    El 10 de junio del 2002, en un plebiscito popular sin precedentes, y el 12 del propio mes, en actos y marchas por todo el país, fue ratificado el contenido socialista de nuestra Constitución, la que en su Artículo 1, destaca que “Cuba es un Estado de trabajadores, independiente y soberano, organizado con todos y para el bien de todos…”, esta aclaración medular: DE TRABAJADORES, deja sin cabida a los explotadores y demás parásitos que los apoyan.

    Especificando en el Artículo 3 que “la soberanía reside en el pueblo, del cual dimana todo el poder del Estado”. Y para que no quepa la menor duda, seguidamente esclarece: “Ese poder es ejercido directamente o por medio de las Asambleas del Poder Popular y demás órganos del Estado que de ellas se derivan…” Remarco DIRECTAMENTE, gobierno desde abajo, como lo señalaron los clásicos del Marxismo-Leninismo, como DUEÑOS DE LOS MEDIOS FUNDAMENTALES DE PRODUCCIÓN. ¡DUE-ÑOS!

    Mientras los que ejercen cargos de dirección actúen DESDE ARRIBA, no respetando que los dirigidos son LOS DUEÑOS, seguirá la corrupción y proliferando los corruptos, Haciendo realidad el estribillo de los Van Van: ¡NADIE QUIERE A NADIE, SE ACABÓ EL QUERER!

    ResponderEliminar
  10. Arnoldo:

    Lo que denuncias es solo la punta del iceberg, ¿porqué la Contraloría General de la República detecta fraudes multimillonarios?

    Mientras que a la corrupción no se le categorice como lo que es, ATENTADO A LA SEGURIDAD DEL ESTADO, como se hace en Vietnam y China, que se fusilan a los corruptos, no se frena ese mal que viene desde el pecado original, DEL EGOÍSMO.

    ResponderEliminar
  11. El problema de estos estafadores es de antaño y conocido por la inmensa mayoría de los Santiagueños, ahora porque siguen dedicándose a éste negocio, lógico la Policía Nacional Revolucionaria, los pocos recursos que posee lo utiliza en la persecución y represión de los opositores,de esos que piensan diferentes, de esos que han tenido el valor de decir la verdad, mientras que elementos como estos pululan en las calles haciendo daño al pueblo, pero como no piensan, no constituyen un peligro para el gobierno

    ResponderEliminar
  12. Ana Valdes Portillo: Me parece bueno el trabajo, eso lo viví yo en la capital cubana a inicios del periodo especial en los años 91-97 que proliferaron asi mismo pero en las paradas de los omnibus urbanos más alejadas de la zona central de la ciudad. Es un mal que la PNR no sigue.

    ResponderEliminar
  13. Grito De Baire: Emisora de Contramaestre Es una cruda situación, nos acompaña hace ya algún tiempo, creo puede eleminarse, solo hace fala voluntad para erradicar el mal de raíz

    ResponderEliminar
  14. Victor Hugo Perez Gallo: Me gradue de sociología en la universidad de oriente en el 2002 y desde entonces estaban ellos. Yo me indignada mucho con sus trampas pero no me oponía. Hace 5 años en la carretera que va de Palma a Caballería me metí a defender a un anciano que se había jugado su bicicleta. Me agredieron dos pero como vieron que no podían llamaron a dos más que se denominan en su argot " los palas" y son los que hacen el papel de jugadores. Por suerte venía un camión y se asustaron y corrieron al monte. De ese suceso me quedo en el recuerdo dos cicatrices : una en la cara y un navajazo en la espalda que me suturaron en Palma. En fin que es un asunto viejo y la policía se hace de la vista gorda. Pero todos deberíamos enfrentarnos a ellos.

    ResponderEliminar
  15. Yunisel Márquez Pupo: Amigos, realmente vivimos un tiempo en que las necesidades se hacen eco a la vista de todos, no es menos cierto que cuando alguien sale para Santiago de Cuba lo hace bien por necesidad de asistir a un médico o para visitar la familia o motivo de buscar mejores precios a nivel de las tiendas, imaginé que un familiar suyo sea agredido por solo decirle a una persona"infeliz" no juegues que la van a estafar y luego le venga para arriba un arma blanca! Realmente es aterrorizante, tendrás alguna seguridad en tu viaje placentero hacia Santiago de Cuba ? No, no realmente te sientes seguro, mientras otros se gozan en las injusticias de los demás, y las autoridades que son los responsables del orden público, dónde están? Estarán realmente cumpliendo con su deber? Si ya está por sentado que esto pasa en este tramo, dónde están los casos televisivos los cuales resuelven los problemas del pueblo y toda acción delictiva? Hay que pensar en la seguridad de los viajes hacia la Cuna de la Revolución.....

    ResponderEliminar
  16. David Rodriguez Rodriguez: Estoy seguro de que habrá una respuesta institucional para enfrentar este asunto. La Revolucion ha dado muestras y en este caso,reafirmará, que aqui nadie puede andar jugando a los escondidos, como hacen estos estafadores, con los sentimientos del pueblo. Lo mejor es no caer en la tentación del juego. Si nadie les hace caso, tendran que tragarse sus bolitas

    ResponderEliminar
  17. Iraida Rodriguez Fernandez: Es realmente escalofriante y duele muchooo que esta mafia organizada esté reinando hace tantos años y ya no sólo están estafando a personas inocentes que juegan por voluntad propia sino amenazando y creando el pánico entre la población que utiliza humildemente estos medios de transporte, creo que esto hace más daño que otro tipo de manifestaciones a las que se le sale al paso. Gracias Arnoldo por tu valentía de expresión, ya es hora de tomar medidas enérgicas contra estre grupúsculo inescrupuloso

    ResponderEliminar
  18. Alfaro Rodriguez: Yo opino que no es difícil parar eso porque lo hacen al descaro y ante los ojos de todos no se ocultan de nadie para estafar no hay que ser un Super agente ni buscar informantes para atraparlos y parar ya de una vez el abuso que hace rato se viene hablando de esto .

    ResponderEliminar
  19. Olivia Rubio: Es muy lamentable que sucedan estas cosas. Eres muy valiente Arnoldo al levantar tu voz para decirlo publicamente. Ojala que tu voz sea escuchada. Pero pienso dentro de mi que es un mal de fondo en una sociedad fragmentada. Cuidate mucho amigo.

    ResponderEliminar
  20. Leticia Carrión: Buenos. Días. Eso Es Una Estafa. Los. Primeros. Q. Tienen q. Acabar. Con eso. Es. La. Policía poner. Una. Multa. Muy. Buena. Y. Lo. Otro. Son los. Bobos q. Aceptan. Ese. Juego para. Dejarlos. Despojados. Sin. Nada. Bueno. Yo. Hace. Como. Tres. Años. No. Viajo. A. Stgo. Sabes. No. Est. En. Cuba pero. Nunca. Seré. Tan boba. Como. Los. Q. Les. Gusta. Q. Los. Estafen. Mis. Saludos

    ResponderEliminar
  21. Duele ver tanta inoperancia y tanta quietud de las autoridades ante hechos como ese que lastiman a tantas personas Consideró oportuna tu denuncia y apelo a que se haga publica en medios donde a quienes tienen que resolver esa situación de les haga imposible ignorar

    ResponderEliminar
  22. Salvador Palomino Menéndez: Desde el inicio del periodo especial les descubrí.
    Me resulto tan doloroso y triste que pensé que había que hacer algo.
    Lo dije en Santiago a un oficial de la policía, vecino mio entonces.
    Me explicó que se detenían a algunos y que aunque su actividad no era legal, resultaba difícil lograr una denuncia sólida. Los problemas de transporte no ayudan a que alguien se desplace a denunciar, declarar, juicio.
    Me dijo que la solución pasaba por educar, informar a las personas para que no cayeran en esos trucos.
    Creo que hoy, cerca de treinta años después, las autoridades deben hacer algo para ir contra esos nefastos procederes, pero también hay que intensificar la información para que la gente humilde no crea que puede obtener ganancia fácil de personas que evidentemente no son de fiar.

    ResponderEliminar
  23. Alina Veloz Perez: Yo estaba estudiando y mira que hace !!!! Y estos malandros ya estaban estafando son verdaderos magos!!! Adormecen es un opio a los ojos de la víctima que no se percatan del atraco...Nunca encontrarán la suerte porque es un vil engaño!!! Es hora de parar!!!!!

    ResponderEliminar
  24. Lisbeth Casas Mora: Estamos equivocados esto no es cuestion de no caer en la estafa ellos son una banda de estafadores de almenos 7 personas q casi te obligan a jugar porq se mezclan entre las personas e insitan como si fueran pasajeros normales nadie puede opinar ni decirles nada porq te amenazan sin importarles nada ni nadie he visto hombres fuertes fornidos virar la cara ante una amenaza de muerte a una persona indefensa y he visto mujeres sencibles a esta situacion enfrentarlos ya no es cuestion de no opinar ya no es cuestion de cultura ya creo q es hora de q la PNR se haga cargo de esta situacion grave los ves subir y ni el dueño del camion ni los machacantes ni nadie hace nada al respecto no se incluso si reciben algo a cambio no se si esperan una masacre o desgracia pero de q va a ocurrir si nadie interviene tenganlo por seguro soy la persona de quien habla este magnifico periodista q ante mis palabras agradesco no se alla quedado callado y halla usado sus influencias para q esto no le siga ocurriendo a persona indefenzas nunca he apostado ni lo haria menos con mi bebe en brazoz pero soy sencible a ver como personas caen delante de mi personas humildes y como luego se van bajando de uno en uno y salen corriendo casi porq ya cumplieron su cometido en ese camion q desastre ver q ninguna persona del orden publico hace nada al respecto mis respetos compañero Arnoldo Fernandez.

    ResponderEliminar
  25. Mildred Ileana OBourke: H de P...hay que agarralos, para que se acabe esa basura . esa impuidad no se pouede permitir..en lo absoluto.

    ResponderEliminar
  26. Luz Almeida: Que orror yo creo que me da algo si cojo ese camión pobrecita la muchacha y su niñita, nunca ví nada igual en mis tiempos.

    ResponderEliminar
  27. Enelba Marrero: Arnoldo, esas son personas que suben a los camiones y le roban a los pasajeros, extorsionandolos o cómo?

    ResponderEliminar
  28. Francisco Tamayo: La Aspirina cotidiana.

    ResponderEliminar
  29. Irina María Clares: Un dia fui con mi padre al Médico, imagina un guajiro que solo sale de su casa a Contramaestre. Lo adverti desde que salimos y aun asi mi padre sintio el influjo de eso bandidos '.la salvacion fue Que yo andaba con el

    ResponderEliminar
  30. Interesante la narración, preocupante la intolerancia,temeraria "la acción" de esos bandidos.Le sugiero, Arnoldo, publicar un trabajo sobre el tema en las emisoras de radio Grito de Baire de Contramaestre, Radio Baraguá de Palma Soriano,Radio Majaguabo de San Luis y en la CMKC Radio Revolución.Quizás no se resuelva el problema,pero por lo menos serviría para alertar a la población y a que otras instituciones(policía, fiscalía, otras) tomen partido en el asunto.

    ResponderEliminar

El peor comentario es el que no se dice, así que Caracol de Agua lo invita a opinar sobre todos los temas aquí discutidos, siempre con respeto al otro diferente.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Aviso a los lectores de Caracol de agua

Este blog admite juicios diferentes, discrepancias, pero no insultos y ofensas personales. Revise su comentario antes de ponerlo y debatiremos eternamente sobre lo que usted desee. Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.