lunes, 30 de julio de 2018

Cuando los sueños unen (making of de la verdadera ruta funeraria de José Martí)


Donde comienza la verdadera Ruta Funeraria.

Por Arnoldo Fernández Verdecia. caracoldeaguaoriente@gmail.com 

Cuando los sueños unen,  no importan las diferencias. Qué malo fuera si estuviéramos de acuerdo en todo. Con esa energía a cuestas nos fuimos un día  a salvar la memoria de uno de los trayectos más olvidados de la Historia de Cuba, “la verdadera Ruta funeraria de Martí Apóstol”, esa que inicia en Dos Ríos y pasa por el Jobo de Martí, Remanganaguas, Los Pasos, el Anoncillo Macho de Juan Varón, y la guásima y la palma real de la Aduana, saliendo por Tamarindo.

Contramaestre tiene muchos kilómetros de la Ruta Martiana y es un honor visibilizarla, sin esos afeites ideológicos que  muchas veces niegan el valor de la historia. Desde Dos Ríos hasta la Aduana somos dueños de un patrimonio de un valor histórico enorme.

Para filmar esa verdad, en los predios de Contramaestre, mucha gente colaboró, desde las autoridades del gobierno, el Partido, hasta las personas que cuidan celosamente el pasado que los une a lugares vinculados con el recorrido del Martí cadáver. Hubo que tomar muchas tazas de café, cenar espléndidos almuerzos, incluso algunos tragos de ron, pero fue tanta la solidaridad de las familias con mi colega Roque y conmigo, que uno cree todavía que el alma cubana, como diría Martí, está en los campos.

Fuimos, sobre todas las cosas, muy humildes; nunca llegamos a una casa con la verdad en la mano, supimos negociar historias y la gente nos vio como cercanos; por eso nada quedó escondido, mucha historia con dolor asomó en cada relato de los octogenarios y los que andan ya cerca de los cien.
 
Nunca en nuestras vidas habíamos visto el Anoncillo de Juan Varón, creo que la mayoría de los once millones de la isla tampoco;  saberlo regio ante los huracanes, la lluvia, el tiempo, nos hizo respetarlo más; aunque tememos a las  manos inescrupulosas, ignorantes, que un día puedan tomar un hacha y derribarlo, porque nada dice que bajo esa sombra descansó el cadáver de José Martí el 25 de mayo de 1895.

En el Jobo quieren tumbar el nuevo árbol porque está enfermo, sembrar otro, así hicieron con el histórico, alguien decretó su muerte, porque una plaga comía su tronco; sin embargo hoy retoña y parece que a muy pocos importa ese nuevo despertar. Quizás un día retornemos y ya no estén las ramas que en el centenario de la caída en combate de José Martí fueron sembradas allí.
 
La Aduana duele recorrerla. Ya no tiene la palma y una pobrecilla guásima  intenta vivir en medio del sol, la falta de agua y el polvo terrible que cae sobre ella. El espíritu de Martí únicamente perdura en los más viejos que ya casi dejan lo terrenal.

Qué bueno saber el valor sentimental e histórico de nuestra serie “Remanganaguas: la verdadera Ruta funeraria de José Martí”, porque visibiliza a los cubanos, al mundo, esos lugares que el hombre de a pie no recorre por ignorancia y el ilustrado no visita, porque no tiene los medios de hacerlo.

En septiembre de 2018 Contramaestre recibirá en sus predios a los martianos de toda la provincia Santiago de Cuba. Como parte del encuentro los participantes podrán ver algunos capítulos de la serie “Remanganaguas: la verdadera Ruta funeraria de José Martí”, inspirada en el libro “José Martí, el Apóstol de Remanganaguas”, de los autores Antonio Isaac Hechavarría y Arnoldo Fernández, que gracias a los recursos personales y la pasión de dos periodistas, compañeros de labores en Radio Grito de Baire, se convirtió en documento histórico, pieza valiosa de una memoria que ya nadie podrá olvidar.
Vuelvo a mi pensamiento inicial, “cuando los sueños unen”, bienvenido todo lo que ayude a fundar en medio de la transparencia, la investigación seria, sin falsos protagonismos, ni egolatrías enfermas. Martí tuvo muchos enemigos en vida, gente que no lo quiso bien, esa es la verdad. Ningún hombre es tan perfecto como el sol, los agradecidos ven la luz de su obra; los otros se detienen en las manchas. Con Martí a cuestas seguimos por los caminos de Cuba, tras esas historias escondidas que las nuevas generaciones deben conocer. Agradecemos a todos los que generosamente colaboraron para que “Remanaganaguas: la verdadera Ruta funeraria de José Martí", fuera posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El peor comentario es el que no se dice, así que Caracol de Agua lo invita a opinar sobre todos los temas aquí discutidos, siempre con respeto al otro diferente.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Aviso a los lectores de Caracol de agua

Este blog admite juicios diferentes, discrepancias, pero no insultos y ofensas personales. Revise su comentario antes de ponerlo y debatiremos eternamente sobre lo que usted desee. Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.